• 21 octubre 2016

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    ¿Eres un experto? Debes comunicar

    El próximo lunes, 24 de octubre celebramos el Día Mundial de Información sobre el Desarrollo. Ángel González Suárez, Técnico de la FIIAPP (Comunicación- Cooperación Española), nos cuenta lo que supone la comunicación y cómo podemos comunicar.

    Hace unas semanas pude leer una entrevista al antropólogo Arturo Escobar. En ella se recogían sus ideas sobre muchos temas, entre ellos, el papel de los expertos y las redes sociales. Se mostraba crítico con la capacidad de transformación social de estos cauces de comunicación y no dejaba en buen lugar a los especialistas. Reflexionando sobre sus afirmaciones, me quedé un poco ‘en tierra de nadie’, porque si bien me parecieron acertadas, mi experiencia me puso sus reparos.

     

    Hoy todos somos expertos en algo. Habrá quién no lo haya asumido (aunque nuestra navegación, cada vez más especializada y segmentada gracias a Google, lo desmiente), pero las categorías, las etiquetas y las palabras clave van a continuar con nosotros en nuestra realidad digital. Y hasta cierto punto es bueno que haya expertos, no porque se les tenga que emular o alabar, sino porque su experiencia puede ser muy importante para los demás, siempre y cuando la comuniquen.

     

    Una comunicación directa y personal

     

    Antes de animar a los expertos en Cooperación para el Desarrollo, y especialmente a quienes no lo hayan hecho ya, a utilizar las redes sociales, aprovecho para recordar algunos medios y géneros que pueden ayudarles:

     

    • Blogs

    Son un espacio abierto a la creación, el comentario y la interacción. En España existen varios tipos, algunos de carácter periodístico con una comunidad de contribuyentes (El País o el eldiario.es), otros que nacen desde el ámbito de las ONGD (Pobreza Cero , la Fundación CIDEAL y los de muchas ONGD españolas), de los Organismos Internacionales (Banco Mundial) o la Administración Pública Española (el MAEC, que además ha realizado un documento importante en Diplomacia Digital, la FIIAPP, o el portal de la Cooperación Española, cuyo trabajo me gustaría potenciar).

    • Videoblogs

    Es un género que aún no ha calado en nuestros expertos. Tiene un alto grado de exposición pública (de ahí la influencia de los youtubers) pero también puede generar una empatía mayor con el público, más que a través de la palabra escrita. (No conozco ejemplos españoles, ni en español, que centren su contenido en Desarrollo, así que no dudéis en destacarlos en los comentarios).

    • Redes Sociales

    La utilización de las redes depende mucho de las características de cada una. No es lo mismo Twitter que Instagram, Facebook que LinkedIn. Recomiendo empezar por Twitter debido a su sencillez. Del buen hacer de sus usuarios en esta última hay muchos ejemplos, en @CooperacionESP tratamos de seguir múltiples cuentas que utilizan estilos y objetivos diversos. Merece la pena revisar bastantes perfiles antes de confeccionar el propio, y siempre, mucho mejor si se camina poco a poco.

     

    A pesar de ello, muchos expertos, principalmente los que trabajan dentro de las instituciones públicas, apenas usan estos medios para transmitir su conocimiento. Sé que es difícil y que hay motivos sólidos por los que no lo hacen:

    • Falta de tiempo.
    • Temor a la exposición pública.
    • Autoexclusión de las tareas de comunicación.
    • Rigidez de la estructura institucional.
    • Falta de confianza en las propias habilidades.

     

    Sin embargo, no sólo creo que esto es un error, sino que si se potenciase el uso de las redes sociales servirían para mejorar la comunicación institucional.

     

    Comunica lo que sabes hacer

    Os pongo un ejemplo. Hasta hace poco tuve la suerte de compartir mi espacio de trabajo con varios expertos en diversas materias, todas relacionadas con la Cooperación para el Desarrollo.

