• 13 febrero 2014

    |

    Categoría : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    Turquía y FIIAPP, de la mano camino a la UE

    Una década de trabajo conjunto por el bienestar de la sociedad turca y la entrada del país en la UE

    Trabajamos mano a mano desde 2004. Turquía aporta ilusión de cambio y esfuerzo de mejora de su administración y políticas públicas. La FIIAPP su bagaje en gestión de proyectos con expertos españoles que trabajan desde España y también destinados a tierra turca. Objetivo: ofrecer una mayor calidad de vida a los habitantes de Turquía a través del fortalecimiento de estas políticas públicas y facilitar su integración en la Unión Europea (UE).

    Democracia, Derechos Humanos, Seguridad, Medio Ambiente, Telecomunicaciones y Transporte son algunos de los sectores en los que Turquía y la FIIAPP se han hermanado. Un patrón similar al seguido con Croacia. La Fundación impulsó su integración en la UE, el pasado 1 de julio de 2013, con 21 proyectos de cooperación.

    En el caso de Turquía, la FIIAPP ha gestionado hasta el momento con un presupuesto de más de 27 millones de euros procedentes de cooperación bilateral y la Comisión Europea 31 proyectos de cooperación, de los cuales, siete se desarrollan actualmente. Uno de ellos es el de “Control de emisiones contaminantes de barcos”, que arrancó en mayo de 2012 y con el que ya se ha conseguido que Turquía se haya sumado al Convenio Internacional para prevenir la contaminación por los Buques (MARPOL). Esto no sólo supone que el país adopte la misma legislación en políticas de transporte que la UE, sino que también disponga de una base jurídica con la que poder inspeccionar navíos con bandera extranjera que accedan a puertos turcos.

    El experto de la FIIAPP, Cibrán Fernández, destinado a Turquía para el seguimiento de este proyecto, cuya finalización está prevista para mayo de 2014, detalla en #Historiasdecooperación sus objetivos, retos y beneficios para la sociedad turca.

    Más legislación, menos muertes

    Cada año, los barcos industriales generan alrededor de mil millones de toneladas de emisiones contaminantes, señala la CE. De este total, el 4% corresponde a las emisiones procedentes de la Unión Europea y un 3% son las emisiones de gases efecto invernadero, responsables del cambio climático, en todo el mundo.

    Por ello, Fernández subraya que estas emisiones tienen un “efecto nocivo considerable” sobre la población. Pueden llegar a provocar enfermedades cardiorrespiratorias  y cáncer. “Esto, a la larga, va a reducir el número de muertes de ciudadanos turcos causados por este tipo de emisiones”, apunta el experto de la FIIAPP sobre el proyecto.

    Según un estudio de la universidad Deleware (Nueva York), 19.000 personas habrían desarrollado cáncer de pulmón y otras 60.000 habrían muerto al contraer diferentes enfermedades a causa de las emisiones contaminantes de los barcos que circulan por Turquía.

    Las actividades a realizar planteadas por este hermanamiento para que Turquía alcance un alto nivel de control de emisiones contaminantes de los barcos son las siguientes: desarrollar un modelo de dispersión de las emisiones, preparar un plan de acción para eliminar las emisiones contaminantes de los barcos, armonizar la legislación turca con la comunitaria y las convenciones internacionales y formar a los inspectores de barcos.

    Además de adaptarse al marco de la UE y de MARPOL, Turquía también tiene como referente a la Organización Internacional Marítima (IMO, por sus siglas en inglés). El 70% de las emisiones de los barcos se producen a una distancia de 400 Km desde la costa turca. Todo esfuerzo es necesario para paliar el coste humano y medioambiental que supone esta problemática.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.