• 14 octubre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “No se puede hablar de desarrollo y democracia sin contar con las mujeres”

    Entrevista a Nava San Miguel, experta en género del convenio FIIAPP-Secretaría General de Cooperación Internacional para el Desarrollo (SGCID).

    El año que viene se verá cuántas metas de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) se habrán alcanzado tras 15 años de trabajo. Una iniciativa que tendrá segunda parte: la Agenda post2015 con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS).

    El backstage de esta segunda parte ya está en funcionamiento y en lo que respecta a tema de género, según Nava San Miguel, ya hay un amplio consenso para avanzar en un logro doble: que exista un objetivo sobre esta materia en la propuesta de ODS para construir la Agenda Post 2015 y que el resto de objetivos de la lista tengan enfoque de género.

    España ha aportado su granito de arena para que así fuese. Hacemos un repaso con Nava San Miguel sobre la trayectoria de la Cooperación Española  en esta materia y su compromiso internacional que, principalmente, reside en la doble estrategia de  transversalización de género y acciones específicas para el empoderamiento de las mujeres, propuesta ya por la Plataforma de Beijing en 1995 y que justo el año que viene se celebra su vigésimo aniversario.

    ¿Qué tipo de cooperación hace España en esta materia?
    La Cooperación Española incluye la igualdad de género como una seña de identidad de su política de desarrollo y así queda reflejado en sus últimos tres planes directores. En lo multilateral, España ha llegado a ser el primer donante de Naciones Unidas para los temas de género y de organismos multilaterales como ONU Mujeres en los primeros años de su creación (2010) y ha apoyado muchos proyectos de género de otros organismos no específicos, por ejemplo, de educación de UNICEF o de fondos regionales como por ejemplo  para la CEPAL,  apoyando  el observatorio de género en América Latina. En África también se han apoyado proyectos para el NEPAD y la Unión Africana con temas de género. También en lo bilateral, se han apoyado muchas subvenciones y convenios con enfoque de género o específicos de género para las ONGD… y estamos intentando que haya un proceso de transversalización en todo lo que se hace en el sistema de cooperación.

    ¿Qué significa esa transversalización?
    Que el tema de género se integre en todo lo que hace la cooperación española. Desde la definición de políticas hasta la planificación, la gestión y la evaluación. Se viene trabajando en diferentes metodologías y procesos como los Marcos de Asociación con los países y ahora mismo se está desarrollando por ejemplo en la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) un manual de transversalización. Llevamos trabajando en ello desde el II Plan Director, y se intenta consolidar en el actual IV Plan Director 2013-2016. .

    ¿Y son parámetros para seguir en cada uno de los países con los que cooperamos?
    Sí, es necesario que el enfoque de género se integre en todo los instrumentos de la cooperación española.  Para definir las prioridades con los países socios se elaboraron unas pautas para la integración de género en la definición de los Marcos de Asociación País (MAP), que se están aplicando en estos momentos.
    Dentro del Consejo de Cooperación hay un Grupo de género que se encarga de velar por que todo lo que cualquier documento de la política de desarrollo que pasa por el consejo vaya teniendo más perspectiva de género integrada.

    ¿Cuáles son los países socios de España?
    Se han reducido mucho. Estábamos en 50 países y ahora con los recortes, el nuevo plan director y una política de concentración geográfica van a quedar en 23. Se están cerrando muchas Oficinas Técnicas de Cooperación. Sobre todo estamos en América Latina, norte de África, algunos países de África subsahariana y en Asia todavía hay proyectos de cooperación en Vietnam y Filipinas.

    ¿Qué línea se espera que siga en esta materia la Agenda post2015?
    Lo más importante es haber logrado que haya un consenso internacional para que exista un objetivo específico en materia de género. En las negociaciones este tema siempre es muy complicado. En este caso, desde el principio y para sorpresa de todo el mundo que trabajamos en los temas de género y desarrollo, casi nadie cuestiona que la igualdad de género y que el empoderamiento de las mujeres es fundamental para el desarrollo de cualquier país.  Pero el proceso todavía está abierto hasta septiembre de 2015.