     

    Nunca antes había tenido la oportunidad de conocer la política de género española, ni las implicaciones y el grado de detalle que necesita la cooperación multilateral. Lo mismo me pasó con la coordinación de donantes dentro de la OCDE, los flujos de Ayuda Oficial al Desarrollo, el proceso de coordinación de cualquier posición que represente a España, la apuesta por mejorar los sistemas de salud y la atención a la infancia en otros países, o la necesidad de evaluar mejor nuestro trabajo.

     

    Cualquier persona debe conocerlo, especialmente si lo estás sufragando con tus impuestos. La diferencia entre cualquier otro y yo es que yo tuve acceso a un experto.

     

    La Cooperación Española tiene un gran panel de expertos. Lo he ido comprobando en los últimos dos años. Tienen experiencia en otros países, conocimiento, una buena red de contactos y mucho material documental acumulado (del que no se encuentra en la red). Comunicativamente hablando, son un filón. Creo que pueden mejorar las comunidades existentes y fortalecer la implicación social con la Cooperación, que ya de por sí es alta.

     

    La implantación de un sistema de comunicación fácil para los expertos de las Administraciones Públicas no es nada del otro mundo, Francia y el Reino Unido ya lo han hecho, y nuestros expertos también, por ejemplo en el ámbito de la Educación para el Desarrollo. Por eso me gustaría que los especialistas y técnicos se impliquen más en la comunicación. Su tiempo es oro. No me cansaré de decirlo, tienen lo más importante: conocimiento. Trasladarlo es mucho más fácil.

     

    Fijaos en Natalia Lizeth López López. Estoy convencido de que se convertirá en una experta, de hecho ya es una buena comunicadora que no conoceríamos sin Youtube. Lo mismo ocurre con muchos activos de la Cooperación Española. (Por cierto, y ésta es la clave, el enlace me lo ‘comunicó’ una de sus especialistas).

     

    Escrito por Angel González,  FIIAPP (Comunicación- Cooperación Española)

  • 18 junio 2015

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    La feria de la cooperación y el desarrollo

    EUROsociAL, el programa de la Comisión Europea para la cohesión social en América Latina, ha participado en las Jornadas Europeas de Desarrollo en Bruselas.

    2015 es un año clave para la cooperación. Designado el año europeo del desarrollo por la Unión Europea; en el ecuador llegó su evento bandera, las jornadas europeas del desarrollo que reunieron en Bruselas a personas procedentes de cinco continentes, con destacada presencia de África (exceptuando la lógica mayoría europea), decenas de instituciones públicas (también evidente mayoría de la Unión Europea), agencias bilaterales y organismos internacionales, no tantas ONGDs como se esperaba y poca pero mediática aparición del sector privado, con especial atención a Melinda Gates y su Fundación con los temas de salud por bandera.

    3 auditorios, 16 laboratorios (o pequeñas salas de conferencias), 5 puntos de encuentro, 44 stands, 4 espacios de prensa y 2 platós de televisión; muchas cámaras de fotos, y bastante gente, sin llegar a ARCO o a FITUR por poner un ejemplo cercano. En definitiva, toda una feria de la cooperación.

    Pero más allá de la puesta en escena, se podía aprender mucho de los demás, e invitar a que los demás se interesaran por los temas que EUROsociAL propuso en Bruselas: Europa y América Latina, sus relaciones de cooperación, las políticas de cohesión social, y la realidad de ambas regiones durante la crisis y en el momento actual. Una interesante “excepción” temática y geográfica en una agenda más enfocada a África y Asia y a sectores como migración, salud y seguridad alimentaria.

    Del resto, muy relevante el tema de la desigualdad donde la FIIAPP también participó junto a think tanks como ODI y DIE, y al Banco Mundial; la equidad de género con presencia de la AECID; los derechos sexuales y reproductivos; la crisis del ébola; la seguridad alimentaria con un stand impactante de la FAO (incluidas las macetas neumáticas made in Guatemala); y las frescas propuestas de los jóvenes líderes internacionales.

