• 18 mayo 2017

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    Instituciones fuertes débiles

    Evaluación políticas públicas en América Latina.

    Hace tiempo tuve la ocasión de conversar con un oficial de investigación de la policía nacional de un país latinoamericano en una reunión a la que me invitaron en calidad de evaluador.

     

    Es mucho lo que se está haciendo en este ámbito con el apoyo técnico de instituciones, también españolas entre otras, y con el cuidado de no aplicar “modelos” de otros países en una realidad nacional totalmente ajena y extremadamente compleja. Estados Unidos, por ejemplo, se ha enfocado especialmente en los temas de narcóticos y las pandillas juveniles. En España, tenemos muchas experiencias, si bien puedo mencionar, por ejemplo, el trabajo realizado en Guatemala para disminuir el número de casos de delitos contra la vida y violencia contra las mujeres.

     

    El oficial con el que conversaba decía que en su país los policías tenían mucho estrés, que llevaban varios años haciendo su trabajo con gran presión y que a muchos de ellos les gustaría terminar de estudiar una carrera universitaria, hacer otra cosa, o, al menos, tener un mejor sistema de turnos que les permitiera descansar.

     

    También me contaba que habían aprendido que pocos delincuentes cometen muchos delitos, y que si hay, digamos, 10.000 víctimas de homicidios anuales éstas podrían ser atribuibles a unos 1.000 victimarios. Es decir, que con un poco de investigación, con buen criterio político y una mejor coordinación entre fiscales, jueces y policías el problema de la violencia y la inseguridad ciudadana se podía manejar mucho mejor.

     

    “No nos dejen solos”, me decía preocupado por los escasos apoyos que tenían internamente y por el hecho de que estos temas pudieran dejar de ser una prioridad para la cooperación. . Seguramente algunos así lo ven, cansados de apoyar una institucionalidad que podemos definir como débil-fuerte-ausente-presente.

     

    Débil, en lo que se refiere a la dirección estratégica puesto que muchas instancias trabajan en torno a los mismos temas de manera descoordinada: investigación criminal, fiscalía, jueces, sistema penitenciario, instituciones de lucha contra el crimen organizado… Fuerte, porque a veces estas instituciones solo contemplan como respuesta aceptada por la sociedad el meter a los jóvenes en las cárceles, lo cual no lleva sino a saturar las cárceles, donde por otro lado hay pocos tratamientos apropiados para salir del circulo de la violencia. Ausente, porque no hay policías o jueces allí donde se necesitan y no llegan a muchos lugares donde se sigue linchando a los delincuentes. Y, por último, presente, porque el gobierno tiene un gran afán de estar en los medios y demostrar que la inseguridad ciudadana es su gran prioridad, sin que sepamos bien a qué se refieren realmente.

     

    Evaluación de políticas públicas

     

    tallerevaluacionangolaweb

     

     

     

     

     

     

    Por eso es necesario mejorar nuestros diagnósticos apoyándonos en herramientas como la evaluación de políticas públicas, para tener la capacidad de mejorar los programas y hacer frente a estos desafíos que generan respuestas tan contradictorias desde las instituciones.

     

    Ya tenemos una larga experiencia de trabajo con muchas instituciones como para poder introducir la evaluación como un requisito para la realización de programas de cooperación para la reforma institucional, y también hemos generado la confianza necesaria que permite hacer análisis no solo de tipo cualitativo sino también cuantitativo, con líneas de base y encuestas después de varios años.

     

    A simple vista parece más fácil cuantificar el impacto de la ayuda cuando se trata de programas sociales, o de reducción de la pobreza, que es donde tradicionalmente se han venido realizando este tipo de evaluaciones, pero si lo observamos con atención desde el ámbito institucional y, más concretamente, del desarrollo de capacidades hay muchas opciones interesantes.

     

    Si se diseñan los programas desde el principio con el objetivo de ser evaluados, podríamos decir qué impacto tiene sobre el rendimiento de los policías, por poner un ejemplo, el que se haga un tipo de formación u otro, y eventualmente, qué impacto tiene sobre el cambio institucional y la reducción del crimen, que es de lo que se trata. También sería un gran avance, y estamos en condiciones de hacerlo, saber qué efecto tiene la capacitación de unidades de investigación criminal sobre la variable impunidad, es decir, en cuánto ayuda nuestra cooperación en lo que se refiere a resolución de casos y la capacidad de llevarlos a juicio.

