• 08 enero 2015

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La Policía de Guinea no tenía prácticamente ningún medio material”

    Entrevista al Inspector del Cuerpo Nacional de Policía Fernando Santos, desplazado a Guinea durante 14 meses para coordinar un proyecto de seguridad de la FIIAPP

    Fernando aterrizó en Guinea a finales de 2013 para coordinar un proyecto piloto financiado por la Unión Europea y gestionado por la FIIAPP para que la población del país africano recupere la confianza en la Policía Nacional. Una confianza mermada durante los 24 años de gobierno del fallecido Lasana Conté. Desgranamos los puntos más importantes de este proyecto con Santos, quien pisó tierra guineana sin imaginar que al poco tiempo tendría que hacer frente a la epidemia del ébola.  Aquí su #HistoriadeCooperación

    ¿Cuál es el objetivo del proyecto?

    El objetivo de este proyecto de la UE era formar, dar un apoyo, a la Policía Nacional de Guinea para aproximar esta policía a la población. ¿Cómo? A través de diferentes actividades: formación a policías para que desarrollen sus funciones de una forma profesional y competente, restaurar las comisarías para que presentasen unas condiciones mínimas para toma de denuncias, ingreso de los detenidos, acogida de los denunciantes, etcétera. Y otra parte del proyecto estaba destinado a equipar a la Policía de vehículos, de medios materiales, ordenadores… con la finalidad de poder realizar su función con cierta competencia teniendo en cuenta que se había detectado que la Policía de Guinea no tenía prácticamente ningún medio material.

    En ocasiones no contabais ni con electricidad…

    La electricidad es un problema general en Guinea. Depende del día, pero hay quien apenas tiene electricidad, otros cuentan con sólo seis o 12 horas… En nuestras comisarías piloto hemos establecido un sistema eléctrico de paneles solares que permiten a la comisaría tener electricidad 24 horas al día para cargar desde los aparatos de radios hasta los móviles, impresoras…

    ¿A qué se debe esa desconfianza por parte de la sociedad?

    Ha habido un cierto abandono por parte de la Administración a la Policía. En Guinea hay dos fuerzas policiales principales: la Gendarmería (equivalente a la Guardia Civil) y la Policía. Digamos que los esfuerzos de la Administración para potenciar estas fuerzas policiales se han centrado en la Gendarmería. Entonces, el nuevo Presidente pretende que la Policía pueda salir adelante y crear una fuerza policial formada que permita realizar las labores mínimas de Policía con cierta garantía para los ciudadanos.

    ¿Qué ha aportado España en este proceso?

    Ha sido un proyecto liderado por los franceses en el que España ha colaborado en dos puntos. El primero, el trabajo que yo ejecutaba, denominado como responsable de operaciones en la ciudad de N’Zérékoré. Mi misión, básicamente, era poner en marcha todas las actividades previstas en el proyecto en esta ciudad. Es decir, las actividades de formación, de reconstrucción de la comisaría y de la entrega de todo el material comprado por el proyecto. El segundo, las actividades de formación y desarrollo realizadas por otros compañeros del Cuerpo Nacional de la Policía y de la Guardia Civil que se desplazaron a Conakry en dos ámbitos: la Inspección General de Servicios, que equivaldría a ‘Asuntos Internos’ español, y violencia de género para lo cual una inspectora ha dado cursos de formación y ha establecido protocolos de actuación.

    ¿Qué se ha hecho con las tres comisarías beneficiarias dentro del proyecto?

    Dos comisarías estaban en Conakry y la otra era la de N’Zérékoré. En los dos primeros casos se han reconstruido y ampliado sobre los cimientos de las antiguas. En el caso de Serecore se ha reconstruido un antiguo edificio de la comisaría que había sido totalmente destruido durante las huelgas generales de 2007.

    ¿Guinea está dispuesta a dar continuidad a este proyecto piloto?

