• 30 enero 2017

    |

    Posteado en : Reportaje

    |

    17 compromisos para un futuro sostenible

    Erradicar la pobreza y el hambre en el mundo, acabar con la desigualdad y crear alianzas entre países para el bien común son algunos de los retos planteados para un futuro sostenible.

    En 2015 durante la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas celebrada en Nueva York, 193 países aprobaron la agenda de retos para 2030.  Estos nuevos retos son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Naciones Unidas define el desarrollo sostenible como “el desarrollo capaz de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones”.

     

    Estos objetivos amplían el alcance que se buscaba con los 8 Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que se firmaron en 2000, e involucran a más actores comprometidos en la erradicación de la pobreza y la lucha contra el cambio climático.

     

    En esta ocasión se trata de 17 propósitos a cumplir antes de 2030 que van desde la erradicación de la pobreza y el hambre en el mundo, hasta acabar con la desigualdad económica y entre géneros, cuidar el planeta como nuestro único hogar, conservando el medioambiente, la biodiversidad y luchando contra el cambio climático y asegurar el acceso a servicios básicos como la sanidad o la educación. También se ha establecido un objetivo que tiene en cuenta la creación de redes y alianzas entre países para trabajar de manera conjunta por la consecución de los objetivos.

     

    Compromiso de la UE con los ODS

     

    La Unión Europea se ha comprometido a adoptar los objetivos de desarrollo sostenible y aplicarlo en la legislación comunitaria, priorizando sus actividades hacia los tres pilares fundamentales del desarrollo: lo económico, lo social y lo medioambiental.

     

    También ha fijado como uno de los pasos a seguir para el cumplimiento de la agenda 2030 la creación de un espacio de reflexión sobre el desarrollo con una perspectiva a más largo plazo. En este sentido también se busca hacer extensibles las políticas aplicadas en la Unión Europea más allá de las fronteras europeas, apoyando a terceros países en la consolidación de estados pacíficos, estables y resilientes.

     

    El comisario europeo de cooperación y desarrollo, Neven Mimica, expresa de esta manera su compromiso con el cumplimiento de los ODS: “Mi objetivo es lograr un auténtico consenso, bajo la responsabilidad compartida de las instituciones de la UE y de todos los Estados miembros, que nos ayudará a liderar la acción mundial en pos de la aplicación de los objetivos de desarrollo sostenible”

     

    La FIIAPP en la Agenda 2030

     

    La Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), como organismo público que gestiona proyectos de cooperación internacional, trabaja en consonancia con las líneas de actuación de la política exterior europea.

     

    Su trabajo se centra en la modernización de las instituciones públicas de los países en los que trabaja desde diferentes ámbitos. Y es así como tiene relación directa con los ODS:

     

    –  Políticas sociales y derechos: En este ámbito la FIIAPP gestiona proyectos que contribuyen a la promoción y la protección de los servicios sociales básicos como la salud, la educación y el empleo. Aquí encontramos EUROsociAL, un Programa de apoyo a la cohesión social en América Latina a través del intercambio de experiencias entre expertos de las diferentes temáticas como justicia, gobernanza o finanzas públicas. Este proyecto contribuye al cumplimiento de los objetivos 16 de “Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles” y al 17 de “Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible”.

     

    –   Economía y finanzas públicas: En este ámbito en la FIIAPP se llevan a cabo proyectos de apoyo a los países en la creación de sistemas fiscales más sólidos que permitan incrementar sus ingresos nacionales y de esta manera fortalecer el gobierno. Con este objetivo trabaja el proyecto de Modernización de las finanzas públicas argelinas.  Estos proyectos contribuyen al cumplimiento de la meta 17.1.  de “apoyo internacional a los países en desarrollo con el fin de mejorar su capacidad nacional para recaudar ingresos fiscales y de otra índole”.

     

    –   Políticas de fomento y comunicación: Éste área se centra en apoyar a los gobiernos de los países en los que se trabaja para la mejora en los sectores de infraestructuras, transporte y construcción. En este sector encontramos el proyecto en el que trabaja la FIIAPP de apoyo al sistema ferroviario en Ucrania, que está en su segunda fase y tienen como objetivo mejorar el sistema del transporte ferroviario de Ucrania y adaptarlo a la normativa y estándares europeos. Este proyecto aporta avances en la meta 2 del objetivo 11, “proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos y mejorar la seguridad vial”.