     

    De esta manera las propias instituciones serán más conscientes de los límites y oportunidades que se plantean para poder desarrollar reformas de mayor escala y para ir construyendo una nueva cultura de desarrollo institucional.

     

     

    Miguel Angel Lombardo trabaja desde FIIAPP en la cooperación sur sur para la evaluación de políticas públicas en América Latina.

  • 23 septiembre 2016

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    El Defensor del Pueblo como cooperante internacional en derechos humanos

    Carmen Comas-Mata, Directora del gabinete de la Defensora del Pueblo, nos habla de la importancia de la cooperación.

    En mi ya larga experiencia a cargo de las relaciones internacionales del Defensor del Pueblo, que es también la institución nacional de derechos humanos en el sentido de la Organización de las Naciones Unidas, he podido comprobar la importancia de cooperar en derechos humanos, no sólo ya para conseguir que los países beneficiarios alcancen unos estándares mínimos de respeto y protección a esos derechos, sino también para aumentar el prestigio exterior de España.

     

    Suele hablarse de la “Marca España” para mostrar al mundo los éxitos que consiguen nuestros deportistas y nuestras empresas. Pero no nos debemos quedar ahí: a lo largo de los últimos 40 años, España ha sido un ejemplo de respeto a los derechos humanos, y podemos enseñar al mundo cómo pasamos en una transición ejemplar de la dictadura a una democracia donde aceptamos una Constitución que colocaba al ciudadano como sujeto de derechos y establecía mecanismos eficaces para su protección. Precisamente, uno de los protagonistas de esa transición fue una institución extrajudicial, el Defensor del Pueblo, que se encarga de velar por que las administraciones respeten esos derechos, y es además, dentro de este tipo de instituciones, una de las que más competencias tiene en todo el mundo.

     

    Por eso, me siento especialmente orgullosa de haber podido ayudar a incrementar la imagen y el prestigio de mi país trabajando en cooperación en derechos humanos en países de la antigua Unión Soviética como Kazajstán o Armenia, y en otros más cercanos como la Antigua República Yugoslava de Macedonia o el último en Turquía, a través de proyectos Twinning de la UE, donde con la inestimable ayuda de la FIIAPP hemos ayudado a poner en marcha o a fortalecer otras instituciones de Defensor del Pueblo u Ombudsman. La importancia de que Instituciones hermanas colaboren de una manera unívoca en la misma dirección, es decir, la de mejorar procedimientos de actuación, la de aprender unos de otros y la de poder así servir mejor a los ciudadanos, única razón de nuestra existencia, entiendo es algo incuestionable y muy positivo.

     

    Uno de nuestros objetivos prioritarios es, cómo no, Iberoamérica. La fuerza expansiva de los derechos humanos, hizo que se viera la necesidad de intensificar la colaboración con los defensores de otros países, especialmente de los iberoamericanos, mediante la celebración de reuniones dentro de un ente nuevo que optó por denominarse Federación Iberoamericana de Ombudsman (F.I.O). Su objeto era y es sentar las bases de una fructífera cooperación internacional, sobre todo en países con una cultura y un pasado comunes. Esa cooperación se manifiesta y concreta con la puesta en práctica de programas prácticos y eficaces para la capacitación de personal especializado y la promoción del establecimiento y de la solidez de los defensores en todas las naciones de la comunidad iberoamericana.

     

    Se trabaja en materias tan importantes como inmigración, trata de seres humanos, menores, mujeres y prisiones. Es precisamente este campo, el de la cooperación en asuntos penitenciarios, y por ende, el del cuidado de los presos españoles en el extranjero, uno de los que más puede verse beneficiado por la cooperación española. Es necesario hacer ver a nuestros países hermanos de América, que tan importante como perseguir el delito es hacer que las penas se cumplan en condiciones dignas. Este es uno de los deberes más importantes que tenemos hoy en día.