    Sí, tanto la UE, que en este caso es la que financia, como la República de Guinea están abiertos a realizar nuevos proyectos en el ámbito policial. Además, es totalmente necesario porque el país es grande y este ha sido un pequeño proyecto. Creo que la inversión futura de la UE será bastante grande para potenciar la Policía Nacional.

    ¿Y cómo ha sido vivir allí 14 meses?

    Ha sido una experiencia muy bonita. La gente de Guinea es muy amable, extraordinaria. Me han aceptado muy bien… Ha sido una época en la que el país se ha visto atacado por el ébola y ha afectado al normal desarrollo del proyecto y a nuestra vida cotidiana porque hemos tenido que tomar una serie de medidas de precaución para evitar el contagio, pero quitando este hecho que evidentemente ha sido dramático, por lo demás ha sido una experiencia maravillosa.

    En nuestro programa de radio, ‘Cooperación pública en el mundo’ (Radio5) puedes escuchar la experiencia de estos expertos

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor

    #

  • 29 diciembre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    El sentido común al servicio de una mejor política migratoria

    Por Maxence Defontaine, compañero de la FIIAPP dentro del proyecto de migración 'El Proceso de Rabat'.

    Lúcido y equilibrado, dos términos que deberían ser esenciales a la hora de desarrollar políticas migratorias adecuadas. Lúcido, porque es necesario observar la realidad migratoria tal y como es: un fenómeno originalmente connatural a la persona, pero que en la actualidad y como consecuencia de una desigualdad socioeconómica insostenible, se ha convertido en una realidad forzada para muchos. Y equilibrado, porque al ser la migración una realidad compleja, se requieren respuestas globales y transversales, que tengan en cuenta tanto la situación de los migrantes  como la de los países de origen, tránsito y destino.

    Estas ideas coinciden con los principios que han dado lugar al Proceso de Rabat, Diálogo Euro-africano sobre Migración y Desarrollo iniciado en Marruecos en 2006, cuyo fin es abordar cuestiones relacionadas con la migración Euro-africana y, más concretamente, con la ruta migratoria de África Occidental, adoptando un enfoque flexible y un espíritu de responsabilidad compartida.

    ¿Por qué hablar del Proceso de Rabat aquí?

    Está claro que los problemas y desafíos de la migración requieren respuestas políticas coordinadas, y para ser viables y realistas, deben de integrar las necesidades y los intereses de los principales actores involucrados. El Proceso de Rabat ha mostrado en estos últimos años su carácter mudable y evolutivo en el que las prioridades se definen tras  el intercambio y la discusión entre los países, las organizaciones internacionales y la sociedad civil.  A su vez, ofrece un enfoque equilibrado que permite paralelamente luchar contra la migración irregular, organizar la migración legal, y fortalecer las sinergias entre la migración y el desarrollo.

    ¿Por qué hablar del Proceso de Rabat ahora?

    El pasado 27 de noviembre, los Ministros, Secretarios de Estado y otros representantes de alrededor de 60 países de Europa, África del Norte, Central y Occidental, así como los Comisarios europeos y africanos responsables de políticas de migración, para el desarrollo y de relaciones externas, aprobaron en Roma la nueva declaración política del Proceso de Rabat y su programa de ejecución para el período 2015-2017.
    ¿Qué pensar del nuevo documento y de esta nueva etapa?
    Para conseguir metas factibles y compromisos cumplidos, el acuerdo debe de tener en cuenta la situación de cada país participante, y construirse en sintonía con las nuevas coyunturas y prioridades. Si no, está condenado al fracaso.
    La aceptación unánime de la “Declaración de Roma” supone ventajas y beneficios tanto para los socios africanos como los europeos, y revela una cierta adecuación al contexto actual.

    En efecto, el nuevo documento estratégico refleja las observaciones y preocupaciones de los últimos meses: una presión migratoria creciente a las puertas de la Unión Europea, y unas circunstancias de migración alarmantes generadas por la trata y el tráfico de personas que ponen en peligro miles de vidas.