     

    –  Economía verde: Los proyectos que se gestionan en la FIIAPP enmarcados en este ámbito se rigen, entre otras normativas, por el marco normativo de la UE en materia de clima y energía para 2030. En este sector se ubica el proyecto Euroclima, de apoyo a las políticas de mitigación y adaptación al cambio climático que preserven el medio ambiente en América Latina.  Este proyecto es coherente con el objetivos 13 de “adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”.

     

    –  Seguridad y lucha contra el crimen organizado: En este aspecto la FIIAPP trabaja en proyectos de lucha contra la inmigración ilegal, la trata de personas y el narcotráfico. Un ejemplo de ello es el proyecto de apoyo a la legislación sobre drogas en Bolivia en el que, expertos españoles de seguridad en temática de drogas, trabajan formando a sus homólogos bolivianos.  El apoyo institucional, en este sentido, ayuda al cumplimiento del objetivo 16 en las metas 4 de “reducir de manera significativa las corrientes financieras y de armas ilícitas, fortalecer la recuperación y devolución de bienes robados y luchar contra todas las formas de delincuencia organizada” y 11 de “Fortalecer las instituciones nacionales pertinentes, incluso mediante la cooperación internacional, con miras a crear capacidad a todos los niveles, en particular en los países en desarrollo, para prevenir la violencia y combatir el terrorismo y la delincuencia”.

     

    –  Justicia y transparencia: En este sector, los proyectos que gestiona la FIIAPP, se centra en la lucha contra la corrupción y la promoción de la transparencia. Aquí encontramos el proyecto EUROMED Justicia que tiene como finalidad contribuir al desarrollo de un sistema de justicia eficaz, eficiente y democrática en la zona euro-mediterránea, que proteja y respete los derechos humanos a través de una cooperación regional (cooperación en la que participan varios países de una misma región) en materia de criminalidad y del acceso a la justicia. Este proyecto actúa en coherencia con el objetivo 16 en concreto con la meta número 3 que busca “Promover el estado de derecho en los planos nacional e internacional y garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos”.

  • 23 diciembre 2016

    |

    Posteado en : Entrevista

    |

    ¿Qué son los programas de hermanamiento de la Unión Europea?

    La FIIAPP gestiona este tipo de proyectos financiados por la Unión Europea.

    Los primeros hermanamientos, también conocidos como twining, comenzaron en mayo de 1998, con la entrada a Europa de los países del este, para que estuvieran mejor preparados para la ampliación de la Unión Europea.

     

    Se trata de una tipología de proyectos concreta, en la que España ocupa el tercer puesto de la Unión Europea en relación al presupuesto manejado y el cuarto en proyectos ganados. Es decir, España gestiona el 10% de los proyectos que circulan.

     

    Para conocer mejor cuál es el objetivo y qué tipo de proyectos hay, hablamos con Rafael Rodríguez-Ponga, Punto Nacional de Contacto para los hermanamientos, del Ministerio de Exteriores y de Cooperación de España.

     

    ¿Qué son los programas de hermanamiento de la Unión Europea?

    Los programas de hermanamiento de la Comisión Europea son programas de cooperación institucional que financia la comisión europea y están financiados a cargo de los presupuestos de acción exterior de la unión.

     

    Son un tipo de financiación muy particular. Es decir, son de administración pública a administración pública. Tiene que estar hecho por y para entidades que sean parte que sean de una administración pública y que sea gestionado por funcionarios.

     

    Esta además orientados a resultados, es decir, que las dos partes, tanto la administración que gana el proyecto como la administración que va a ser beneficiaria, se comprometen a obtener una serie de resultados en un contrato que se firma antes.

     

    Y además, la particularidad de los twining es que las dos partes, además de comprometerse, trabajan conjuntamente.

     

    ¿Cómo funcionan?

    Pues un funcionario de la administración que gana el proyecto se desplaza temporalmente donde está la otra administración durante uno o dos años, depende del twining y allí ayuda a los demás a desarrollar y trabajar y fomentar la legislación de la Unión europea.

