• 09 octubre 2014

    |

    Categoría : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    Respuestas sobre el ébola

    ¿Puedo contraer la enfermedad del Ébola de una persona infectada que no tenga fiebre o alguno de los síntomas? A ésta y a otras dudas sobre el virus y la enfermedad del Ébola da respuesta el epidemiólogo Chesco Nogareda y coordinador científico del Programa MediPIET para la formación de epidemiólogos en la región mediterránea que lidera la FIIAPP junto al Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III(CNE-ISCIII).

    imagen_blog

    El brote de la enfermedad del Ébola es el más grande de la historia y el primero en países de África Occidental. El actual brote está afectando a varios países de esta región (Liberia, Guinea Conakry y Sierra Leona). Por el modo en que se propaga el virus, no presenta un riesgo significativo para los países más alejados del continente africano ni para el resto del mundo.

    Hasta el 1 octubre, los casos y fallecimientos notificados son:

    – Guinea: 1.199 casos y 739 muertes;
    – Liberia: 3.834 casos y 2.069 muertes;
    – Sierra Leona: 2 437 casos y 623 muertes;
    – Nigeria: 20 casos y 8 muertes (último caso confirmado en Lagos el 5 de septiembre de 2014)
    – Senegal: 1 caso, no muertes. Caso confirmado el 28 Agosto 2014

    El 6 de octubre, las autoridades españolas notificaron un caso confirmado de Ébola en una profesional sanitaria que participó en el tratamiento de un español contagiado con Ébola en África y repatriado a España. La infección de esta auxiliar de enfermería representa el primer caso de transmisión de virus de Ébola en la Unión Europea.

    ¿Qué es la enfermedad del Ébola?
    Esta enfermedad mortal y muy poco frecuente es causada por la infección por una de las cepas del virus del Ébola (virus de Zaire, Sudán, Bundibugyo o del bosque Tai). Los virus del Ébola se encuentran en varios países africanos. El virus del Ébola se descubrió en 1976 cerca del río Ébola, en lo que hoy es la República Democrática del Congo. Desde entonces, se han presentado brotes esporádicos de la enfermedad del Ébola en varios países de África.

    ¿Cuáles son los signos y los síntomas de la enfermedad del Ébola?
    Los signos y síntomas de la enfermedad del Ébola incluyen fiebre (de más de 38.6 °C) y dolor de cabeza intenso, dolores musculares, vómitos, diarrea, dolor de estómago o sangrado o moretones sin causa aparente. Los síntomas pueden aparecer entre 2 y 21 días después de la exposición al virus del Ébola, pero es más común que ocurran entre los 8 y los 10 días.

    Cómo se propaga el virus del Ébola
    El virus se trasmite por el contacto directo (a través de la piel agrietada o abierta, o las membranas mucosas) con la sangre y los líquidos corporales (orina, heces, saliva, vómitos y semen) de una persona con la enfermedad del Ébola o a través de animales (caza), los monos, simios y murciélagos; o con objetos, como agujas, que hayan sido contaminados con el virus. El virus del Ébola no se transmite a través del aire o el agua, ni por lo general, a través de los alimentos; sin embargo, en África, el virus del Ébola se puede propagar al manipular la carne de animales salvajes (caza) y por el contacto con murciélagos infectados.
    No existe evidencia de que los mosquitos u otros insectos.

    ¿Quién corre más riesgo de contraer la enfermedad del Ébola?
    Los profesionales sanitarios que atienden a pacientes con la enfermedad del Ébola y los familiares y amigos de personas infectadas y que tengan contacto cercano con ellas por trasmisión a través de la sangre o los líquidos corporales de las personas enfermas.

    ¿Puedo contraer la enfermedad del Ébola de una persona infectada que no tenga fiebre o alguno de los síntomas?
    No. Las personas infectadas por el virus del Ébola no son contagiosas hasta que aparecen los síntomas.

    Si alguien sobrevive a la enfermedad del Ébola, ¿puede todavía propagar el virus?
    Una vez que alguien se recupera de la enfermedad del Ébola, ya no puede propagar el virus. Sin embargo, el virus del Ébola se puede encontrar en el semen hasta por 3 meses. Se recomienda a las personas que se recuperaron de la enfermedad del Ébola que se abstengan de tener relaciones sexuales o que usen preservativos en los 3 meses siguientes.

    ¿Cómo se trata la enfermedad del Ébola?
    No se ha comprobado que una vacuna o medicamento específico cure la enfermedad del Ébola. Los signos y síntomas de la enfermedad del Ébola se tratan a medida que aparecen. Las siguientes medidas básicas de intervención pueden aumentar la probabilidad de supervivencia si se usan desde un comienzo.

    – Proporcionar líquidos y electrolitos.
    – Mantener los niveles adecuados del oxígeno y la presión arterial.
    – Tratar otras infecciones que se presenten.

    Es importante detectar temprano la enfermedad del Ébola para proporcionar atención adecuada al paciente y para prevenir la propagación de la infección.

    ¿Cómo me protejo contra el virus del Ébola?
    Si usted se encuentra en un área afectada por un brote de la enfermedad del Ébola, o va a viajar a alguna, protéjase siguiendo las siguientes medidas:

    – Lávese las manos con frecuencia.
    – Evite el contacto con sangre y líquidos corporales de cualquier persona,
    en especial de las que estén enfermas.
    – No toque objetos que pueden haber estado en contacto con la sangre o
    los líquidos corporales de una persona infectada.
    – No toque el cuerpo de una persona que haya muerto por la enfermedad
    del Ébola.
    – No toque murciélagos ni primates no humanos ni su sangre o los líquidos
    corporales de ellos, y no toque ni coma carne cruda preparada proveniente
    de esos animales.
    – Evite ir a los hospitales donde reciben tratamiento pacientes con la
    enfermedad del Ébola.
    – Busque atención médica de inmediato si presenta los signos y síntomas
    de la enfermedad
    – Limite su contacto con otras personas hasta que pueda ver a un médico.
    No vaya ni viaje a ningún otro lugar que no sea un establecimiento de
    atención médica.

    La Organización Mundial de la Salud ha emitido un aviso para los viajeros que viajan o regresan de zonas afectadas. Más información aquí.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.