    Así, la Declaración de Roma propone dos ejes temáticos prioritarios:

    El primer eje trata las causas profundas de la migración mediante la mejora de los marcos socioeconómicos con la promoción de los vínculos entre la migración y el desarrollo. En este sentido, el nuevo acuerdo promueve medidas concretas para mejorar la participación y la contribución de la diáspora en el desarrollo de sus países de origen. Se trata por ejemplo de favorecer las iniciativas empresariales en los sectores productivos con el uso de incentivos como la implementación de asociaciones público-privadas, fondos de garantía para las inversiones de los migrantes, programas de educación financiera, o la reducción de costos de las remesas.

    •  El segundo eje pretende reforzar la prevención y la lucha contra la migración irregular y especialmente  la trata de personas y el tráfico de migrantes. Se refiere evidentemente y sobre todo a las recientes tragedias del mediterráneo, mostrando una determinación por desmantelar el crimen organizado que se lucra de la desesperanza de los migrantes cuyo sueño de una vida digna se ve truncado.

    Asimismo, la nueva declaración promueve medidas preventivas de sensibilización y capacitación, medidas operacionales y coercitivas basadas en la cooperación entre países para la gestión conjunta de fronteras, la creación de patrullas mixtas y de servicios especializados en el control de los delitos transfronterizos; así como medidas legales y  formación del personal jurídico para mejorar los sistemas de acogida y de protección.

    De hecho, este nuevo acuerdo propone una nueva línea de trabajo principal, un pilar temático sobre la promoción del acceso a la protección internacional de los solicitantes de asilo y refugiados, una iniciativa muy relevante dado el contexto de los últimos años en África en el que se han multiplicado crisis y desplazamientos masivos de personas.

    Con esta nueva declaración, el Proceso de Rabat sigue promoviendo la cooperación entre los países para construir conjuntamente un enfoque global adaptado a los desafíos de la migración. Es más, inspira nuevos diálogos regionales: el Proceso de Jartum fue así inaugurado el 28 de noviembre pasado para responder a los retos de la ruta migratoria de África del Este.

    Lúcido y equilibrado, dos adjetivos que parecen acompañar estos procesos políticos, que aún requieren esfuerzos y compromiso para poner en práctica sus enseñanzas y lograr una migración elegida, legal y segura.

    Más información sobre el “Dialogo euro-africano sobre la migración y el desarrollo” (Proceso de Rabat) disponible en la página web: www.processusderabat.net

    Artículo previamente publicado en el blog 3500 Millones (El País).

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor

     

    #

  • 19 diciembre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    ”Para avanzar en desarrollo social es necesario tener países con un gobierno fuerte”

    James Midgley, es Catedrático de Servicios Sociales Públicos en la Escuela de Bienestar Social, en la Universidad de California, Berkeley. Originario de Sudáfrica, estudió en la Universidad de Ciudad del Cabo y en la London School of Economics. Es especialmente conocido por su labor desarrollada en trabajo social y la política social en los países en desarrollo. Además, está considerado como un pionero de este campo. James Midgley tiene nuevo libro “Desarrollo Social: Teoría y Práctica y lo ha presentado en la FIIAPP.

    ¿Cuál es el objetivo de este libro?

    Es importante tener en cuenta que es un libro de texto para estudiantes de cursos avanzados y de postgrado. He tomado como ejemplos algunos de los proyectos prácticos que se han llevado a cabo en muchos países por todo el mundo. Desde proyectos comunitarios, pasando por proyectos de ahorro, y proyectos de educación desde la etapa de pre-escolar y he intentado describirlo. Además, he intentado proveer de algunas bases teóricas, de cómo la práctica va unida a algunas perspectivas conceptuales de la teoría. Éste es el propósito del libro y ésta es la razón de por qué se llama Teoría y Práctica.

    De forma práctica, ¿Cómo se lleva a cabo el desarrollo social?

