• 04 julio 2014

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “En lo que respecta a los riesgos NRBQ, la primera palabra es prevención”

    Entrevista a Joaquín Baumela, director de la empresa de ingeniería IBATECH y experto en tres proyectos de cooperación que la FIIAPP está implementando a nivel internacional en materia NRBQ.

    imagen_blog

    Joaquín Baumela hace repaso de las principales amenazas Nucleares, Radiológicos, Biológicos y Químicos (NRBQ), las fórmulas para contrarrestarlas y la colaboración que ofrece España a otros países para prepararse ante un evento de estas características.

    Trabaja con la FIIAPP en tres proyectos de cooperación internacional en materia de NRBQ.  ¿Cómo califica esta experiencia?

    Es una experiencia novedosa. El NRBQ no ha sido objetivo de cooperación internacional hasta la iniciativa de los centros de excelencia de la Unión Europea. Existía algo a nivel de OTAN, de ejércitos, pero nunca en el plano de la colaboración. Para la FIIAPP es un nicho de excelencia y de mercado ya que, sin contar con los países más desarrollados, el resto va a demandar alguna cooperación en ese sentido.

    De los países con los que la FIIAPP colabora, ¿cuáles están mejor preparados?

    El abanico de países es tan amplio que hay de todo. Países que tienen ya cierto nivel de desarrollo industrial y que necesitan una mejora, y otros que no conocen ni el significado de las siglas y con los que hay que empezar a partir del cero más absoluto. En ese sentido, la UE está apostando en un sentido positivo. No lo está enfocando como un tema solo de seguridad, sino también de residuos, de hospitales, de enfoque legal. La aproximación que se está haciendo es polivalente dentro de las características de cada país.

    ¿E Iberoamérica?

    Es el mercado más afín teóricamente. Allí hay sensibilidad. Brasil, por ejemplo, ha desarrollado un plan de protección a raíz del campeonato de fútbol y las Olimpiadas en el que ha incluido los riesgos NRBQ. También hay gente que está pidiendo formación. Lo que pasa es que hay países pequeños con pocos recursos.

    ¿Cómo se actúa frente ante una amenaza NRBQ?

    En lo que respecta a los riesgos NRBQ, la primera palabra es prevención y la segunda equipamiento. Pero el mayor esfuerzo e inversión hay que dedicarlo a la prevención.

    ¿Cómo se realiza esa prevención?

    Por ejemplo con controles de exportación, pero no sólo en lo que se refiere a los agentes químicos, nucleares; etc, sino también a todos aquellos elementos que puedan ser un indicio de que alguien puede estar utilizándolos. ¿Qué motivo tiene tal persona o tal país para adquirir filtros de protección, por ejemplo? No lo sabemos. Por ello no se puede exportar un filtro químico o nuclear sin saber antes el destinatario, para qué lo va a utilizar, y tener un control de todo el proceso. Tenemos conocimiento teórico y experiencia previa. Ha habido controles en exportación de maquinaria que era necesaria para la fabricación de misiles, controles sobre el tema de las centrifugadoras de Irak y ha habido una serie de acontecimientos históricos que han puesto de manifiesto que éstos son efectivos.

    Producido el incidente, ¿cuáles son los principales pasos a dar para paliar sus efectos?

    Existen protocolos de actuación para minimizar los efectos y las consecuencias, no para que no existan consecuencias. Por ejemplo, en el ataque de Tokio pudo haber 30 personas contaminadas en el vagón de tren, pero en todo el transporte y en los hospitales hasta 5.000. Por ello, cuando se produce un suceso lo importante es acotarlo lo máximo posible para evitar que se extienda.

    En todo este escenario, la investigación es un apoyo para la prevención y detección de estos eventos

    Efectivamente, y por ello las investigaciones tecnológicas son objeto de inversiones muy fuertes. La Unión Europea por medio de los programas de I+D presta atención y gasta centenas de millones de euros en investigación de todo este campo, desde la detección hasta la gestión de crisis. El monto para los centros de excelencia NRBQ es de 46 millones de euros al año durante los próximos siete años. Pero esto es una parte pequeña. Podríamos estar hablando de 300 o 400 millones de euros en proyectos.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.