• 30 septiembre 2016

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Donde hay una necesidad existe una fundación”

    Mañana, 1 de octubre celebramos el Día Europeo de las Fundaciones. Hace cinco años, Javier Nadal preside la Asociación Española de Fundaciones (AEF). A continuación nos cuenta la importancia de las fundaciones para la sociedad y cuál es el trabajo de la AEF.

    imagen_blog

    ¿Cómo se elige la presidencia de la Asociación Española de Fundaciones?

    Cualquier fundación puede presentar su candidatura a la presidencia de la Asociación ante la Asamblea General, que la elige por un periodo de cuatro años. En mi caso me presenté en 2012 como representante de la Fundación Telefónica y fui reelegido en junio de 2015 por otros cuatro años más.

     

    ¿Qué es la Asociación Española de Fundaciones?

    La Asociación es una entidad de la que cualquier fundación española puede ser miembro. Aunque no están todas, sí seguramente lo están las más significativas. El objetivo de la Asociación es trabajar por el conjunto del sector fundacional y para que este mejore.

     

    ¿Cuántas fundaciones forman parte de la Asociación?

    La integran alrededor de 1000 fundaciones. Hay una representación muy amplia de grandes y pequeñas fundaciones, de hecho tenemos una estructura de cuotas diferentes según el volumen de actividad de la fundación.

     

    ¿Cuál es el papel de la AEF?

    Como decía anteriormente, el objetivo de la Asociación es mejorar el sector fundacional en todos sus aspectos. La profesionalidad es fundamental y por eso una parte importante de nuestra actividad es la formación.

    Tenemos cursos con muy buena reputación, entre los que destaca el Curso de Especialización en Dirección de Fundaciones, que este año celebra su décimo tercera edición.

    Otro de nuestros objetivos, es mejorar el marco normativo del sector para el mejor desempeño de sus funciones. Durante este tiempo hemos alcanzado algunos logros, como la aprobación de una reforma fiscal que incluía mejorar los incentivos fiscales para los donantes, un hito por el que ha venido luchando mucho la AEF. Ahora, los primeros 150€ que cualquier persona dona tienen una desgravación del 75% en la declaración de la renta. Esto ha sido muy importante, porque los pequeños donantes son la base fundamental para el mantenimiento de las fundaciones.

     

    ¿Qué se hace desde la AEF para motivar al resto de fundaciones a mejorar?

    La Asociación ha promovido este año la creación de unos premios de carácter anual, que reconozcan los valores del propio sector fundacional. En esta primera edición hemos tratado de impulsar la iniciativa filantrópica, colaboración e innovación a través de estas tres modalidades.

     

    ¿Cuál es el papel de las fundaciones en Europa?

    En los últimos años, Europa ha desarrollado un gran trabajo para conseguir eliminar las barreras entre países y que seamos todos iguales en muchos ámbitos. Esto ha sido posible en todos los ámbitos menos en el de las fundaciones, lo que supone un problema real, porque ¿cómo es posible que una fundación española se vaya a Alemania y tengan que reinventarse con las leyes de allí?

    Para vencer esta barrera, se creó la red de europea de fundaciones y donantes de asociaciones DAFNE (Donors and Foundations Networks in Europe), que trabaja el sector fundacional europeo y para resolver estas limitaciones. Nuestro propósito es unificar el marco normativo europeo y la aprobación de un estatuto de fundaciones europeas que recoja la misma normativa para todas las fundaciones, se encuentren en el país europeo que se encuentren.

    Actualmente la presidencia de DAFNE la ostenta la AEF en la persona de Rosa Gallego, directora de relaciones internacionales de la Asociación.

     

    ¿De dónde surge la idea de crear una asociación de fundaciones?

    El mundo fundacional existe desde hace muchos años, pero es desde el reconocimiento constitucional al derecho a fundar cuando crece de forma significativa.

    La AEF nace en 2003, como resultado de la fusión del Centro de Fundaciones y de la Confederación Española de Fundaciones. Es heredera del trabajo y la experiencia de más de 30 años de las dos asociaciones que la precedieron.

     

    El 1 de octubre es el día de las fundaciones, ¿por qué y qué se celebra?

    Se trata de una iniciativa de DAFNE con el fin de dedicar un día a las fundaciones para dar a conocer su labor de una forma unificada. Desde el día 15 de septiembre al 1 de octubre, se promueven actividades enmarcadas en esta celebración. Este año se celebra su IV edición a la que se van sumando cada vez más entidades.

    Pese a los datos, el sector fundacional es poco conocido. En España existen alrededor de 9.000 fundaciones que contribuyen a resolver las necesidades de los ciudadanos y que además contribuyen de una forma significativa al desarrollo socio-económico de la sociedad: 200.000 puestos de trabajo, 8.000 millones al año de gasto, 23 millones de beneficiarios y constituye casi el 1% del PIB español.

     

    Además la AEF organiza una conferencia general cada dos años. Este año está dedicada a la comunicación, ¿por qué la comunicación?

    La comunicación es muy importante para todos los sectores, pero para el nuestro más. Hay que llegar a nuestros beneficiarios con el fin de que sepan que existimos y conseguir el apoyo social necesario que redundará, además, en un apoyo económico.

    Otra de nuestras preocupaciones es la transparencia y la comunicación es un arma fundamental para trabajarla. Por ejemplo, la AEF cambió hace unos años los estatutos para hacer obligatoria la publicación de las cuentas en la web corporativa de cada asociada. Si dependemos de la aportación de personas o entidades, como mínimo hay que ser muy transparentes en cómo utilizamos esos recursos.

     

    Cuál es el papel de la FIIAPP como fundación española de cooperación como miembro de la AEF

    Cada fundación tiene su propio rol, como es el caso de la FIIAPP, que sin duda es una fundación muy importante. No obstante, en la AEF promovemos la colaboración entre entidades, es más eficaz para alcanzar el cumplimiento de los fines de interés general, y lo hacemos a través de la creación de grupos de trabajo de entidades vinculadas por los mismos objetivos o áreas de actividad.

     

    ¿En qué se pueden beneficiar los ciudadanos de la existencia de la AEF y las fundaciones?

    Donde hay una necesidad existe una fundación, decimos en la Asociación. Si no hubiera fundaciones no habría por ejemplo becas de posgrado, porque todas son donadas por fundaciones, pero tampoco hospitales, residencias, programas de inclusión social, proyectos de investigación en salud y ciencia, muchas de las actividades culturales,… Sería un desastre.

    Las fundaciones han sido fundamentales en esta crisis. Durante estos años, han tenido que atender más necesidades con menos recursos y responder a muchos problemas a los que no llegaba la Administración.

    Trabajar por los fines de interés general es trabajar por la dignidad de la persona, que es lo más noble a lo que uno puede dedicarse. Me siento plenamente orgulloso de este sector al que aún le faltan retos por cumplir y para eso está la AEF, para hacerlo posible.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.