    El libro tiene unos cinco o seis capítulos dedicados a  diferentes estrategias para ponerlo en práctica. La primera estrategia que trato es los proyectos de capital humano, en los cuales está incluida la educación desde su etapa preescolar hasta la universidad incluyendo también la salud. Hay un capítulo entero dedicado a proyectos comunitarios. También se trata el tema del empleo, la creación de trabajo. Otro sobre cómo utilizar los recursos y uno sobre el lado práctico de la protección social, las transferencias de dinero, que ahora están usando muchos gobiernos como Brasil con su iniciativa “Bolsa Familia” para conseguir dinero para las familias con niños. También hablo de la planificación.
    Todas estas estrategias prácticas deben ir juntas en un sistema que nosotros llamamos “Planificación Nacional” para utilizar conjuntamente mecanismos de coordinación y hacer que los países sean más eficaces.

    ¿Qué países o regiones han avanzado más en desarrollo social desde sus inicios y cuáles tienen aún un largo camino por delante?

    Creo que hay algunas bases principales para que los países puedan tener éxito. Antes de nada, para avanzar en desarrollo social, es necesario tener países con un gobierno fuerte. El gobierno tiene la capacidad, el compromiso político, y la forma de impulsar las necesidades sociales de la población. La mayoría de los países con más éxito han sido democráticos, con una democracia de estilo occidental y son receptivos y responsables con su población.

    Hay algunos países que están incrementando el nivel de vida de su población. En un primer grupo incluiríamos países bastante pequeños, algunas islas como Mauricio y algún país como Costa Rica, que tienen menor población y es más fácil para ellos. Pero en alguno de los países más grandes hemos podido observar mejoras significantes en su nivel de vida, como pueden ser Chile o Brasil. Incluso en países donde hay un alto nivel de pobreza el gobierno se está comprometiendo y el nivel de vida está mejorando.
    El Banco Mundial ha publicado los resultados que muestran como en Sudáfrica  el ratio de pobreza ha disminuido de una manera significante y la igualdad también ha mejorado, hay algunas investigaciones procedentes de Brasil que muestran estos datos.

    Estos son sólo algunos ejemplos, por supuesto hay otros países donde la historia no es tan feliz, por ejemplo Sudán del Sur era un país con muchas oportunidades, pero se convirtió en un país independiente y en la élite política comenzaron a luchar entre ellos, cogieron las armas y comenzaron a matar. Hay países con muchas desventajas porque tienen un desarrollo pobre en la agricultura y se están dando algunos desastres, por ejemplo el virus del ébola, que están causando grandes problemas. Un buen ejemplo es Liberia, donde tienen unos conflictos bélicos terribles, muertes, pobreza… y acuden a nosotros para estudiar cómo mejorar la crisis del ébola.

    En mi opinión esto es un problema constante y no existe una solución mágica al problema, tenemos que intentar mejorar constantemente.

    En la introducción de su libro dice que “El desarrollo social propone un cambio social progresivo” ¿En qué punto se encuentra ahora el desarrollo social?
    A nivel general hay diferentes opiniones con respecto a esto. Hay gente que piensa que todo va muy mal y hay otros que piensan que todo está muy bien. En mi opinión, es una mezcla de los dos, ni todo es tan bonito ni tan malo.
    1995 fue un periodo muy importante con el “World Social Summit for Social Development”. La conferencia, que tuvo lugar en Copenhagen, recibió a 117 Presidentes y Ministros de todo el mundo que asistieron y firmaron el acuerdo para tener lo que se conoce como los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Parece una locura que todos los gobernantes del mundo se unieran para resolver el problema de la pobreza, pero sucedió. Se unieron y dijeron vamos a intentar reducir la pobreza y mejorar la salud y la situación de las mujeres, y la educación de los niños y los resultados ahora, 15 años después, son bastante positivos.
    No hay una solución mágica pero podemos ver que ha habido mejoras. Así que yo soy optimista, pero no pensando que no hay problemas y está todo bien. Hay que continuar intentando luchar por mejorar las condiciones de las personas de todo el mundo.

    ¿Qué papel juegan las administraciones públicas en el desarrollo social?