    Pero ya lo había en los ODM… ¿qué diferencia hay en los ODS?
    En los ODM primero costó mucho que lo hubiera. La conceptualización no estaba tan bien definida  porque se hablaba más de igualdad entre hombres y mujeres y hablar de igualdad de género y empoderamiento de las mujeres es mucho más correcto; y después, no estaba transversalizado el enfoque de género en todos los demás objetivos. Incluso en algunos de ellos, como en los temas de salud sexual y reproductiva, no estaba incluida la salud sexual . Fue una meta que se consiguió años después y tras la crítica de las organizaciones feministas y de mujeres de todo el mundo. En este momento el debate está abierto, pero en la propuesta de objetivos está la de integrar una meta de Derechos sexuales y reproductivos como parte del objetivo de cobertura universal a la salud.

    En estos 15 años de trabajo, dentro del objetivo de mujer en los ODM, ¿de qué estáis más satisfechos?
    Se ha avanzado en establecer mecanismos de igualdad. Pueden ser más o menos débiles, pero se ha avanzado mucho en que se asuma como una política pública y en definir marcos normativos en casi todos los países que han firmado los grandes acuerdos y que ratifiquen la normativa internacional. En educación también se ha avanzado en reducir la brecha de desigualdad en la educación para las niñas. Sin embargo, teniendo cartas de navegación como El Cairo-Beijing, la desigualdad de las mujeres sigue siendo universal, y la defensa de los derechos sexuales y reproductivos sigue siendo un problema y el caballo de batalla de los temas de género. En temas de violencia contra las mujeres, creo que hay mucha más consciencia del problema, aunque las cifras siguen siendo espeluznantes, y sigue siendo la punta del iceberg de una realidad mucho más dura para las mujeres. Se ha hecho sensibilización en el mundo y se ha logrado poner más en el centro de las discusiones y se cuenta con más información y programas, o por donde avanzar en la reducción de la violencia Queda mucho por hacer en tema de género, y no se puede hablar de desarrollo y democracia sin contar con las mujeres y construir democracias de género.

    ¿Y cómo se enfrenta este panorama con los recortes?
    Lo que hemos intentado es que se consolide como prioridad en la política de desarrollo, aprender y recopilar todo el aprendizaje de la cooperación española en esta materia y después hacer una propuesta de un mínimo incremento progresivo para los temas de género en el Plan Estratégico de Igualdad de oportunidades para que la seña de cooperación española en este sentido no se pierda. Además España está defendiendo esta prioridad en el contexto internacional, y especialmente en el proceso de construcción de la Agenda Post2015.

    ¿Y dónde centra entonces España sus esfuerzos?
    Todavía sigue el reto en institucionalidad y en apoyo a proyectos para la igualdad real y para una transversalidad en el resto de los sectores.

    Con la situación que describes, ¿cuál es el papel de la FIIAPP para potenciar el tema de género?
    Creo que es clave. Con la capacidad que tiene esta fundación para gestionar proyectos de la Unión Europea, podría aportar mucho contando con transversalizar el tema de género en sus proyectos y conseguir proyectos específicos de género, avalado por el bagaje y reconocimiento que tiene España en género y desarrollo en el trabajo que se ha hecho desde SGCID, y con el aprendizaje desde AECID y de la Cooperación Española en su conjunto. Creo que puede tener un papel fundamental y de amplio alcance. El tema de género tiene que estar en todas partes.

    #

  • 30 septiembre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La reforma de salud que apoya EUROsociAL ha sido la más importante en Uruguay desde 2005”

    Uruguay ha mostrado desde la primera fase un fuerte compromiso institucional con el Programa EUROsociAL. En esta segunda fase participa de las áreas temáticas de Educación, Políticas Sociales, Finanzas Públicas, Justicia, Seguridad Ciudadana y Salud. Precisamente en esta última desempeña un doble rol de oferente y destinatario. Para conocer más sobre las reformas en el país que acompaña EUROsociAL, entrevistamos a Elena Clavell, Directora General de Sistema Nacional Integrado de Salud de Uruguay.

