• 21 noviembre 2014

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    ”El Proceso de Rabat abrió una nueva etapa en la comprensión del fenómeno migratorio”

    El próximo jueves 27 de noviembre tendrá lugar en Roma una conferencia de alto nivel entre ministros africanos y europeos bajo el marco de “El Proceso de Rabat”, un diálogo de migración y desarrollo internacional que cuenta con el apoyo de la FIIAPP para su desarrollo. Lorena Andrés, coordinadora de este proyecto en la FIIAPP nos habla sobre pasado, presente y futuro de este diálogo.

    imagen_blog

    En 2006, un total de 57 países europeos y africanos iniciaron “El proceso de Rabat” para afrontar los desafíos que supone la migración y también las oportunidades de desarrollo que genera. ¿Por qué estos países deciden formar parte de “El proceso de Rabat”?

    La aprobación de la primera Declaración del Proceso Rabat en 2006 reconoce que las rutas migratorias euroafricanas y en especial la ruta de África del Oeste constituyen un fenómeno complejo que requiere de la colaboración estrecha de todos los Estados involucrados. Además, ponía el énfasis en la búsqueda de fórmulas que potencien los efectos positivos que la migración puede tener en el desarrollo de los países africanos. De esta forma, el Proceso de Rabat abrió una nueva etapa en la comprensión del fenómeno migratorio y proporcionó un enfoque novedoso e integral para su gestión adecuada y de colaboración entre los países de África Occidental, Central y los países del Magreb con los países europeos, es decir, entre países de origen, tránsito y destino migratorio.

    La FIIAPP apoya este diálogo, ¿En qué se traduce ese apoyo?

    El objetivo es facilitar el debate y la implementación de la tercera fase del Diálogo Euroafricano sobre Migración y Desarrollo (Proceso de Rabat), proporcionando a los socios un marco abierto de consultas, coordinación y cooperación, fortaleciendo las capacidades institucionales y permitiendo la participación en un diálogo constructivo sobre asuntos migratorios.
    Desde 2008 la Comisión Europea apoya al Proceso de Rabat a través de la ejecución de los proyectos de “Apoyo” al Proceso político. El primero de 2008- enero de 2011 contó con la co-financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Desde 2008, la FIIAPP forma parte de los proyectos de Apoyo para facilitar el Diálogo. Actualmente estamos en la tercera fase del proceso apoyando la implementación de la Estrategia de Dakar.

    Este mes se celebra una Conferencia Ministerial en Roma bajo el marco del proceso, ¿Cuál es el objetivo de esta Conferencia?

    La Conferencia Ministerial pretende aprobar la declaración política y su anexo, el programa de cooperación de Roma para los años 2015-2017.

    No es la primera…

    Desde el año 2006, se han aprobado y puesto en práctica tres declaraciones políticas con sus respectivos programas o planes de acción: Rabat en 2006, Paris en 2008 y Dakar en 2011. A lo largo de estos años, el debate político se ha centrado en incluir medidas orientadas a luchar contra la migración irregular y de aprovechar, en cooperación con terceros países, los beneficios de la migración legal. También se ha querido potenciar las sinergias entre migración y desarrollo potenciando el rol de la diáspora entre otras acciones.

    ¿Cuál serán los objetivos de la declaración de Roma?

    La declaración de Roma, enfatiza, entre otras cosas, la necesidad de adaptación a nuevos cambios y contextos como es el caso de la cooperación Sur-Sur a nivel regional. Asimismo, destaca el papel central que juegan actores como las autoridades locales (ej. Municipios), la diáspora, la sociedad civil y el sector académico en el desarrollo de conocimiento sobre asuntos migratorios. También se apunta la necesidad de incrementar su cooperación y colaboración con las autoridades tanto a nivel nacional y regional.

    Hasta el momento, “El proceso de Rabat” ha trabajado sobre el marco político de los países emisores y receptores de migrantes. ¿Esta nueva fase trabajará en aspectos más concretos?

    Efectivamente, esta nueva fase del Proceso de Rabat persigue llevar la dimensión política a lo concreto y terrenal a través de su operacionalización. Esto se quiere realizar a través del fortalecimiento de diferentes prioridades temáticas.

    Un ejemplo de las principales prioridades que quieren atajarse durante esta
    fase del Proceso son:

    – Fortalecer el nexo migración – desarrollo para contribuir al desarrollo sostenible en países de origen y destino. En este sentido se quiere involucrar en mayor medida a las organizaciones de la diáspora así como aumentar el efecto positivo de las remesas respetando su naturaleza privada.

    – La prevención y la lucha contra la migración irregular, y en concreto, respecto al tráfico de personas y la trata de seres humanos. En este contexto, se quiere fortalecer la cooperación en la gestión de fronteras y en las políticas de retorno.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.