    Mi opinión es muy crítica. Hay personas trabajando en desarrollo social que dicen que el desarrollo debe provenir de la gente y de la comunidad y estoy de acuerdo con esto, pero la gente no puede hacerlo sin la ayuda del gobierno. El gobierno tiene mucho poder para conseguir recursos y hacer una planificación, así que, en mi opinión, creo que la comunidad y el gobierno deben ir unidos. Por esto debería haber algún tipo de participación democrática y operadores para la comunidad local para ser representados y poder participar, pero para esto tienes que tener un buen gobierno.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor

    #

  • 21 noviembre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    ”El Proceso de Rabat abrió una nueva etapa en la comprensión del fenómeno migratorio”

    El próximo jueves 27 de noviembre tendrá lugar en Roma una conferencia de alto nivel entre ministros africanos y europeos bajo el marco de “El Proceso de Rabat”, un diálogo de migración y desarrollo internacional que cuenta con el apoyo de la FIIAPP para su desarrollo. Lorena Andrés, coordinadora de este proyecto en la FIIAPP nos habla sobre pasado, presente y futuro de este diálogo.

    En 2006, un total de 57 países europeos y africanos iniciaron “El proceso de Rabat” para afrontar los desafíos que supone la migración y también las oportunidades de desarrollo que genera. ¿Por qué estos países deciden formar parte de “El proceso de Rabat”?

    La aprobación de la primera Declaración del Proceso Rabat en 2006 reconoce que las rutas migratorias euroafricanas y en especial la ruta de África del Oeste constituyen un fenómeno complejo que requiere de la colaboración estrecha de todos los Estados involucrados. Además, ponía el énfasis en la búsqueda de fórmulas que potencien los efectos positivos que la migración puede tener en el desarrollo de los países africanos. De esta forma, el Proceso de Rabat abrió una nueva etapa en la comprensión del fenómeno migratorio y proporcionó un enfoque novedoso e integral para su gestión adecuada y de colaboración entre los países de África Occidental, Central y los países del Magreb con los países europeos, es decir, entre países de origen, tránsito y destino migratorio.

    La FIIAPP apoya este diálogo, ¿En qué se traduce ese apoyo?

    El objetivo es facilitar el debate y la implementación de la tercera fase del Diálogo Euroafricano sobre Migración y Desarrollo (Proceso de Rabat), proporcionando a los socios un marco abierto de consultas, coordinación y cooperación, fortaleciendo las capacidades institucionales y permitiendo la participación en un diálogo constructivo sobre asuntos migratorios.
    Desde 2008 la Comisión Europea apoya al Proceso de Rabat a través de la ejecución de los proyectos de “Apoyo” al Proceso político. El primero de 2008- enero de 2011 contó con la co-financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). Desde 2008, la FIIAPP forma parte de los proyectos de Apoyo para facilitar el Diálogo. Actualmente estamos en la tercera fase del proceso apoyando la implementación de la Estrategia de Dakar.

    Este mes se celebra una Conferencia Ministerial en Roma bajo el marco del proceso, ¿Cuál es el objetivo de esta Conferencia?

    La Conferencia Ministerial pretende aprobar la declaración política y su anexo, el programa de cooperación de Roma para los años 2015-2017.

    No es la primera…

    Desde el año 2006, se han aprobado y puesto en práctica tres declaraciones políticas con sus respectivos programas o planes de acción: Rabat en 2006, Paris en 2008 y Dakar en 2011. A lo largo de estos años, el debate político se ha centrado en incluir medidas orientadas a luchar contra la migración irregular y de aprovechar, en cooperación con terceros países, los beneficios de la migración legal. También se ha querido potenciar las sinergias entre migración y desarrollo potenciando el rol de la diáspora entre otras acciones.

    ¿Cuál serán los objetivos de la declaración de Roma?