    ¿Cómo calificaría la reforma del Sistema de Salud en Uruguay?

    La reforma de la salud, junto a la reforma tributaria, está considerada como la reforma estructural más importante que ha hecho Uruguay del 2005 a la fecha. Pero además, también es la reforma que más impacto redistributivo ha tenido.

    ¿Y qué ha conseguido esta reforma?

    Antes, en Uruguay, por su Constitución, el Estado solo tenía la obligación de atender la salud de los indigentes, por lo tanto tenía una red de hospitales públicos y de servicios públicos de muy baja calidad, casi de abandono. Uruguay ha hecho una fuerte inversión en esos servicios públicos pero a su vez ha constituido un modelo de aseguramiento con aportación de los ciudadanos, de acuerdo a sus ingresos; de sus empleadores, de acuerdo a la plantilla; y del Gobierno. Este fondo permite atender el 75% de la población, y en el 2016 llegaremos al 80%.

    ¿Qué coberturas ofrece este nuevo Sistema de Salud?

    Tienen que ver con la segunda gran reforma: un plan integral de atención a la salud que incluye todas las prestaciones y todos los medicamentos; y que es obligatoria en todos los centros de salud. La cobertura universal está garantizada, incluida la atención catastrófica: trasplantes, cirugías cardiacas, medicamentos oncológicos y antiretrovirales en el caso del SIDA.

    Otro esfuerzo se centra en hacer más accesible y equitativa la atención sanitaria.

    En este proceso de la reforma nos hemos planteado bajar a tierra las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Conferencia Mundial Río +20 sobre determinantes sociales y el impacto que tienen en la salud de la población. Una de las recomendaciones es la generación de evidencias, información que demuestre las inequidades y que permita hacer revisión de cuentas públicas y tener incidencia en la política. Aunque Uruguay tiene buenos indicadores, estos no dejan de ser promedios como por ejemplo la mortalidad. Este sistema que estamos desarrollando con el apoyo de EUROsociAL –el sistema de vigilancia de la equidad en salud- lo que trata es de mostrar que esos buenos resultados aún tienen problemas.

    ¿Y qué papel ocupa EUROsociAL en estas reformas?

    Ya en la primera fase de EUROsociAL, participar en el grupo de gobernanza de hospitales nos permitió ver qué hacían otros y cómo lo hacían. Nos permitió una mirada a otros modelos, principalmente España pero también Francia, Italia, etc. para ver luego qué cosas podían tener aplicabilidad.
    En EUROsociAL II hemos tenido la oportunidad de que la línea de salud eligiera este proyecto del sistema de vigilancia de equidad de la política sanitaria como proyecto piloto. Esto ha hechos que sea un motor fundamental de la reforma tanto desde la discusión conceptual hasta la asesoría más directa en la implementación.

    ¿Y cuál es el siguiente paso dentro del Programa?

    Nuestro compromiso con EUROsociAL es la difusión del proyecto: se han hecho actividades regionales, encuentros con países en los cuales vamos mostrando como lo hacemos, e intentamos transferir el entusiasmo a otros países por lo que significa tener una herramienta para la aplicabilidad de la equidad en las políticas sanitarias. Tenemos algunos países interesados como Colombia, Costa Rica y más recientemente Perú. Estamos orgullosos de que EUROsociAL considere que podemos hacer la transferencia metodológica.