    Un ir y venir de gente (más white collar que look onegero) salpicado con actuaciones musicales, exposiciones fotográficas, entrevistas improvisadas… en un evento con espíritu paperless al que le faltó (o le falló) la ayuda tecnológica ya que el wifi no estuvo a la altura del despliegue de los organiser, como se les llamaba en Bruselas a las instituciones participantes.

    Este año decisivo para el desarrollo nos entregará otros tres hitos fundamentales: la 3ª conferencia sobre la financiación del desarrollo (Addis Ababa, Etiopía, 13-16 julio); la cumbre especial sobre desarrollo sostenible (Nueva York, 25-27 septiembre) donde se deben aprobar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), y la cumbre sobre el cambio climático (COP21, París, diciembre).

    Por lo que respecta a los #EDD2015, ya miran al 2016.

    Por Enrique Martínez, responsable de comunicación y visibilidad de EUROsociAL

  • 11 junio 2015

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    Cooperación: Asilo y protección internacional

    Los días 15 y 16 de junio se celebra una reunión en Rabat sobre migración con dos cuestiones claves sobre la mesa: el asilo y la protección internacional.

    En los últimos meses se ha subrayado la imperiosa necesidad de gestionar los flujos migratorios, un tema, hoy en día, de vital importancia para millones de personas.

    Es evidente que, en la actualidad, a raíz de constatar las continuas crisis de diversa índole tanto en el continente africano como en Oriente Próximo, encontramos numerosos ejemplos de seres humanos que han abandonado lo que tenían con la esperanza de encontrar una vida mejor y más segura en los países vecinos o, incluso, en zonas más lejanas y, a priori, desconocidas. Las recientes tragedias en el Mediterráneo ponen de manifiesto la magnitud de la desesperación de estas gentes y la urgencia por encontrar respuestas inmediatas y eficaces a esta gran problemática.

    De este modo, observamos como países en Europa, África, o en otras regiones, reconocen el tema de la migración como un punto central en sus agendas políticas. Muchos de ellos, han iniciado acciones para adaptar y desarrollar sus políticas migratorias aportando respuestas concretas a la compleja situación actual. Ejemplo de ello son Mali, Marruecos o Cabo Verde, países que han desarrollado recientemente sus políticas migratorias nacionales con el fin de responder a este fenómeno. Esta cuestión aparece igualmente en el corazón del debate europeo. La Comisión Europea ha presentado su Agenda Europea en materia de migración, así como las primeras propuestas para una intervención global que mejore la gestión de esta problemática.

    La FIIAPP no es ajena a estos debates. Diez intensos años de trabajo continuo en este área avalan su contribución a través del programa de Migración y Desarrollo que apoya iniciativas nacionales e internacionales facilitadoras del intercambio de buenas prácticas y cooperación conjunta en la materia.

    La FIIAPP participa, en concreto, en el “Proceso de Rabat”, el Diálogo Euroafricano sobre Migración y Desarrollo que ofrece un marco de consulta y coordinación cuyo objetivo es favorecer la organización de la migración legal, la lucha contra las migraciones irregulares y facilitar las sinergias entre migración y desarrollo.

    Recientemente, fruto de la IV Conferencia Ministerial Euroafricana sobre « Migración y Desarrollo » celebrada en Roma a finales del 2014, las cuestiones de asilo y protección internacional han cobrado especial relevancia y, por ello, a día de hoy, son prioritarias para El Proceso de Rabat.

    El asilo y la protección internacional, una cuestión central en el contexto actual. 

    Las múltiples crisis actuales generan movimientos masivos de población. La zona del Proceso de Rabat (Norte de África, África Central, África del Oeste y Unión Europea) se ve directamente afectada tanto por sus propias crisis internas (crisis marfileña, centroafricana, maliense, libia y más recientemente, en el Norte de Nigeria) como por las crisis de los países vecinos (Eritrea, Somalia, Siria…).

    Una de las consecuencias directas de estas crisis es el aumento considerable del número de refugiados y solicitantes de asilo en busca de protección.