     

    También trabajamos con los países del área mediterránea. La primavera árabe ha sido una amenaza a las incipientes instituciones de Ombudsman que se estaban creando, pero en algunos países está siendo también una oportunidad para que se adapten mejor a los estándares internacionales sin dictaduras que pongan cortapisas a su desarrollo. La cooperación con estos países se realiza a través de la Asociación de los Ombudsmen del Mediterráneo cuyo objeto ha sido y es dar firmeza y consistencia a las instituciones defensoriales de la cuenca mediterránea, como cauce seguro de afirmación de la democracia en el área, así como el inicio de una acción consistente de colaboración internacional para cooperar en el marco de la política de buena vecindad.

     

    El Ombudsman es la voz del amigo que nos escucha, nos informa y, si es posible, nos ayuda a mejorar nuestras vidas y a solucionar nuestros problemas; y, sobre todo, es la última esperanza de decenas de personas a las que los poderes públicos –culposa, dolosa o accidentalmente- han pasado por encima como si de máquinas apisonadoras se tratase.

     

    Ciudadanos somos todos, los españoles y los extranjeros, no lo olvidemos, y por eso fortalecer nuestras instituciones aquí y allá con proyectos de cooperación, significa fortalecer nuestro sistema de libertades.

     

    No te pierdas más sobre el Defensor del Pueblo en Radio5:

  • 16 septiembre 2016

    |

    Posteado en : Entrevista

    |

    La Cooperación Sur-Sur. Desde el Sur y para el Sur

    Según la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) la Cooperación Sur-Sur en la práctica se presenta como “una forma de cooperación independiente, que ofrece asociaciones estratégicas en condiciones de horizontalidad, entre iguales, para lograr objetivos comunes”.

    Con motivo de la celebración del Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur, entrevistamos al Coordinador de Cohesión Social y Cooperación Sur-Sur en la SEGIB, Martín Rivero. Su trabajo se centra día a día en proyectos nacidos desde el sur y para el sur.

    ¿Qué es la Cooperación Sur-Sur?

    Es la cooperación horizontal que los países del sur, en sentido amplio, realizan entre sí para intentar solucionar sus dilemas de desarrollo con soluciones aplicadas a sus necesidades más concretas.

     

    ¿Cuándo empezó la apuesta por la Cooperación Sur-Sur?

    Hay varias formas de abordar eso. Por un lado, una histórica más completa, con más de 50 años de historia. Desde aproximadamente 1954, en la Conferencia de los países no alineados en Bandung, se considera como el inicio de la Cooperación Sur-Sur en su sentido más amplio.

     

    Por otro, en la última década y media, digamos que desde este siglo, hay una intensificación muy importante de la cantidad de eventos internacionales y de proyectos de cooperación sur-sur que se registran en el planeta. Para que tengamos una idea, solo en los últimos 5 ó 6 años ha habido más eventos internacionales y conferencias globales sobre cooperación sur-sur que en todos estos otros 60 años.

     

    Lo que demuestra que, si bien, la cooperación sur-sur tiene una historia antigua que empieza en esa Conferencia Bandung y tiene un hito muy importante en la Conferencia de Buenos Aires, donde se establece el Plan de Acción de Buenos Aires en 1978, el cual cumplirá 40 años el próximo año.

     

    ¿Qué cantidades de proyectos y países ha movido la cooperación sur- sur en estos últimos años?

    La Secretaría General Iberoamericana, la SEGIB, con su sede aquí en Madrid, que incluye 22 países iberoamericanos, España, Portugal, Andorra y toda América Latina de México a Chile incluyendo los países hispano hablantes del Caribe, es decir Cuba y República Dominicana; es la única región del mundo que registra sistemáticamente la cooperación sur-sur existente.

     

    La SEGIB, registra desde hace 8 años el informe de la cooperación sur-sur en Iberoamérica. En el que refleja toda la cooperación sur-sur que los países hacen entre sí.

     

    El último reporte de cooperación publicado el año pasado, registra 580 proyectos de cooperación sur-sur, y más de 400 iniciativas, que son proyectos más pequeños. Así que hablamos de más 900 iniciativas de este tipo de cooperación en la región sólo durante el año pasado.

     

    El resto del mundo es muy difícil de mapearlo y establecer datos precisos. Tenemos estimaciones o informes nacionales de lo que puede hacer China, Sudáfrica, países del cercano oriente como Arabia Saudí o Turquía. También hay países muy activos como Malasia, Indonesia o Tailandia, tienen un volumen importante de cooperación sur-sur, pero no existen registros regionales como sí tenemos en nuestra región iberoamericana.