    La declaración de Roma, enfatiza, entre otras cosas, la necesidad de adaptación a nuevos cambios y contextos como es el caso de la cooperación Sur-Sur a nivel regional. Asimismo, destaca el papel central que juegan actores como las autoridades locales (ej. Municipios), la diáspora, la sociedad civil y el sector académico en el desarrollo de conocimiento sobre asuntos migratorios. También se apunta la necesidad de incrementar su cooperación y colaboración con las autoridades tanto a nivel nacional y regional.

    Hasta el momento, “El proceso de Rabat” ha trabajado sobre el marco político de los países emisores y receptores de migrantes. ¿Esta nueva fase trabajará en aspectos más concretos?

    Efectivamente, esta nueva fase del Proceso de Rabat persigue llevar la dimensión política a lo concreto y terrenal a través de su operacionalización. Esto se quiere realizar a través del fortalecimiento de diferentes prioridades temáticas.

    Un ejemplo de las principales prioridades que quieren atajarse durante esta
    fase del Proceso son:

    – Fortalecer el nexo migración – desarrollo para contribuir al desarrollo sostenible en países de origen y destino. En este sentido se quiere involucrar en mayor medida a las organizaciones de la diáspora así como aumentar el efecto positivo de las remesas respetando su naturaleza privada.

    – La prevención y la lucha contra la migración irregular, y en concreto, respecto al tráfico de personas y la trata de seres humanos. En este contexto, se quiere fortalecer la cooperación en la gestión de fronteras y en las políticas de retorno.

    #

  • 07 noviembre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    ”Todos los países tienen un gran interés en proteger a su población y a su medio ambiente”

    La FIIAPP gestiona actualmente siete proyectos, financiados por la Comisión Europea, de defensa contra amenazas Nucleares, Radiológicas, Biológicas y Químicas (NRBQ), amenazas que van desde el vertido contaminante de un barco hasta la propagación de enfermedades por los desechos de material hospitalario. Uno de estos proyectos es el de "Manejo de desechos químicos y biológicos peligrosos en la región de la fachada atlántica africana y Túnez”. El jefe del proyecto, Andrew Proudlove, nos cuenta en qué consiste y cómo durante su primera fase de desarrollo se encontraron con la crisis del ébola en los países de estudio.

    ¿Cuál es el objetivo del proyecto NRBQ 35?

    El objetivo del proyecto es mejorar (o iniciar) mejores prácticas en el manejo de desechos químicos y biológicos peligrosos en países de la región de la fachada atlántica africana (Costa de Marfil, Gabón, Liberia, Mauritania, Marruecos, Senegal y Togo) y Túnez.

    En el campo de protección civil, todos los países en esta región han intensificado la cooperación entre ellos y están dispuestos a intercambiar las mejores prácticas con la Unión Europea tanto en el campo de la prevención de desastres químicos, biológicos, radiológicos y nucleares (ya sean naturales o provocados) como en la preparación y respuesta. Hay una gran variedad de proyectos relacionados con este tema financiados por la Unión Europea y ya hay 40 que están en marcha en ésta y otras regiones.

    ¿Cuál es el plan del proyecto para conseguir este objetivo? 

    Simplificando, tenemos previsto dar formación a todos los que están implicados con el manejo de desechos químicos y biológicos peligrosos. Además de este proceso de formación también pretendemos sensibilizar al público del problema. 

    El proyecto se desarrolla en ocho países y cada país es muy diferente y tiene sus propias prioridades. Algunos, por ejemplo, están interesados en desechos químicos peligrosos, como los pertenecientes a laboratorios químicos. Pero todos los países tienen un gran interés en proteger a su población y su medio ambiente.

    Merece la pena mencionar que tenemos un pequeño equipo de expertos en cada uno de los países dedicados a trabajar con nosotros.

    ¿Tienen un interés especial en el ébola?

    El brote de ébola comenzó unos meses después de que arrancase el proyecto y desde entonces, el centro de atención ha cambiado hacia el manejo de desechos biológicos peligrosos*. En visitas de investigación en países del Sub-Sahara en África Oeste, nuestro equipo sólo encontró un incinerador moderno que funcionaba y capaz de eliminar los desechos peligrosos sin contaminación. La mayoría de los países en la región tienen incineradores pequeños o que no son capaces de destruir los desechos peligrosos y esto no es nada bueno.