    Es en este contexto el consorcio del Proyecto de Apoyo al Proceso de Rabat en el que participa la FIIAPP organiza el 15 y 16 de Junio de 2015 en Rabat una reunión sobre asilo y protección internacional, evento que será copresidido por España y Marruecos.

    Este encuentro temático contará con la participación de representantes y expertos nacionales e internacionales con el objetivo, entre otros, de promover espacios de colaboración y concertación sobre las cuestiones de asilo y protección internacional. Se quieren identificar líneas de acción que permitan desarrollar sistemas de protección eficaces y reforzar la cooperación regional en estas áreas y en la zona del Proceso de Rabat.

    Maxence Defontaine

    Responsable de comunicación del proyecto “El Proceso de Rabat”

    Más información sobre el Proceso de Rabat y sobre esta próxima reunión en la página web: www.processusderabat.net.

  • 28 mayo 2015

    |

    Posteado en : Reportaje

    |

    El rostro de la Ayuda al Desarrollo

    19 españoles ponen su cara y sus historias para explicar a los ciudadanos en qué consiste la Ayuda al Desarrollo que presta la Unión Europea

    Núria es barcelonesa y vive en Angola. Su rostro es el de la cooperación. Colabora con un proyecto de desarrollo local en el país africano. No es la primera vez que trabaja como cooperante, ni en Angola ni en África. Mozambique y Mauritania fueron los predecesores.

    A sus 39 años, aporta a las instituciones locales angoleñas su experiencia como economista y trabajadora social. El fin de este proyecto, que financia la Comisión Europea y gestiona la FIIAPP, es mejorar las oportunidades de desarrollo económico y acceso a los servicios sociales básicos de las familias rurales en situación de vulnerabilidad.

    Este año, Núria ha sido elegida como uno de los rostros de la campaña ‘19 ciudadanos ponen cara a la Ayuda al Desarrollo’, enmarcada dentro del ‘2015 Año Europeo del Desarrollo’, y que ha sido puesta en marcha por la Representación de la Comisión Europea y la Oficina de Información del Parlamento Europeo en España. A través de las experiencias de estos ciudadanos se pretende explicar lo que hace Europa en el ámbito de la cooperación. Todos son españoles.

    ¿Sabías que la UE es el mayor donante de ayuda al desarrollo?

    La Unión Europea y sus Estados miembros son los mayores donantes mundiales de ayuda al desarrollo y que financian e impulsan cientos de programas e iniciativas destinados a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos. En 2013 destinaron 56.500 millones de euros a ayudar a los países de todo el mundo en su lucha contra la pobreza.

    El ‘2015 Año Europeo del Desarrollo’ busca dar a conocer esta actividad y también sus resultados. “Nuestro mundo. Nuestra dignidad. Nuestro futuro” es su eslogan y cuenta con el apoyo de la historia de Núria y el resto de las caras de la Ayuda al Desarrollo para difundirlo en Europa y en todo el mundo #EYD2015 #19Rostros

    EYD2015

  • 20 mayo 2015

    |

    Posteado en : Reportaje

    |

    Cooperación: Violencia cero en Argentina

    En la semana en la que la OCDE presenta su informe sobre la evolución económica de América Latina, nos acercamos a la realidad de Argentina gracias a EUROsociAL.

    El programa de cooperación europea, EUROsociAL, centra su trabajo en la cohesión social y el desarrollo de varios países en Latinoamérica. Uno de ellos es Argentina dónde, en colaboración con el Ministerio de Justicia, se trabaja en varios proyectos de acceso a la justicia y prevención de violencia.

    Han sido los chavales del programa “Jóvenes con más y mejor trabajo” del Centro de Acceso a la Justicia de Santiago del Estero, quiénes han llevado a cabo una campaña contra la violencia institucional. Entre las acciones realizadas destaca la creación de un mural con el lema de la campaña “No me pongas la mano encima”, un espectáculo de radio “a micro abierto” y una performance callejera.