     

    ¿Cuál es el objetivo de los TW?

    Es la cooperación entre las diferentes administraciones. Es conseguir mejorar las capacidades administrativas de otros países beneficiarios. Es acercar esos beneficiarios a los estándares europeos de forma que cada vez funcionen mejore.

     

    Y es exportar nuestra experiencia, nuestros métodos de trabajo y nuestros valores fundamentales, como la democracia, los derechos humanos. Es conseguir que esos vecinos se acerquen al acervo de la UE. En todos los sectores, desde el sector justicia, que es en el que generalmente más twining hay, pero también finanzas, energía, fondos estructurales, protección del consumidor, etc.

     

    ¿Podrías citarnos algún ejemplo en el que esté participando la FIIAPP?

    Tenemos un twining en Argelia que es para montar una Dirección General de Tráfico., ya que allí no existe un organismo que regule estos temas. Entonces nosotros hemos enviado a un funcionario de la DGT a Argelia, a ayudar a montar una DGT durante dos años y cómo mejorar el tráfico y bajas los accidentes en ese país.

     

    Escucha nuestro programa Cooperación Pública en el Mundo, en Radio 5 (RNE), sobre los hermanamientos aquí.

     

     

  • 06 agosto 2015

    |

    Posteado en : Opinion

    |

    Keys to ending poverty in Angola

    Helena Farinha, Directora general adjunta del FAS, nos cuenta qué es el FAS y cuáles son sus objetivos en la lucha contra la pobreza en Angola.

    HISTORY OF THE FAS

    Actions to fight poverty by the Angolan government started to take shape with the creation of the Social Support Fund (FAS) on 28th October 1994 through Decree No. 44/94 of the Council of Ministers within the framework of the Economic and Social Programme – PES/94. As a government body, it was granted legal personality and administrative and financial autonomy in its founding statutes.

    To accomplish its mission, the FAS has utilised funds from the Angolan government and grants from diverse funding sources, such as World Bank credits, multilateral donations from the European Union and bilateral donations (Norway, Japan, Sweden, Italy, the Netherlands, and the United States of America) totalling 186.3 US dollars.

     

    WHY FUNDS WERE REQUESTED FROM THE EU

    In 2013, the FAS expanded its scope to provide national coverage and invest in regions of the countries with extremely vulnerable populations in terms of access to goods, services and opportunities.

    The main objective of the Local Development Project (LDP) financed by the European Union is to combat poverty in Angola through effective decentralisation of service delivery, increased opportunities for business, and income generation. Its specific objectives are the following:

    Improve the access of rural and vulnerable families to basic social services and economic opportunities.

    Strengthen the institutional capacities of Angolan municipalities.

    FAS pobreza Angola

    The FAS has always been attentive to context changes in order to adapt them to the real needs of the target public, i.e., the most vulnerable populations. This has meant transitioning from emergency intervention, whose main priority was reconstruction and construction of local physical capital (peri-urban and rural areas), to a type of intervention focused on strengthening physical, human and social forms of capital, and, more recently, economic capital (since 2011). The primary objective of this is to strengthen the 26 municipalities so that local and municipal leaders participate in their development process through better utilisation of the potential and productivity they have.

    In this way, with this intervention, the FAS is working in the following areas:

    Strengthening physical capital in the face of growing limitations on the access of populations to basic social and economic services (education, health, water, market, bridges and temporary bridges).

    Strengthening social capital to address the need to continue stimulating the participation of citizens in identifying and solving the problems of their towns through public consultation mechanisms, bringing citizens, the civil society sector, the private sector and public bodies (municipal administrations) closer together.

    Strengthening human capital because, during the war, there was a great exodus from rural zones towards the cities in search of protection; the majority of municipalities were left without qualified administrators, and so it is necessary to invest in training, not only of organised civil society but also to build the capacities of the employees of the local administration.

    Strengthening economic capital because most economic and productive sectors which could be a means of lifting the local economy are not trained or developed enough to represent an added value for collecting revenue for municipalities, and because the main source of income for families tends to be the informal sector, especially in the case of women.

    Helena Farinha

    Deputy Director General of the FAS