     

    ¿Qué países encabezan la cooperación sur-sur?

    Los 6 primeros países de la región son Brasil, que tiene un lugar destacado, también México, Colombia, Argentina, Chile y Uruguay. Si bien todos los países de América Latina registran proyectos de cooperación sur-sur, existe una fuerte concentración en estos 6 países, acaparando ya un 90%-92% de la totalidad de proyectos.

     

    Lo que también es interesante ver en estos informes de la SEGIB, es que todos los países reciben cooperación sur-sur, que es un elemento muy característico y algo a destacar, ya que es una cooperación horizontal. En este tipo de cooperación, muchas veces un país que tiene más envergadura, más potencia, más recursos o más grado de desarrollo relativo en un tema, pero ambos países intervinientes se benefician y aprenden de ese proceso. Es decir, el beneficio es mutuo y no es una relación, como se establecía tradicionalmente, de donante-receptor. En la cooperación sur-sur la igualdad no sólo es una posición ideológica, si no que en realidad, en la práctica ambos países se benefician.

     

    Por otro lado, muchos países pueden ser muy potentes pero no tienen quizá un grado de desarrollo relativo en todas las áreas igual. Por lo tanto, muchos países más pequeños pueden presentar aprendizajes y beneficios en ciertas áreas muy útiles para otros de mayor grado de desarrollo relativo.

     

    Creo que esto en el futuro también se va a dar con mayor intensidad, de hecho del Sur hacía el Norte, es decir, países del Sur que empiezan a brindar asesoramiento, ayuda, cooperación y soluciones técnicas a países más desarrollados.

     

    ¿Nos puedes poner un ejemplo de cooperación sur-sur exitosa?

    Hay algunos que siempre son más bonitos e interesantes. Hablando de Latinoamérica, hay tres bloques temáticos muy claramente identificados: el área social, con políticas de reducción de la pobreza, educación, salud o acceso a la vivienda; el área de desarrollo económico y de producción agrícola; y por último, el que tiene que ver con calidad de las instituciones, gobernanza, transparencia, temas impositivos, y demás.

    Para poner algunos ejemplos de ambos extremos, dentro del área social, hay uno iniciado en Brasil, que nos resulta muy querido aquí en la SEGIB, que tiene que ver con una red de banco de leche humana en la región, que involucra casi 70 bancos de leche humana. En el que las mujeres que tienen una producción de leche superior a la que necesitan sus propios hijos, donan esa leche a niños que, o bien su madre no tienen suficiente leche materna para poder satisfacer las necesidades nutricionales o que son huérfanos.

    Un segundo ejemplo es el sistema de gestión de trasplantes en el cono sur entre la región entre Argentina, Chile y Uruguay. Es un sistema muy sofisticado y muy de alta tecnificación que funciona muy bien en esa región.

     

    Luego hay una enorme cantidad de temas, por ejemplo, de producción agrícola, de mejora de los resultados de la producción arrocera a nivel de agricultura familiar, proyectos relativos a la mejora de los sistemas impositivos, de calidad de las políticas públicas, de formación de funcionarios, etc.

    Es decir, que la amplitud de proyectos tiene que ver con las capacidades de la región, pero también con las necesidades de la región. Los países de la región muchas veces demandan soluciones aplicables a su propia realidad. Es decir, no buscan la mejor solución del mundo, porque si no todos los países buscaríamos siempre la cooperación para simplificar el análisis de los países nórdicos de Alemania o de los países de los que el sentido común nos dice que son más desarrollados.

     

    Muchas veces decimos: ¿cuáles son los países que han desarrollado recientemente una solución para el mismo problema que tengo yo pero con capacidades para llevarlo adelante? A veces uno puede tener una solución fantástica pero después se necesita una gran cantidad de recursos y de sofisticación tecnológica que no es posible abordar. De poco me sirve esa solución internacional famosa si no es aplicable a mi realidad concreta por mis características geográficas, por mi idioma, por mis capacidades tecnológicas, etc.

     

    Muchas veces aparecen casos interesantes de países que uno asocia con un problema, pero justamente por tener ese problema han desarrollado capacidades para combatirlo.

