• 07 marzo 2016

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “El sistema español de donación y trasplantes ha demostrado ser el mejor sistema del mundo”

    Entrevistamos a Jaume Tort. El Director de la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT) trabaja junto a la Agencia de Biomedicina francesa en dos proyectos, gestionados por la FIIAPP y financiados por la Unión Europea, que tienen el objetivo de fortalecer el sistema de donación y trasplantes en Croacia y Moldavia.

    imagen_blog

    Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, España es líder mundial en trasplantes de órganos y tejidos desde hace 24 años. En nuestro país, en el 2015, se realizaron 13 trasplantes diarios, lo que supone más de 1 trasplante cada 2 horas. Estas cifras convierten al sistema de donación y trasplante español en un referente mundial. 

    Gran culpa de este éxito la tiene la Organización Catalana de Trasplantes (OCATT). Organización creada en 1984 y pionera en la creación de un sistema de extracción, distribución y trasplante de órganos y tejidos que se basa en la coordinación hospitalaria y se ha exportado a otros países del mundo.

    La OCATT trabaja actualmente en dos proyectos de cooperación pública, financiados por la Comisión Europea y gestionados por la FIIAPP, que tienen como objetivo establecer un sistema de trasplantes en Croacia y Moldavia similar al de la Unión Europea.

    Con motivo de la organización de un monográfico formativo en nuestra sede en Madrid sobre el sistema de trasplantes español, el Director de la OCATT, Jaume Tort, nos responde a varias preguntas sobre el proyecto en el que ha trabajado en Moldavia desde 2013. Un país con fuertes creencias católicas.

    ¿Cuáles son las fortalezas del modelo español?

    Es un sistema de donación basado en la coordinación hospitalaria que ha demostrado ser, con el paso de los años, el mejor sistema del mundo y esto te permite extenderlo con garantías a otros países, porque sabes y tienes la experiencia de que funciona.

    Hay alumnos -países aventajados, como Croacia, que actualmente está casi al nivel de España y es una copia, en el mejor sentido, del modelo español, e Iberoamérica, está también subiendo su número de donaciones muy rápidamente, aplicando también el modelo español. Como es aceptado y reconocido que somos la referencia, hace todo más fácil, porque tienes donde apoyarte para trabajar con seguridad.

    Durante el desarrollo del proyecto se han realizado cursos de formación a profesionales moldavos, tanto en Moldavia como en España y Francia. ¿Cuáles han sido los mayores retos y dificultades del proyecto en Moldavia?

     Las dificultades están en el entorno, es un país pobre. Junto con Albania, es el más pobre de Europa y esto quiere decir que en el entorno sanitario los hospitales no tienen las condiciones mínimas razonables para poder trabajar en donación y trasplante. Quizá en cosas más básicas sí, pero a este nivel, que requiere unidades de cuidados intensivos, todavía hay mucho trabajo.

    Otro tema de fondo es el perfil cultural y social de los profesionales, muy conservadores e individualistas. El trabajo en equipo es un tema que hay que promover y trabajar en el país.

    En definitiva, es un entorno complejo. Además, con un añadido en el campo de la donación, porque vienen de una historia de tráfico de órganos y, por lo tanto, la visión de la sociedad respecto a trasplante de órganos es una visión negativa y es una visión que hay que intentar revertir. Esta situación hace el trabajo más difícil, pero a la vez más interesante.

    ¿Cómo ha sido la experiencia de liderar el proyecto en Moldavia?

     Muy interesante y atractiva pero compleja al mismo porque las culturas organizativas y administrativas de los gobiernos son distintas. Incluso la manera de trabajar del Ministerio es mucho más piramidal y muy administrativa. Además, los instrumentos de gestión son escasos, por lo cual el trabajo es un poco jerárquico y para estas cosas necesitas mucha flexibilidad e impulso, y estas estructuras no lo ponen fácil.

    Hay que picar piedra, en el buen sentido, ir hablando con la gente y que vean nuestras experiencias. Traer a cuanta más gente de allí sea posible a nuestro país, o a Francia, que ha sido el país colíder del proyecto. Esa experiencia ha sido muy positiva, porque los profesionales moldavos han podido venir y han visto otro entorno de trabajo. Si tienen la oportunidad de vivir lo que se hace en un país objetivamente mejor aprenden mucho más rápido.

    ¿Cómo ha sido la experiencia de coordinar el proyecto con Francia?

    Con ellos la experiencia ha sido fantástica, sin ningún problema, perfecta. Coordinar con la gente de la Agencia de Biomedicina francesa ha sido perfecto. Tienen profesionales magníficos y un equipo fantástico. Por ejemplo, si en algún momento un profesional que venía de Francia no podía venir se sustituía por un español y viceversa.

    ¿Cómo cree que va a ser el trabajo de los profesionales moldavos de trasmitir lo aprendido en el proyecto a la sociedad y al resto de los profesionales?

     Esto va a costar más, y va a estar en manos del equipo de la Agencia de Trasplantes de Moldavia. Los coordinadores van a hacer el trabajo de sensibilización interno del hospital, ya que son las personas que están entrenadas y motivadas para ello, y ven claro todo el tema de los trasplantes.  Ellos van a ayudar al país, dentro de su entorno. A nivel de la sociedad también se va a encargar de ello la Agencia de Trasplantes de Moldavia.

    Ahora que termina el proyecto, ¿Podría contarnos cuál es la situación actual del sistema de trasplantes en Moldavia de cara al futuro?

    En el ámbito de donación y trasplantes están en condiciones de hacer trasplantes de riñón con cierta normalidad y trasplante hepático. Con precaución ya hacen algunos.

    Necesitan cierto tiempo de rodaje del proceso de donación que existe. Tienen algunos donantes, pero aún hay que ir insistiendo, y todavía hay que cuidar a estas personas que lideran el tema de donantes en los hospitales.

    Aunque ya hacen trasplantes, están en la fase inicial. Estoy seguro de que el tiempo y la voluntad de los profesionales, les van a llevar a un buen resultado, pero aún estamos en el inicio.

     

     

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.