• 23 septiembre 2014

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Azerbaiyán es un país que está haciendo un esfuerzo legislativo marítimo bastante grande”

    Entrevista a Fernando Collado, Consejero Residente del proyecto ‘Mejora de la seguridad marítima y protección del medio ambiente marino’ que lidera la FIIAPP en Azerbaiyán.

    imagen_blog

    Azerbaiyán, que cada año controla 9.500 barcos y gestiona 35 millones de toneladas de tráfico marino, se encuentra en pleno apogeo de la renovación de su sistema legislativo marítimo. Este país ya ha firmado 26 tratados de los 64 establecidos por la Organización Marítima Internacional, pero eso no significa que su legislación esté funcionando bajo el marco internacional. Hay un paso intermedio entre esta declaración de intenciones y su puesta en marcha: la adaptación del sistema legislativo que heredó de la antigua Unión Soviética. La Comisión Europea (CE) se ha sumado a este objetivo de Azerbaiyán con la financiación de un proyecto gestionado por la FIIAPP que pretende mejorar la seguridad marítima y proteger el medio ambiente marino del país. Hablamos con el experto de la FIIAPP enviado a terreno para coordinar el proyecto, Fernando Collado. Nos sumerge en las costas azerís para comprender este trabajo.

    ¿Cuál es la necesidad de Azerbaiyán para desarrollar este proyecto?

    El reto es aumentar el tráfico marítimo y  para ello hay que ajustar su legislación a esta normativa. Aquí la Administración marítima es muy joven (2006), pero a pesar de ello tiene firmados 26 convenios de la Organización Marítima Internacional (OMI), del orden de Brasil y Argentina, y ya que estamos hablando del marco europeo, tiene más que la propia Austria. Azerbaiyán es un país que está haciendo un esfuerzo legislativo marítimo bastante grande. Nosotros estamos aquí para ayudarles a desarrollar toda esa legislación que necesitan para que todos esos convenios que han firmado se reflejen en una legislación propia nacional con herramientas para poder controlar emisiones y vertidos o para poder sancionar, por ejemplo. La Unión Europea descubrió con los proyectos para la entrada de Polonia, Hungría, etc, en la UE, que los hermanamientos, estos ‘twinning’, eran una herramienta muy buena para colaborar sobre todo a nivel legislativo. Lo que se hace con este proyecto es enmendar la legislación existente y sacar una nueva con los criterios del marco legal de la Unión Europea.

    ¿Tiene también carácter preventivo para la población?

    Sí. En lo que sería el Boletín Oficial del Estado de aquí ya tenemos publicada la Ley de Puertos, aprobada el pasado mes de junio, y en lo que respecta a Marina Mercante (tráfico marítimo) lo tenemos preparado y estamos sacando lo que sería en España Reales Decretos, Reglamentos, Órdenes Ministeriales… Aunque mientras esto no esté publicado en su BOE, ellos no disponen de una herramienta potente para poder controlar vertidos, emisiones contaminantes, comportamientos inadecuados… Además, si luego no se hace otra cosa, se quedará algo cojo. Es decir, vamos a tener toda la legislación para poder hacer, pero no va a haber una parte administrativa penalizadora. Vamos a tener las herramientas para obligar a la gente a que haga las cosas de un determinado modo, pero luego, al que no lo haga no tienes manera de penalizarlo. En el momento en que exista esta legislación, esto se va a traducir en que el que contamine va a pagar y será sancionado y esto se reflejará en la limpieza de las playas y de las aguas. Hay que tener en cuenta que las estaciones y el tráfico de petróleo son absolutamente compatibles con el disfrute de las costas por parte de la ciudadanía.

    ¿Cómo están las aguas en Azerbaiyán?

    Hay zonas que curiosamente están muy limpias a pesar de encontrarse en puertos que se dedican exclusivamente al tráfico de crudo, pero otras zonas que no, en las que se ve perfectamente la contaminación. No existe una garantía total de que todas las playas a las que quieras ir estén completamente limpias.

    ¿Qué ha supuesto esta Ley de Puertos?

    Hay que tener en cuenta que aquí la Legislación que había era la de la antigua Unión Soviética. Cuando este país pasa a ser un país autónomo, independiente, aquello queda un poco a retazos. Tenían un código marítimo, pero éste no reflejaba todas las posibles situaciones de un tráfico mundial, moderno y realizado con toda la comunidad internacional. Por eso, a partir del año 2006, cuando se crea esta Administración Marítima, empezaron a contratar todos estos convenios de la OMI y a adquirir el compromiso de poner el país en primera línea a nivel legislativo.

    Azerbaiyán es un gran exportador de crudo, ¿esto también influye en su interés por incrementar su tráfico marítimo?

    Sí, el puerto que están construyendo ahora, del tamaño del puerto de Barcelona, puede convertirse en un puerto importantísimo en esta zona. El que hay ahora, como el de Gijón, es muy antiguo. Esta iniciativa demuestra el interés de Azerbaiyán por modernizarse y hacer las cosas dentro del marco internacional.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.