     

    Amplía información sobre la cooperación sur-sur en nuestro programa Cooperación Pública en el Mundo Radio5

  • 15 julio 2016

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    El Gran Chaco Americano

    Marta García Moreno es la Coordinadora del proyecto Chaco Ra’anga en Paraguay, y hace un repaso de los objetivos, actividades y países visitados durante el proyecto.

    La imagen del Chaco

    El Gran Chaco es un territorio que se imagina lejano, aislado e impenetrable. Tierra de jaguares, polvo, cactus gigantes, lagunas y caimanes, se extiende entre Argentina, Paraguay, Bolivia y una pequeña parte de Brasil.

    En la región conviven numerosos pueblos indígenas de diferentes identidades étnicas con otras comunidades que se instalaron más tarde, como criollos y menonitas. Además de una rica diversidad cultural, el Chaco es un área clave para la conservación de la biodiversidad. Sin embargo, el modelo de desarrollo extractivo a gran escala amenaza a pasos agigantados la sostenibilidad del medio ambiente y de los modos de vida tradicionales de sus pueblos.

     

    Chaco Ra’anga

    La palabra Chaco proviene del idioma quechua “chaku” y significa “territorio de caza”. Ra’anga es una palabra en lengua guaraní que quiere decir reflejo, imagen.

    Chaco Ra’anga se podría traducir como “La imagen del Chaco”.

     

    El viaje

    1 mes (mayo de 2015)

    3 países (Argentina, Bolivia y Paraguay)

    7 camionetas

    27 personas en ruta con cámaras y muchas preguntas

    Todos cargados de buenas intenciones, aunque eso no siempre es suficiente.

     

    “Nadie regresa del Chaco (quien vuelve es, en parte, otro)”, Ticio Escobar. El círculo inconcluso, 2014.

     Durante el mes que recorrimos el Chaco, observamos grandes plantaciones de algodón y soja en el norte de Argentina. La soja continuaba en Bolivia junto a la explotación de hidrocarburos. Entrando en el chaco paraguayo, hectáreas interminables de estancias ganaderas.  Conocimos a comunidades indígenas que han sido desplazadas de sus territorios ancestrales y que luchan por recuperar sus derechos no tan solo territoriales sino también civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.

     

    A pesar de la deforestación ambiental y cultural, también conocimos un Chaco que resiste al avance agro-ganadero. Existen otros modelos de desarrollo alternativos, sostenibles y respetuosos con el medio ambiente, como la agricultura campesina familiar, la agroecología y los sistemas de vida de los pueblos indígenas.

     

    El recorrido, que contemplaba 10 días por país, también incluía visitas a comunidades campesinas, colonias menonitas, una planta de extracción de gas, parques naturales y lugares clave para la recuperación de la memoria histórica de la región, entre otros.

     

    A partir del trabajo de campo, los contactos realizados, los proyectos de los viajeros y de los asesores, empezamos a trabajar en los distintos componentes del proyecto:

    – Un Simposio Internacional, (celebrado el pasado mes de noviembre en el Centro de Formación AECID de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia).

    – Una exposición, “Territorio Acotado / Expandido”,  que se inauguró el pasado mes de abril en el Centro Cultural de España Juan de Salazar (Paraguay), para después itinerar por los Centros Culturales de la Cooperación Española en Argentina y Bolivia. También está previsto que la muestra llegue el año que viene a España.

    – Un documental: que tiene como objetivo visibilizar la riqueza del Gran Chaco. Para ver el tráiler entra aquí.

    – Una web interactiva y un libro (en proceso).

     

    El objetivo es visibilizar la importancia que tiene el Gran Chaco y las amenazas a las que se enfrenta la región, avanzar en la construcción de una ciudadanía global comprometida con el desarrollo sostenible, desde una perspectiva de justicia social, con equidad y derechos, y en un escenario de paz y cooperación internacional.

     

    chaco americano 2
    Viajera boliviana Pamela Gómez en la comunidad Chaidi del pueblo Ayoreo Totobiegosode (Paraguay)

     

    El futuro

    Es difícil evaluar de qué manera puede influir Chaco Ra’anga a medio plazo. Como dice la curadora Lia Colombino en el texto que acompaña a la exposición: “Este viaje, que todavía no termina, esta travesía cuyo recorrido arroja más preguntas de las que hemos hecho, ha de cambiar primero lo que somos para que no haya sido tan solo un recorrido sobre el territorio”.