    Cómo calificaría esta experiencia Sur-Sur dentro del Programa

    Se habla mucho de la Cooperación Sur-Sur, pero en realidad esta cooperación necesita un socio que ayude a articular las partes, porque uno sabe lo que hace y el otro sabe lo que quiere, pero en medio hay incluso una metodología de cooperación que en el caso de América Latina no tenemos. Como decimos en Uruguay: alguien tiene que poner la mesa para que los comensales se sienten a cenar. EUROsociAL coloca la mesa, genera los ámbitos, el conocimiento y los intercambios de experiencias. Y en el caso de Uruguay y de otros países de América Latina que entraron ya como países de renta media y no solo como objeto de cooperación al desarrollo directos, EUROsociAL nos da el cómo se hace cooperación, el cómo se hace la transferencia de los saberes de unos a otros.

    ¿Y algún otro valor añadido que hayan recibido de EUROsociAL?

    EUROsociAL nos agregó una cosa que es muy importante para nosotros como es el capital humano. Tanto en la primera como en esta segunda fase hemos hecho amigos para el país y para el Sistema de Salud, con los que nos intercambiamos información, publicaciones, visitas, experiencias, etc. y esto para nosotros es muy importante.

    #

  • 23 septiembre 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Azerbaiyán es un país que está haciendo un esfuerzo legislativo marítimo bastante grande”

    Entrevista a Fernando Collado, Consejero Residente del proyecto ‘Mejora de la seguridad marítima y protección del medio ambiente marino’ que lidera la FIIAPP en Azerbaiyán.

    Azerbaiyán, que cada año controla 9.500 barcos y gestiona 35 millones de toneladas de tráfico marino, se encuentra en pleno apogeo de la renovación de su sistema legislativo marítimo. Este país ya ha firmado 26 tratados de los 64 establecidos por la Organización Marítima Internacional, pero eso no significa que su legislación esté funcionando bajo el marco internacional. Hay un paso intermedio entre esta declaración de intenciones y su puesta en marcha: la adaptación del sistema legislativo que heredó de la antigua Unión Soviética. La Comisión Europea (CE) se ha sumado a este objetivo de Azerbaiyán con la financiación de un proyecto gestionado por la FIIAPP que pretende mejorar la seguridad marítima y proteger el medio ambiente marino del país. Hablamos con el experto de la FIIAPP enviado a terreno para coordinar el proyecto, Fernando Collado. Nos sumerge en las costas azerís para comprender este trabajo.

    ¿Cuál es la necesidad de Azerbaiyán para desarrollar este proyecto?

    El reto es aumentar el tráfico marítimo y  para ello hay que ajustar su legislación a esta normativa. Aquí la Administración marítima es muy joven (2006), pero a pesar de ello tiene firmados 26 convenios de la Organización Marítima Internacional (OMI), del orden de Brasil y Argentina, y ya que estamos hablando del marco europeo, tiene más que la propia Austria. Azerbaiyán es un país que está haciendo un esfuerzo legislativo marítimo bastante grande. Nosotros estamos aquí para ayudarles a desarrollar toda esa legislación que necesitan para que todos esos convenios que han firmado se reflejen en una legislación propia nacional con herramientas para poder controlar emisiones y vertidos o para poder sancionar, por ejemplo. La Unión Europea descubrió con los proyectos para la entrada de Polonia, Hungría, etc, en la UE, que los hermanamientos, estos ‘twinning’, eran una herramienta muy buena para colaborar sobre todo a nivel legislativo. Lo que se hace con este proyecto es enmendar la legislación existente y sacar una nueva con los criterios del marco legal de la Unión Europea.

    ¿Tiene también carácter preventivo para la población?

    Sí. En lo que sería el Boletín Oficial del Estado de aquí ya tenemos publicada la Ley de Puertos, aprobada el pasado mes de junio, y en lo que respecta a Marina Mercante (tráfico marítimo) lo tenemos preparado y estamos sacando lo que sería en España Reales Decretos, Reglamentos, Órdenes Ministeriales… Aunque mientras esto no esté publicado en su BOE, ellos no disponen de una herramienta potente para poder controlar vertidos, emisiones contaminantes, comportamientos inadecuados… Además, si luego no se hace otra cosa, se quedará algo cojo. Es decir, vamos a tener toda la legislación para poder hacer, pero no va a haber una parte administrativa penalizadora. Vamos a tener las herramientas para obligar a la gente a que haga las cosas de un determinado modo, pero luego, al que no lo haga no tienes manera de penalizarlo. En el momento en que exista esta legislación, esto se va a traducir en que el que contamine va a pagar y será sancionado y esto se reflejará en la limpieza de las playas y de las aguas. Hay que tener en cuenta que las estaciones y el tráfico de petróleo son absolutamente compatibles con el disfrute de las costas por parte de la ciudadanía.

