• 17 marzo 2016

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La competencia permite que podamos elegir”

    La Comisión Nacional del Mercado y la Competencia vela para que los consumidores y usuarios tengamos un mercado competitivo y para que podamos elegir lo que más nos interesa consumir. Además, están trabajando para que en países como Túnez puedan contar también con estos beneficios. Juan Gradolph, Director de Internacional de la CNMC nos lo cuenta.

    imagen_blog
    Viajando con la comunidad enlhet de Campo Largo (Paraguay)

    ¿Cuáles son las áreas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia?

     Desde 2013, que fue cuando se creó la comisión, como resultado de un proceso de concentración o de unión de varios organismos anteriores, tenemos varias competencias, la primera la aplicación de la norma de defensa en todos los mercados de la economía, además tenemos competencias supervisoras y regulatorias en algunos sectores claves y estratégicos como son el de telecomunicaciones, audiovisual, energía y transporte y dentro de éste el aeroportuario, ferroviario y el sector postal.

     

    ¿Qué beneficios tiene para los ciudadanos el trabajo que hace la Comisión?

     La verdad es que nuestro trabajo puede parecer un poco abstracto o un poco lejano, pero al final, todos tenemos que pagar nuestra factura de la luz, del teléfono, todos de vez en cuando cogemos un avión o un tren o compramos algún producto en cualquier comercio.

     

    Y nuestro objetivo es que estás acciones diarias las podamos hacer en condiciones óptimas y que podamos elegir el mejor producto en relación calidad precio y para eso los mercados tienen que funcionar competitivamente. La competencia permite que podamos elegir, ya que cuando no hay competencia hay que conformarse con un “esto es lo que hay, y esto es lo que tienes que pagar, lo tomas o lo dejas”.

     

    ¿Hay es donde entra el trabajo de la comisión de informar y presionar?

     Hay diversas funciones. Hay funciones regulatorias que trata de crear las condiciones para que el resultado sea óptimo. Hay una función de supervisión, velamos porque las cosas vayan bien, hay una función de sanción cuando se incumplen obligaciones o cuando las empresas funcionan anticompetitivamente. El año pasado, por ejemplo, en temas de defensa de competencia hemos puesto unos 550 millones de euros de sanciones y hemos desmantelado unos 14 acuerdos anticompetitivos entre empresas para repartirse el mercado.

     

    Además, hay una labor muy importante de promover mejoras en la competencia a través de mejoras en la regulación, una labor consultiva con la que podemos elevar propuestas al gobierno para que si lo estima oportuno, adopte mejoras regulatorias.

     

    ¿Cómo mediáis en las resoluciones de conflictos entre empresas?

     Ahí decidimos, es una función arbitral. Cuando por ejemplo, un operador quiere acceder a la red de otro y tiene que negociar unas condiciones o un precio, se ponen dificultades entre ellos, que puede estar basadas en dificultades objetivas o no y el trabajo de la Comisión consiste en examinar esos casos y adoptar decisiones que son vinculantes para ambos operadores con el ánimo de que puedan trabajar en los mercados.

     

    ¿Por qué habéis incluido el área de audiovisual en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia?

     Se ha incluido desde el nacimiento de la Comisión pero antes ejercía directamente el Ministerio sobre ese tema, no había un organismo independiente, como nosotros, que velara por estás competencias en el sector audiovisual.

     

    ¿En qué puede ayudar la Comisión en un proyecto como el de Túnez? 

    Nosotros tenemos toda la experiencia de lo que es un regulador europeo y una autoridad de defensa de la competencia de primera línea. Y no sólo eso, creo que, como muchas instituciones españolas, tenemos una ventaja competitiva en la relación con los países mediterráneos, somos un puente natural entre Europa y el Mediterráneo y nuestra proximidad cultura nos facilita la labor frente a agencias de otros países.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.