• 12 julio 2013

    |

    Categoría : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    La gestión de las fronteras en Africa

    Para muchos, Cotonou es y seguirá siendo la ciudad donde se firmaron los últimos acuerdos comerciales entre la UE y el grupo de países ACP en 2000. Sin embargo, para la FIIAPP, y en particular para el Proyecto MME (Migración Movilidad y Empleo) habrá sido una nueva piedra en el edificio del Diálogo África-UE.

    En efecto, los pasados 4-5 de julio, en la capital económica de Benín, tuvo lugar la reunión sobre “Fomento de la movilidad de las personas y los bienes en frontera”.Qué mejor ciudad que Cotonou para hablar de libre circulación de personas y bienes, el guiño a las relaciones euro africanas es obvio, pero también es de destacar el rol de puerto comercial de referencia en África occidental y en particular en la zona del Golfo de Guinea.

    Durante estos dos días, con la ayuda del Ministerio del Interior de Benín, y en particular de su Secretario Permanente el Sr. Marcel Baglo y la presencia de la Jefe de delegación de la UE, la FIIAPP y sus socios de ICMPD y UN-IDEP, tuvimos la oportunidad de reunir de nuevo funcionarios, representantes de países africanos y europeos así como representantes de organismos internacionales regionales africanos, en un foro de diálogo. Entre los expertos invitados por parte de la UE, podemos destacar los expertos enviados por el Ministerio de Interior de España o de Francia, pero también el representante de la Agencia europea FRONTEX. Por parte de los africanos, podemos destacar la presencia de expertos procedentes del espacio CEDEAO, del TradeMark Southern Africa o de Kenya entre otros.

    A lo largo de esa reunión, las distintas partes pudieron compartir sus experiencias así como su opiniones sobre las problemáticas concretas inherentes a la facilitación del movimiento de las personas y de los bienes y lo que ello implica para una gestión eficaz y controlada de esos flujos. La verdadera libertad solo se consigue si es amparada por un sistema que pueda asegurarla a todos, tanto personas como Estados. No puede haber paradigma de libertad sin seguridad jurídica y física. Por ello, la gestión integrada de fronteras, es decir aquella que favorece y agiliza los procedimientos para una mayor movilidad de personas y bienes, debe ser uno de los elementos centrales que las administraciones implicadas deben considerar a la hora de desarrollar políticas fronterizas, tal como recogieron las recomendaciones resultantes de los debates de la reunión.

    A su vez, y tocando un tema tan sensible y relevante como es la gestión de fronteras para el fomento de mayor movilidad, el Proyecto MME, una vez más, logró mantener ese espíritu de colaboración y cooperación abierta que surge de la propia génesis de la Asociación África-UE sobre Migraciones, Movilidad y Empleo (MME). Esta reunión en Cotonou habrá marcado la renovación de los intereses mutuos y legítimos de la UE y de la UA y de sus distintos Estados miembros y organizaciones regionales, en la necesidad de anclar las políticas fronterizas en conceptos compartidos por todos. Estos conceptos deben permitir fortalecer el funcionamiento del Estado y a la vez favorecer mayores cuotas de libertad a la actividad de sus ciudadanos.

    Javier Vega Barral
    Técnico de Proyecto. Programa de Migración y Desarrollo

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.