• 19 julio 2013

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    La sociedad demanda respuestas más rápidas. Un ejemplo es Brasil

    Bruno Moro, Director del Fondo para el Logro de los ODM

    El Informe 2013 sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio evidencia que a pesar de que se han alcanzado ya varios de los Objetivos, queda mucho por hacer. El trabajo no ha acabado y estos días nos preguntamos ¿cómo pueden afectar los altercados de Brasil en la construcción de la agenda post-2015? ¿Hay que reflexionar, está pasando algo?

    Sí, hay que reflexionar.  Obviamente es un ejemplo de una sociedad que quiere más impacto real e inmediato  en su vida. Las políticas públicas y los programas de los organismos internacionales a veces son muy lentos y esto genera cansancio en la calle. Tal vez tengamos que ser más ambiciosos en la agenda y haya que pensar en das respuestas más rápidas a la gente.

    La crisis económica también está cambiando la política al desarrollo. ¿Es la Gobernanza el futuro de la cooperación? ¿Compartir conocimientos es más barato?

    El conocimiento tiene un valor muy importante. A veces no lo tenemos monetizado pero hay empresas que sólo del conocimiento se vuelven ricas.
    Es fundamental. El ciudadano tiene derecho a no ser pobre, por supuesto no quiere decir que el Estado sea pobre, pero el Estado tiene que facilitar y la forma de facilitar es dar una educación adecuada, dar una salud adecuada, etc…

    ¿Qué Objetivos tienen que potenciarse en los próximos años?

    Hemos recorrido un gran camino, los cambios son muy positivos pero no podemos estar totalmente satisfechos. Hay que tener en cuenta en el futuro el problema del cambio climático porque puede devolver a millones de personas a la pobreza. El enfoque de género también es importante. La mujer tiene que tener su espacio y a los niños hay que prestarles atención porque muchos de ellos mueren poco después de nacer. Son temas sobre los que hay que reflexionar.

    Para leer el informe pincha aquí

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.