• 28 febrero 2014

    |

    Categoría : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    Costa Rica humaniza los impuestos

    Qué es un impuesto, para qué sirve y adónde se dirige. Principales cuestiones que aborda el proyecto “Fortalecimiento de los programas de educación fiscal en América Latina" impulsado por EUROsociAL y coordinado por la FIIAPP para hacer comprensibles los impuestos y su gestión. Costa Rica es uno de los países latinoamericanos que se ha sumado a la iniciativa.

    El día que Silvia Tomic decidió emprender su negocio se dio cuenta de que tenía que llevar a cabo un proceso administrativo largo y costoso que, además, no conocía con exactitud. Esta emprendedora, periodista de formación, vio en el Núcleo de Apoyo Contable y Fiscal (NAF) de la Universidad de Costa Rica una oportunidad para resolver sus dudas. “Me pareció muy interesante que la universidad estuviera ofreciendo este servicio a pequeñas empresas o a personas individuales que ejercen alguna labor y que muchas veces no conocen cómo llevar adelante un negocio”, explica. Después de conocer el servicio en primera persona, Silvia lo ha utilizado para gestionar su pequeña empresa inmobiliaria.

    Desconocimiento, desconfianza y conductas defraudadoras. Según el Latinobarómetro de 2011, entre los ciudadanos costarricenses existe la percepción de que tan sólo la mitad de la población estaría pagando debidamente sus impuestos. Esto se debe a la existencia de una baja conciencia cívica en lo que respecta a pago de tributos que a su vez se traduce en un elevado fraude fiscal y en la aceptación social del impago de impuestos. En este marco nace la idea de desarrollar un proyecto de educación fiscal para impulsar una ciudadanía activa, solidaria y participativa y consciente de la importancia del sentido social de los impuestos y el plus que aportan al bienestar colectivo. Este proyecto es el que lleva a cabo EUROsociAL.

    “Mi principal motivación es poder aprender como profesional para mi futuro y brindar ayuda a gente que no tenga un buen concepto de lo que se hace con nuestros impuestos”, cuenta Ignacio Santillán, estudiante de cuarto curso de Administración de Empresas en la Universidad de Costa Rica y voluntario del NAF de este centro. Los Núcleos de Apoyo Contable y Fiscal funcionan desde noviembre de 2013 y son una de las herramientas de este proyecto que brindan, de manera gratuita, asesoramiento fiscal a contribuyentes con bajos recursos y a empresas familiares, en su mayoría de producción local. El motor de los NAF son estudiantes como Ignacio que prestan su servicio bajo el concepto “trabajo comunitario”.

    Otras herramientas

    Además de los NAF, este proyecto cuenta con otras herramientas para concienciar a los niños y jóvenes del pago y cumplimientos de los impuestos. Para los más pequeños se dispone de un espacio de juegos de educación fiscal llamado “Tributo a mi país” y, también desde noviembre de 2013, los videojuegos “Memotest de bienes públicos y privados” y “Somos Equipo”, que hacen de los recursos tributarios del Estado algo divertido. Los que son algo más mayores cuentan con profesores formados en esta materia gracias a la guía para docentes de secundaria.

    El año pasado, Costa Rica declaró la Educación Fiscal como política de interés público nacional y se incluyó en los planes escolares de estudio. En 2014, con el apoyo de EUROsociAL se prevé extender los NAF a otras universidades del país y fortalecer los sistemas de educación tanto en primaria como en secundaria y universidades. En definitiva, un proyecto apto para todos los públicos con el que los impuestos se convierten en una cosa de niños.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.