     

    Termino con esta frase porque desde mi punto de vista está intrínsecamente ligada a un objetivo fundamental del proyecto: la formación de ciudadanos críticos, comprometidos con su entorno y con su sociedad. Creo que el trabajo compartido, la producción cooperativa y el intercambio de modos de ver y hacer, es lo que puede hacer frente a presentes cada vez más aislados y aislantes, y generar alternativas y compromisos de cambio, no solo de pensamiento sino también de realidades.

     

    Marta García Moreno, Coordinadora del proyecto Chaco Ra’anga en Paraguay. Un proyecto de la Cooperación Española impulsado por la Red de Centros Culturales, a través del programa ACERCA y con el apoyo de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas públicas (FIIAPP).

     

    Si te interesa saber más sobre el chaco y sobre el proyecto, entra en el blog: www.chacoraanga.org

     

    Puedes seguir a Chaco Ra’anga  en las redes sociales:

    Facebook: Chaco Ra´anga / Twiiter: @ChacoRaanga

  • 30 junio 2016

    |

    Posteado en : Entrevista

    |

    “El trato entre iguales, es muy importante para que sigan confiando en nosotros”

    El Director de Relaciones Internacionales del Colegio de Registradores nos habla de las oportunidades de colaboración con la FIIAPP y del potencial de la cooperación con América Latina

    En el marco de un monográfico formativo realizado en las oficinas de la FIIAPP en Madrid, Fernando Pedro Méndez González, Director de Relaciones Internacionales, responde a nuestras preguntas sobre la función del Colegio de Registradores de España en el ámbito internacional. Hablamos sobre las aportaciones del colegio en países como Cuba y Colombia, y sobre las oportunidades de trabajo con el resto de la región.

     

    ¿Por qué es importante la cooperación internacional del Colegio de Registradores con los países de América Latina?

    Una de las condiciones para que cualquier país entre en la Unión Europea es que tenga un sistema legislativo solvente. Por qué es tan importante esto, porque un buen sistema legislativo garantiza que los derechos que existen sobre los inmuebles de un país puedan ser utilizados, por ejemplo, como garantía de créditos hipotecarios; y esto permite tener recursos para iniciar actividades empresariales o profesionales.

     

    Pero esto no se puede hacer si las titularidades no están claras y son fácilmente trasmisibles. Y esto, en un entorno de contratación impersonal en un mundo compuesto por millones de personas es muy difícil, y requiere una tecnología muy específica y muy sofisticada que son los registros de la propiedad. Si los registros se desarrollan el mercado inmobiliario se desarrolla. Todo esto tiene, por tanto, una repercusión enorme en el desarrollo económico de un país.

     

    ¿Cuáles son los fuertes del Colegio de Registradores del Registro español?

    El principal activo que tenemos es nuestra reputación. El prestigio del sistema registrador español y del Colegio de Registradores es muy alto. Esta es la razón fundamental por la que instituciones de otros países se dirigen a nosotros.

     

    No tanto porque nuestros sistemas registrales se parezcan, como es el caso de Cuba o Puerto Rico; sino porque creen que nosotros les podemos aportar innovaciones, etc.

     

    Además, nosotros vamos a otros países de una manera absolutamente respetuosa. Es decir, no vamos a imponer nada. Lo que vamos es a contestar las preguntas que nos hagan o a hacer las sugerencias que nos parecen oportunas, a la vista de lo que estamos viendo. Y yo creo que este trato entre iguales, por así decir, es muy importante para que ellos sigan confiando en nosotros.

     

    ¿En qué podría colaborar un colegio como el de Registradores con una Fundación como la FIIAPP?

    La FIIAPP es una rara avis buenísima porque está dedicada precisamente al fortalecimiento institucional, maneja fondos importantes con este objetivo y el Colegio de Registradores tiene, precisamente por objetivo, el fortalecimiento institucional en el área del registro de la propiedad, el registro mercantil, el registro de bienes inmuebles, y los temas fiscales relacionados con estos registros, lo que constituye un aspecto institucional básico.

     

    Por lo tanto somos dos instituciones llamados a entendernos y a colaborar lo más intensamente posible.

     

    ¿Qué pueden aportar los Registradores en Cuba?

