• 13 agosto 2014

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Los problemas de Jordania con las energías renovables son similares a los superados por España”

    Entrevista a David Poza, Consejero Residente del proyecto de electricidad y energías renovables que lidera la FIIAPP en Jordania y técnico del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)

    imagen_blog

    Jordania apenas cuenta con recursos naturales para satisfacer las necesidades energéticas de sus casi ocho millones de habitantes, industrias y negocios. Tanto es así que la energía que se produce depende en un 96 por ciento de importaciones, como de crudo y gas natural. El Gobierno jordano pretende acabar con esta situación mediante el fortalecimiento de su Compañía Nacional de Energía Eléctrica (NEPCO) y entre sus herramientas para conseguirlo cuenta con un proyecto financiado por la Unión Europea y gestionado por la FIIAPP. La persona de la Fundación que lo coordina en terreno, David Poza, explica en esta entrevista cuál es la situación de Jordania y su inmersión en las energías renovables.

    ¿Qué lleva a Jordania a solicitar este proyecto?

    En el marco general de los acuerdos entre la Unión Europea y Jordania, el sector energético es clave. La necesidad de Jordania de tener un sistema más eficiente en su red eléctrica, de reducir la dependencia del exterior e introducir energías renovables, lleva a Jordania a solicitar este proyecto a la Unión Europea.

    La energía que produce Jordania depende en un 96% de las importaciones de crudo, gas natural, electricidad… ¿Se reducirá este porcentaje con el desarrollo de este proyecto?

    El proyecto va a contribuir en la manera de gestionar su sistema de manera eficiente. El Gobierno jordano tiene un plan para los próximos dos años que consiste en la introducción de energías renovables y comprar gas licuado al mercado en Aqaba. Con esto, pretenden reducir el coste de la electricidad. Jordania tiene un problema muy similar a España: la factura de la luz no es todo lo que cuesta la electricidad. Al final, NEPCO (la compañía eléctrica para la que hacemos el proyecto y equivalente a la Red Eléctrica de España –REE-), paga lo que no paga el consumidor, aumentando su deuda. Y como es una empresa pública, está aumentando la deuda del país. Luego, con más vista a cinco-seis años, se seguirán introduciendo renovables y se optará por otro tipo de medidas que sigan reduciendo el coste de la electricidad, entre ellas se baraja, una central nuclear.

    Otro objetivo es mejorar la planificación estratégica, la gestión y la eficiencia de NEPCO… ¿cuáles son los puntos a fortalecer de este sistema?

    Tenemos que tener en mente que el sistema eléctrico de Jordania es pequeño si lo comparamos, por ejemplo, con el de España. La demanda pico que hay en España es de 45.000 megavatios y en Jordania es de 3.000. Es 15 veces más pequeño que el de España. Con la introducción de energías renovables y la mejora de su red van a necesitar apoyo y cambiar su modelo. Los puntos de su sistema a fortalecer son pasar de un sistema manual a automático, lo que implica introducir un nuevo software que les facilite el trabajo, y preparar a la gente de NEPCO para que sepa afrontar estos cambios.

    Y en eso consiste la formación que les estamos ofreciendo…

    El proyecto es un Twinning. Es compartir la experiencia que tiene España en estos temas con los técnicos jordanos. España comparte su experiencia con Jordania y al mismo tiempo los jordanos se hacen una idea de cómo resolver los problemas que ellos van a tener, pero indudablemente también hay actividades que son de formación y se enfocan en estos puntos anteriormente citados.

    Cuáles serán las energías renovables que mejor pueda desarrollar el país teniendo en cuenta que es un país con limitados recursos…

    En el caso de Jordania, tiene buenas actitudes para la energía solar, especialmente la fotovoltaica, y la energía eólica. Dentro de la solar no se descarta la termoeléctrica, pero no se adapta tan bien como la fotovoltaica por problemas con el agua o el gas.

    ¿Qué más aporta España al proyecto?

    Lo que aporta España es su experiencia y su saber hacer ya que es líder y pionera en la integración de energías renovables en la REE. Y España tiene similitudes con Jordania con respecto a su red eléctrica: las conexiones que tiene con otros países, se considera una isla energética… De alguna manera, los problemas de Jordania con las energías renovables son similares a los superados por España hace unos años. Entonces, España aporta la experiencia de cómo resolvimos problemas similares a los que tienen que resolver ellos ahora.

    En cuestión de beneficios, ¿cuál será el beneficio final para el país y sus ciudadanos?

    Tendrá repercusiones importantes. Jordania es un país que no tiene prácticamente recursos naturales. No es sólo cuestión de agua, alimentación o petróleo. Por ejemplo, el 20% del PIB del país se dedica a comprar lo que necesitan para producir la energía de fuera. Entonces, este proyecto va a contribuir a que tengan una independencia política mayor de los países de la región, reducirán el gasto energético y lo que se ahorren podrán invertirlo en otros ámbitos, como temas sociales y económicos. Al final, también está la reducción del coste de la electricidad. Las empresas podrán ser más competitivas e invertir más en el país; y los consumidores se ahorrarán dinero si el gobierno jordano decide reducir su factura.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.