• 17 mayo 2013

    |

    Categoría : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    “Un año de transición para la cooperación española al desarrollo”

    La cooperación española ha atravesado un año de transición marcado por las nuevas directrices contenidas en el IV Plan Director 2013-2016. Avalada por las pautas internacionales de la Alianza de Busan para la eficacia de la ayuda, busca primar la eficacia real de la ayuda en función del marco institucional, las políticas aplicadas por el receptor, los niveles de corrupción, el riesgo moral y la apropiación y evaluación de resultados. Las limitadas fuentes de liquidez internacional han obligado a ser más austeros y selectivos en la utilización del dinero del contribuyente, en lo que se refiere a países destinatarios de la ayuda: 24, pertenecientes a las zonas consideradas más estratégicas para España.

    Para leer el artículo completo de Javier Morillas, Catedrático de Economía Aplicada, Universidad CEU San Pablo, pincha aquí

    La cooperación española ha atravesado un año de transición marcado por las nuevas directrices contenidas en el IV Plan Director 2013-2016. Avalada por las pautas internacionales de la Alianza de Busan para la eficacia de la ayuda, busca primar la eficacia real de la ayuda en función del marco institucional, las políticas aplicadas por el receptor, los niveles de corrupción, el riesgo moral y la apropiación y evaluación de resultados. Las limitadas fuentes de liquidez internacional han obligado a ser más austeros y selectivos en la utilización del dinero del contribuyente, en lo que se refiere a países destinatarios de la ayuda: 24, pertenecientes a las zonas consideradas más estratégicas para España.

    Para leer el artículo completo de Javier Morillas, Catedrático de Economía Aplicada, Universidad CEU San Pablo, pincha aquí

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.