    Violencia en la calle

    La IDLO, organización internacional de apoyo a la justicia, (con apoyo de EUROsociAL) realizó un taller en el norte de la provincia de Santiago del Estero para capacitar a los jóvenes en la creación de sus propias campañas de concienciación sobre los derechos, y casi no había debate: la “violencia institucional” -y en particular los malos tratos que sufren los jóvenes a manos de la policía- debería estar en el centro de sus acciones.

    Según la IDLO, en  Argentina, los chicos que pasean por las calles saben que ser detenidos, perseguidos y posiblemente arrestados por una patrulla que hace su ronda es un escenario muy posible.

    En la mayoría de los casos, no hay una razón real para ello. El pretexto más habitual es “portación de rostro” o “tener pinta de” –la apariencia es lo que les hace sospechosos. Llevar un chándal o una gorra de baseball es una circunstancia agravante. En un momento estás hablando con tus amigos, y al minuto siguiente estás de cara a la pared, tus pertenencias desperdigadas por el pavimento y unas manos cacheándote en busca de armas o drogas.

    Desde 2013, EUROsociAL viene consolidando varias herramientas de las políticas de acceso al derecho orientadas a distintos grupos vulnerables: además de los jóvenes protagonistas de esta historia, se ha promovido el derecho a la justicia para mujeres migrantes en Costa Rica, mujeres víctimas de violencia en Honduras, mujeres víctimas de trata en Chile, población indígena en Perú y jóvenes afrodescendientes en Brasil”.

  • 14 mayo 2015

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    Discapacidad y revolución en Túnez

    El trabajador de la FIIAPP Diego Blázquez cuenta cómo afrontó el reto de desplegar en Túnez políticas orientadas al empoderamiento de las personas con discapacidad en un periodo de convulsión social y política.

    Cuando llegué a Túnez, en las navidades de 2011, la transición había hecho que todos los aspectos de la vida en Túnez fueran políticos: la forma de vestir de mujeres y hombres, cómo se llevaba la barba o el pelo, qué mezquita frecuentabas, la radio que escuchabas, el periódico que leías… y también la discapacidad. El desafiante contexto de la transición política y la vulnerabilidad de las políticas de discapacidad, anteriormente bajo la tutela directa de Ben Ali, motivaron que la discapacidad dejara de figurar entre las prioridades de la Administración. Sin embargo, en el mismo contexto de la Revolución pronto surgieron nuevas organizaciones de jóvenes con discapacidad que querían denunciar los abusos anteriores, reformar las instituciones preexistentes, e igualmente se produjeron disensiones dentro de las grandes organizaciones clásicas, la construcción de nuevos liderazgos asociativos, nuevas reivindicaciones de participación y transparencia…

    Hace un año que dejé el país. Viví y trabaje allí durante dos años y cuatro meses como experto de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP). Tuve la inmensa fortuna profesional y personal de vivir prácticamente toda la transición política desde el interior de la Administración tunecina y en contacto directo con su sociedad civil, y más concretamente con uno de los colectivos más vulnerables: las personas con discapacidad.

    Llegué a Túnez en una situación privilegiada, como consejero residente de un proyecto de hermanamiento de la Unión Europea: los llamados twinnings, en argot comunitario. Se trata de una herramienta de cooperación institucional de la Comisión Europea, que en España gestiona la FIIAPP, que pretende favorecer el acercamiento de la gestión administrativa y las políticas públicas entre los países vecinos de la Unión. En mi caso, se trataba de apoyar el desarrollo de políticas de inclusión de personas con discapacidad en el nuevo marco que impone la Convención de Naciones Unidas.

    Aproveché el paréntesis vacacional de las Navidades de 2011 para realizar la mudanza y el traslado de mi familia. Al iniciar enero, ya estábamos allí los cinco con un gusto de aventura en todos los sentidos, a pesar de estar sólo a dos horas de avión de Madrid. Esas semanas nos recibió el mayor temporal invernal registrado desde que en Túnez se recogían datos meteorológicos, incluida la mayor nevada en el interior del país en 40 años. Sería un presagio de que las cosas no resultarían tan fáciles como habíamos pensado.

