• 03 junio 2015

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “He visto unos 10 trasplantes y estoy impresionado”

    A través de un proyecto de cooperación el Doctor Galescu, urólogo moldavo, ha tenido la oportunidad de convivir con un equipo médico de trasplantes en Barcelona.

    imagen_blog
    El Dr. Galescu, tercero por la izquierda, junto con el equipo de la clínica Puigvert, en Barcelona

    Andrei Galescu es urólogo en el Hospital Clínico Republicano de Chisinau, Moldavia. A través del proyecto “Fortalecimiento de la Agencia de Trasplantes de la República de Moldavia” financiado por la Comisión Europea y gestionado por la FIIAPP, junto con expertos de la OCATT (Organización Catalana de Trasplantes), ha tenido la oportunidad de estar durante un mes en Barcelona, en la Clínica Puigvert, haciendo unas prácticas en el campo de los trasplantes de vivo, opción terapéutica para aquellos pacientes que sufren una enfermedad renal terminal.

    A continuación nos cuenta algunas de las diferencias que hay entre España y Moldavia y cuál ha sido su experiencia durante este mes.

     

    ¿Podría contarnos cuál es la situación actual del sistema de trasplantes en Moldavia?

    El sistema de trasplantes moldavo tiene una gran experiencia desde 1982, pero en este momento estamos en una etapa de relanzamiento de la cirugía de trasplantes. Además, con un retraso de 12 años en nuestro país, han sido renovados los trasplantes de donante cadáver.

     

    ¿En qué ha consistido su estancia en Barcelona?

    El objetivo de mi visita aquí han sido unas prácticas en el campo de los trasplantes de vivo. Pero durante mi estancia en la Clínica Puigvert, he tenido muchas oportunidades de aprender y no sólo sobre trasplantes. He tenido la oportunidad de visitar otros departamentos, como el departamento de litiasis, el de oncología, nefrología y otros.

    Durante este mes ha tenido ocasión de estar en quirófano y asistir a trasplantes ¿Cuál ha sido su experiencia?

    Durante este mes he visto unos 10 trasplantes y estoy impresionado, tanto por los procedimientos técnicos utilizados como por cómo se han realizado esos trasplantes. Me preguntaba cómo está todo organizado, me refiero a que todo funciona perfectamente, como un reloj suizo (sonríe).

    Este tipo de trasplantes ¿Son los más necesarios en Moldavia?

    Definitivamente, sí, pero también hemos incrementado el número de trasplantes de donantes cadáver.

    Además de haber estado en quirófano, ha podido evaluar junto al equipo médico de la clínica Puigvert a pacientes susceptibles de recibir un trasplante, ¿Qué diferencia hay con Moldavia en esta evaluación?

    Hasta donde yo sé, la Agencia de Trasplantes de Moldavia está trabajando ahora en la elaboración de un protocolo de trasplantes y unas directrices adaptadas a nuestro país. Creo que la mayoría de esas condiciones serán las mismas que en España.

    ¿Cuál es la mayor diferencia que ha podido ver entre el sistema de trasplantes español y el moldavo?

     El equipo técnico, los instrumentos y definitivamente el material financiado por el gobierno en esta materia.

    ¿Cree que con la ayuda de este proyecto de cooperación financiado por la Comisión Europea, Moldavia mejorará su sistema de trasplantes?

    Definitivamente Sí. De hecho me gustaría aprovechar para expresar mi gratitud a este proyecto.

     Tras este mes de trabajo en España ¿Qué experiencia se lleva a Moldavia?

    He tenido posibilidad de aprender cosas nuevas. El personal de la clínica de Puigvert me ha mostrado un montón de consejos y trucos durante la cirugía, que sólo se pueden aprender con la práctica y no en los libros.

    Pero la principal lección que me llevo a casa es aprender mucho y trabajar duro.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.