• 07 octubre 2013

    |

    Categoría : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    Naciones Unidas ante el reto de incorporar las prioridades migratorias en la Agenda de desarrollo

    ¿Cómo podemos reconocer las habilidades y formación de los inmigrantes en pro del desarrollo de los países de origen y de destino?; Siendo las remesas un flujo de capital tan importante, ¿Por qué no se proponen sistemas para incentivar las inversiones en las comunidades de origen para aquellas personas que quieren invertir sus ahorros?

    Son preguntas a las que se buscará respuesta durante el Diálogo sobre Migración y Desarrollo en Nueva York. Es el momento para avanzar hacia un sistema que promueva la movilidad de las personas respetando sus derechos. ¿Cómo? definiendo las “reglas de juego” para que los flujos migratorios sean beneficiosos para todas las partes implicadas, un sistema garantista.

    Los retos a los que nos enfrentamos son muchos y afectan a nuestra vida cotidiana. Nos importa a todos. Tanto a los que llegan a Europa como a los europeos que salen a otros países. La globalización y la crisis puede convertirnos a todos en inmigrantes.En Nueva York,se están tratando temas básicos como que las personas puedan emigrar como opción, no por necesidad; que en los países de residencia se reconozca la formación y la titulación profesional del migrante y que se incentive la participación de las comunidades de migrantes en las actuaciones de desarrollo.

    ¿Cómo se van a integrar las prioridades migratorias en la agenda de desarrollo?Es evidente que las migraciones pueden tener repercusiones negativas en el desarrollo de los países; como sería el caso de la “huida” de los médicos jamaicanos hacia el Reino Unido; fenómeno conocido como la fuga de cerebros. Se trata pues de minimizar los aspectos negativos pero, sobre todo, de incrementar el impacto positivo de las migraciones. ¿Qué iniciativas han conseguido un impacto positivo? La experiencia del programa de Naciones Unidas sobre transferencia del conocimiento en África (programa TOKTEN); la migración circular, y como un ejemplo de esta el caso de los temporeros en el sector agrícola o facilitar el acceso a las prestaciones sociales adquiridas durante la etapa migratoria como el Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social.

    Si las dificultades son comunes, las soluciones sólo pueden ser conjuntas; ¿Cómo lo hacemos? Por ejemplo,estableciendo espacios de diálogo entre los países de origen y de destino implicados en los flujos migratorios. Existen algunas experiencias interesantes en la construcción  de alianzas sobre la temática migratoria. Así, la FIIAPP desde 2008, en colaboración con los ministerios competentes, acompañamos el “Proceso de Rabathttp://processusderabat.net/.Durante sus 33 encuentros con más de 350 delegados de la UE, el Magreb, África Occidental y Central y la Comisión Europea, se ha discutido sobre los sistemas de protección de los menores no acompañados en África, se han propuesto acciones que permitan la circularidad de los trabajadores en Europa, se ha acordado una agenda de cooperación para prevenir la inmigración irregular entre otras cuestiones. Es un ejercicio que ha conseguido definir una hoja de ruta concreta, con objetivos y acciones a llevar a cabo entre los países de origen, tránsito y destino de las migraciones. Retos de futuro: seguir avanzando en la construcción de una política migratoria concertada.

    Por otro lado, el Diálogo nos permite conocer las propuestas que los países de América Latina y el Caribe defenderán en Naciones Unidas. Países que están generando una fuerte atracción hacia sus mercados laborales. Esel casode Brasil, que está repensando su política migratoria teniendo en cuenta otros procesos y planteando una Política de Estado. Será interesante conocer su visión, su posición ¿Cómo afrontarán  el debate?

    Sara Bayés
    Jefe del Programa de Migración y Desarrollo de FIIAPP

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.