    Después de unos inicios muy difíciles sin poder realmente establecer una interlocución efectiva con nuestros socios de la Administración tunecina, poco a poco pudimos ir orientando el trabajo a través de una serie proyectos-piloto en materia de educación inclusiva y programas de empleo. Los avances se produjeron sobre todo gracias a la acción de un grupo de organizaciones de la sociedad civil que, siguiendo el modelo del CERMI español, se constituyeron en un potente lobby de presión que permitió regularizar la situación laboral de los trabajadores de los casi 300 centros de atención a las personas con discapacidad con que cuenta Túnez, y pactar con el Ministerio de Asuntos Sociales un nuevo cuadro de financiación estable basado en objetivos e indicadores de calidad.

    Este momento fue sin duda el punto de inflexión del proyecto, ya que permitió crear un nuevo ambiente en el que, a pesar de las dificultades y discusiones, se había generado de nuevo una estructura básica.

    Sin embargo, el contexto general puso, de nuevo, las cosas difíciles al estallar una primera oleada de violencia política que comenzó en junio de 2012 y que culminaría seis meses más tarde con el asesinato del abogado de derechos humanos y diputado de la izquierda laica Chokri Belaid, aunque quizás a efectos internacionales el episodio más conocido fuera el asalto y destrucción de la Embajada de Estados Unidos.

    Personalmente, esas vivencias me retrotrajeron a mi infancia en la transición política española. Al ver a mis hijos disfrutar divertidos de los días sin colegio que se sucedieron en estas situaciones, me recordaba a mí mismo disfrutando de momentos similares en la España de los setenta, mientras no era capaz de ver en los ojos de mis padres la preocupación que vivían, como espero que mis hijos no la vieran en mí en esos momentos.

    Finalmente, logramos elaborar un documento de estrategia nacional de la discapacidad; formamos un grupo de unas 30 personas para afrontar la reforma de la educación especial y llevamos proyectos piloto de esta reforma en cinco escuelas de Túnez y su área metropolitana. Incluimos en los proyectos piloto de educación inclusiva a padres, madres y maestros, inspectores educativos y dimos oportunidades a muchas personas, como Kauser.

    En el caso de las políticas de empleo para personas con discapacidad, intentamos romper su marginalidad en el mercado laboral poniéndolas en contacto con las empresas, mejorando los programas de capacitación profesional y sensibilizando a los empresarios acerca de las ventajas que puede tener la diversidad en las plantillas. La experiencia de Fundación Inserta fue clave en ese sentido. Y formamos en cada provincia un pequeño equipo sociolaboral que podría atender de manera coordinada a las personas con discapacidad.

    A pesar de ello, muchas cosas quedaron por hacer, pero me marché de Túnez con la satisfacción de haber dado lo máximo de mí en un contexto muy difícil que los tunecinos compartieron con generosidad conmigo y con mi familia.

    Me fui de Túnez amando el país, amando a sus gentes, su clima, su cultura, sus calles… Y con el sabor agridulce de querer participar aún más y mejor en ese espíritu de reforma que me invadió dos años y cuatro meses atrás, cuando llegué por primera vez al país. El futuro de Túnez es el futuro de todos los que vivimos a orillas del Mediterráneo, por eso sufrí con los tunecinos con el atentado del maravilloso museo de El Bardo. Y por eso quiero utilizar estas líneas para invitar a todos a apoyar la Revolución tunecina del Jazmín perdiéndose este verano por sus playas, montañas y desiertos. Compartiendo sus riquezas arqueológicas y naturales. Beber un vino Kurubis o una cerveza Celtia mirando el azul milenario del Golfo del Cartago, y consolidar de esta manera la libertad y la dignidad de nuestros vecinos, y la nuestra.

    Diego Blázquez es experto de la Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP). Este artículo también se puede leer en Planeta Futuro.