    En la mayoría de los casos este tipo de desechos son enviados a vertederos donde se mezclan con desechos normales y probablemente son filtrados para volver al ecosistema. La Organización Mundial para la Salud recomienda la cremación de las personas que han fallecido debido al ébola y la incineración de todos los materiales de desecho asociados. La cremación no está culturalmente aceptada en el Oeste de África y no existen facilidades. Además, la incineración de desechos a una temperatura lo suficientemente alta para destruirlos no es posible en la mayoría de los países afectados. No soy epidemiólogo, pero claramente, éste parece ser un problema muy serio y puede haber contribuido a la epidemia actual. Nuestro equipo ha trasladado este dilema a la atención del Banco Mundial, el cual está considerando el financiar un incinerador moderno para esos países.

    ¿Podrías mencionar algunas consecuencias en estos países debidas a los desechos químicos y biológicos peligrosos?

    En Senegal, la Bahía de Hann, situada justo al norte de la zona industrial del Puerto de Dakar. Se trata de un pequeño pueblo pesquero. La playa de Hann se convirtió en una bonita zona recreativa cerca del centro de Dakar. Al comienzo del siglo XXI, 71 fábricas emiten vertidos a lo largo de la orilla de Hann dándole a la zona el sobrenombre de “bahía basura“.

    En enero de 2009, el gobierno senegalés anuncio la solicitud de un préstamo de 50 millones de Euros a Francia y al Banco Europeo de Investigación para financiar una Oficina Nacional para la descontaminación de Senegal. Con dicho proyecto se sanearía la bahía de Hann. Sería la primera limpieza industrial a gran escala. El plan va a la limpiar la zona y a crear un canal para desviar los vertidos industriales a una nueva planta de tratamiento de residuos.

    Tal vez más serio es lo que ocurrió en Costa de Marfil en 2006, un buque registrado en Panamá, el Probo Koala, fletado por una petrolera con sede en los Países Bajos, descargó desechos tóxicos en el puerto de Abidjan. Los desechos fueron vertidos por una empresa local por 12 lugares alrededor de la ciudad de Abidjan en agosto de 2006. Naciones Unidas y el gobierno de Costa de Marfil culpan al gas liberado por estos productos químicos de la muerte de 17 personas y los daños causados a más de 30.000 marfileños con daños que abarcaron desde leves dolores de cabeza a quemaduras graves de piel y pulmones. Casi 100.000 marfileños necesitaron atención médica por los efectos de esos productos químicos.

    Nosotros hemos llevado a cabo unas visitas con el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas que tiene como objetivo inspeccionar los restos de esa contaminación y limpiarlos.

    La primera fase del proyecto termina al final del año, ¿cuáles deben ser los principales resultados conseguidos en este período?

    Al final del año deberemos haber clarificado la idea de cómo se manejan los desechos químicos y biológicos en los países donde estamos trabajando. Esto nos permitirá dirigir las actividades de la segunda fase para conseguir el mejor resultado en cada uno de los países. Tendremos también un nuevo manual de mejores prácticas que proveerán de un concepto básico del conocimiento de la segunda fase.

    ¿Cuáles son las diferencias entre la primera y la segunda fase?

    La primera fase consiste en:

    – Misiones de investigación para establecer: a) el punto de partida de cada uno de los países con respecto al manejo de desechos químicos y biológicos peligrosos; b) un inventario de sus capacidades en el manejo de desechos químicos y biológicos peligrosos.

    – Una revisión de las mejores prácticas en el manejo de desechos químicos y biológicos peligrosos.

    Mientras que la segunda fase consiste en cursos de formación nacionales y regionales para aumentar la conciencia pública y reforzar las capacidades de los laboratorios.

    Más información sobre el proyecto y su progreso en: www.cbrncoe35.eu

    *Vertido contaminante de un barco, utensilios hospitalarios, sábanas, bisturís, agujas, residuos líquidos, etc….