    ¿Cómo están las aguas en Azerbaiyán?

    Hay zonas que curiosamente están muy limpias a pesar de encontrarse en puertos que se dedican exclusivamente al tráfico de crudo, pero otras zonas que no, en las que se ve perfectamente la contaminación. No existe una garantía total de que todas las playas a las que quieras ir estén completamente limpias.

    ¿Qué ha supuesto esta Ley de Puertos?

    Hay que tener en cuenta que aquí la Legislación que había era la de la antigua Unión Soviética. Cuando este país pasa a ser un país autónomo, independiente, aquello queda un poco a retazos. Tenían un código marítimo, pero éste no reflejaba todas las posibles situaciones de un tráfico mundial, moderno y realizado con toda la comunidad internacional. Por eso, a partir del año 2006, cuando se crea esta Administración Marítima, empezaron a contratar todos estos convenios de la OMI y a adquirir el compromiso de poner el país en primera línea a nivel legislativo.

    Azerbaiyán es un gran exportador de crudo, ¿esto también influye en su interés por incrementar su tráfico marítimo?

    Sí, el puerto que están construyendo ahora, del tamaño del puerto de Barcelona, puede convertirse en un puerto importantísimo en esta zona. El que hay ahora, como el de Gijón, es muy antiguo. Esta iniciativa demuestra el interés de Azerbaiyán por modernizarse y hacer las cosas dentro del marco internacional.

    #

  • 28 agosto 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “EUROsociAL nos ayuda a diseñar políticas públicas que enfrenten los problemas de nuestros países”

    Entrevista a Thelma Aldana, Fiscal General de la República de Guatemala, Jefa del Ministerio Público.

    La Fiscal General de la República de Guatemala y Jefa del Ministerio Público, Thelma Aldana, inauguró el II Encuentro Anual de Programa de EUROsociAL en Antigua Guatemala. Aprovechando su presencia, respondió a nuestras preguntas sobre el trabajo de EUROsociAL en el país, y en particular, sobre la cooperación entre la Unión Europea y América Latina para erradicar la violencia contra las mujeres.

    -. ¿Qué destacaría de la cooperación entre la Unión Europea y América Latina, y en concreto de EUROsociAL con Guatemala?

    -. El apoyo de la UE y EUROsociAL es sumamente valioso para mi país y para los distintos Estados de América Latina puesto que pesamos en cohesión social, y entre varios temas, en la lucha contra la pobreza. La unión de los esfuerzos de las diferentes naciones latinoamericanas con la cooperación de EUROsociAL, desde su metodología de intercambio de buenas prácticas y de transferencias de conocimientos, nos ayuda a diseñar políticas públicas que enfrenten los problemas de nuestros países.

    -. En este Encuentro de Programa tiene un papel relevante la lucha contra la violencia de género. Usted, como Fiscal General de la República, conoce bien las políticas destinadas a acabar con esta lacra social ¿Qué nos puede decir al respecto?

    -. Siempre que tengo la oportunidad de intervenir públicamente recuerdo que Guatemala ocupa desafortunadamente el segundo lugar del mundo de violencia de género, y que si bien se han hecho esfuerzos importantes para incorporar a la mujer en los órdenes económicos, político y social, aún tenemos una deuda pendiente con las mujeres de nuestros países, en particular con las de Guatemala.

    -. ¿Qué avances se están produciendo en Guatemala?