    En el caso de Cuba venimos colaborando desde el pasado en el tema de la liberalización de la propiedad en el país y ahora mismo en el desarrollo de su sistema registral en tres áreas: formación de capital humano, transferencia de tecnología y asesoramiento legislativo. Siempre en la medida en la que nos lo demanden.

     

    Existe un convenio firmado con el gobierno cubano que ahora está pendiente de ejecución. Y que queremos desarrollar en las próximas semanas.

     

    Lo primero que se va a desarrollar es la formación de capital humano con un curso para unos 25 registradores cubanos que ya están trabajando para que se familiaricen con las tecnologías que estamos usando. Para que vean cómo funcionan los registros españoles, y cuáles son las prestaciones que pueden obtener de un registro para que, en el caso de que lo consideren interesante, lo apliquen allí.

     

    ¿Y en el caso de Colombia?

    El caso de Colombia está todo pendiente del escenario post conflicto. Digamos que hay un montón de energías que están en este momento a la espera de que, efectivamente, surja el escenario post conflicto.

     

    Y aquí estamos colaborando en una política de vivienda accesible. Queremos colaborar, porque nos han pedido hacerlo, en relación a, en qué medida, el desarrollo registral podría colaborar a la regularización de las tenencias de propiedad alteradas como consecuencia de tantos años de conflicto.

  • 18 junio 2015

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    La feria de la cooperación y el desarrollo

    EUROsociAL, el programa de la Comisión Europea para la cohesión social en América Latina, ha participado en las Jornadas Europeas de Desarrollo en Bruselas.

    2015 es un año clave para la cooperación. Designado el año europeo del desarrollo por la Unión Europea; en el ecuador llegó su evento bandera, las jornadas europeas del desarrollo que reunieron en Bruselas a personas procedentes de cinco continentes, con destacada presencia de África (exceptuando la lógica mayoría europea), decenas de instituciones públicas (también evidente mayoría de la Unión Europea), agencias bilaterales y organismos internacionales, no tantas ONGDs como se esperaba y poca pero mediática aparición del sector privado, con especial atención a Melinda Gates y su Fundación con los temas de salud por bandera.

    3 auditorios, 16 laboratorios (o pequeñas salas de conferencias), 5 puntos de encuentro, 44 stands, 4 espacios de prensa y 2 platós de televisión; muchas cámaras de fotos, y bastante gente, sin llegar a ARCO o a FITUR por poner un ejemplo cercano. En definitiva, toda una feria de la cooperación.

    Pero más allá de la puesta en escena, se podía aprender mucho de los demás, e invitar a que los demás se interesaran por los temas que EUROsociAL propuso en Bruselas: Europa y América Latina, sus relaciones de cooperación, las políticas de cohesión social, y la realidad de ambas regiones durante la crisis y en el momento actual. Una interesante “excepción” temática y geográfica en una agenda más enfocada a África y Asia y a sectores como migración, salud y seguridad alimentaria.

    Del resto, muy relevante el tema de la desigualdad donde la FIIAPP también participó junto a think tanks como ODI y DIE, y al Banco Mundial; la equidad de género con presencia de la AECID; los derechos sexuales y reproductivos; la crisis del ébola; la seguridad alimentaria con un stand impactante de la FAO (incluidas las macetas neumáticas made in Guatemala); y las frescas propuestas de los jóvenes líderes internacionales.

    Un ir y venir de gente (más white collar que look onegero) salpicado con actuaciones musicales, exposiciones fotográficas, entrevistas improvisadas… en un evento con espíritu paperless al que le faltó (o le falló) la ayuda tecnológica ya que el wifi no estuvo a la altura del despliegue de los organiser, como se les llamaba en Bruselas a las instituciones participantes.

    Este año decisivo para el desarrollo nos entregará otros tres hitos fundamentales: la 3ª conferencia sobre la financiación del desarrollo (Addis Ababa, Etiopía, 13-16 julio); la cumbre especial sobre desarrollo sostenible (Nueva York, 25-27 septiembre) donde se deben aprobar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y la cumbre sobre el cambio climático (COP21, París, diciembre).

    Por lo que respecta a los #EDD2015, ya miran al 2016.

    Por Enrique Martínez, responsable de comunicación y visibilidad de EUROsociAL