    #

  • 24 octubre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    ”Nos enorgullece nuestra política regional por su capacidad para crear un impacto positivo”

    EUROsociAL estuvo presente en la 12ª Semana Europea de las Regiones y las Ciudades organizada por el Comité de las Regiones y la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea. En los conocidos como Open Days, EUROsociAL, a través de la FIIAPP, organizó un seminario sobre política regional latinoamericana en el que participó Jolita Butkeviciene, Directora para América Latina y el Caribe de la Dirección General de Desarrollo y Cooperación – EuropeAid, quien nos habló del presente y futuro de la cooperación euro-latinoamericana en clave regional*.

    La agenda para el cambio que promueve la cooperación europea está enfocada en el buen gobierno, el crecimiento inclusivo y sostenible y el desarrollo humano ¿es la cohesión territorial una prioridad de esta agenda?

    Efectivamente esos son los principales aspectos de nuestro nuevo enfoque de cooperación al desarrollo. Aunque la cohesión territorial no se menciona de manera específica, si preguntamos cómo se pondrán en marcha todos estos nuevos y ambiciosos programas, nuestro nuevo enfoque de cooperación pasa por las autoridades locales y los agentes locales mediante el desarrollo regional.

    Y si se examinan todas estas políticas, ya sea en materia de gobierno democrático o de desarrollo social, el conjunto de ellas debe implantarse a escala local. Eso es lo que los Estados miembros y el Parlamento nos han pedido, y sin duda se trata de programas que realmente pueden marcar la diferencia.

    ¿Hay algún ejemplo de trabajo en esta línea?

    Si nos fijamos en los grandes países con los que trabajamos, y en América Latina hay más países grandes que pequeños, ya sea Perú, Colombia o Ecuador, es a nivel regional y local donde se pueden conseguir avances. En Perú, por ejemplo, pusimos en marcha un programa regional muy eficaz para luchar contra la desnutrición infantil y el Gobierno ya lo ha reproducido en todas las regiones. Por tanto, para cumplir la agenda para el cambio a través de los agentes territoriales y locales es necesario tener un ejemplo satisfactorio.

    Las experiencias de la Dirección General de Política Regional de la Comisión Europea están siendo aprovechadas por algunos programas de cooperación como EUROsociAL. ¿Qué piensa sobre esta colaboración?

    Agradezco enormemente tener socios sólidos como la DG Regio para la aplicación de nuevas políticas. Algo que sin duda nos enorgullece como europeos es nuestra política regional por su capacidad para crear un impacto positivo en las personas, las regiones y los países en su conjunto. Recuerdo que hace unos 60 años España todavía era considerado como un país en desarrollo, pero ya no es así. Tenemos problemas en Europa Oriental, pero alcanzará al resto. Y ello se debe a la función tan importante que desempeñan las políticas regionales. Por supuesto, la DG Regio, como titular de esas políticas, tiene la experiencia y la memoria histórica que así lo confirman.

    ¿Cómo será esa cooperación en el futuro?

    Para nosotros es absolutamente fundamental trabajar con los socios clave, que son de confianza. Pero esa confianza solo se conseguirá si tienen algún valor añadido en las regiones. Por tanto, el hecho de trabajar con la DG Regio supone una enorme ventaja para nuestros socios latinoamericanos. Es difícil saber lo que deparará el futuro, pero tenemos varios acuerdos que debemos desarrollar con la DG Regio.

    Creo que tenemos bastantes ideas que nos gustaría sacar adelante en los próximos años en materia de política territorial y regional en América Latina, ya sea en inversión para la creación de pequeñas y medianas empresas o en el terreno de las desigualdades sociales y los problemas medioambientales. Todas esas áreas entran en el ámbito de actuación de la DG Regio y constituyen la base de nuestro futuro trabajo en América Latina.

    *Esta entrevista fue grabada en vídeo y se puede ver completa en este enlace: Entrevista Jolita Butkeviciene

    #