    -. Guatemala aprobó en el año 2008 la Ley contra el Femicidio y otras formas de violencia hacia la mujer. A raíz del inicio de la vigencia de esta Ley se tipifica el delito de femicidio y el delito de violencia sexual, violencia psicológica y violencia económica contra las mujeres. Se marca un hito en la historia de este país, un antes y un después, porque antes del año 2008 la violencia contra la mujer se veía como natural, como una falta muy sencilla y muy simple que no era juzgada por tribunales en el país. Después del año 2008, específicamente en el año 2010, Guatemala impulsa la justicia especializada con enfoque de género, creando juzgados y tribunales especializados en femicidio, violencia contra la mujer, así como fiscalías de la mujer también especializadas en la investigación criminal en estos delitos.

    -. ¿Cómo es el trabajo con la Unión Europea para aunar esfuerzos en esta lucha?

    -. Sostenemos diversas reuniones con países de América Latina y compartimos las experiencias, las buenas prácticas, para como un bloque luchar por las mujeres de nuestros países y desde luego contamos con el apoyo de la Unión Europea. Este apoyo en el caso de particular de Guatemala se maneja a través de la instancia coordinadora de la modernización del sector justicia, que aglutina al Organismo Judicial, al Poder Judicial, al Ministerio Público, al Ministerio de Gobernación y al Instituto de Defensa Publica Penal mediante una donación para cada una de estas instituciones que tiene un eje también para el combate de la violencia contra la mujer.

    -. ¿Cuánto queda por avanzar?

    -. Tenemos mucha ruta que transitar para que las mujeres de nuestros países tengan una vida libre de violencia y un proyecto de vida que les permita actuar en la sociedad como ciudadanas, recordando que el respeto a los derechos humanos de las mujeres constituye la otra cara de la democracia.

    #

  • 13 agosto 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Los problemas de Jordania con las energías renovables son similares a los superados por España”

    Entrevista a David Poza, Consejero Residente del proyecto de electricidad y energías renovables que lidera la FIIAPP en Jordania y técnico del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE)

    Jordania apenas cuenta con recursos naturales para satisfacer las necesidades energéticas de sus casi ocho millones de habitantes, industrias y negocios. Tanto es así que la energía que se produce depende en un 96 por ciento de importaciones, como de crudo y gas natural. El Gobierno jordano pretende acabar con esta situación mediante el fortalecimiento de su Compañía Nacional de Energía Eléctrica (NEPCO) y entre sus herramientas para conseguirlo cuenta con un proyecto financiado por la Unión Europea y gestionado por la FIIAPP. La persona de la Fundación que lo coordina en terreno, David Poza, explica en esta entrevista cuál es la situación de Jordania y su inmersión en las energías renovables.

    ¿Qué lleva a Jordania a solicitar este proyecto?

    En el marco general de los acuerdos entre la Unión Europea y Jordania, el sector energético es clave. La necesidad de Jordania de tener un sistema más eficiente en su red eléctrica, de reducir la dependencia del exterior e introducir energías renovables, lleva a Jordania a solicitar este proyecto a la Unión Europea.

    La energía que produce Jordania depende en un 96% de las importaciones de crudo, gas natural, electricidad… ¿Se reducirá este porcentaje con el desarrollo de este proyecto?

    El proyecto va a contribuir en la manera de gestionar su sistema de manera eficiente. El Gobierno jordano tiene un plan para los próximos dos años que consiste en la introducción de energías renovables y comprar gas licuado al mercado en Aqaba. Con esto, pretenden reducir el coste de la electricidad. Jordania tiene un problema muy similar a España: la factura de la luz no es todo lo que cuesta la electricidad. Al final, NEPCO (la compañía eléctrica para la que hacemos el proyecto y equivalente a la Red Eléctrica de España –REE-), paga lo que no paga el consumidor, aumentando su deuda. Y como es una empresa pública, está aumentando la deuda del país. Luego, con más vista a cinco-seis años, se seguirán introduciendo renovables y se optará por otro tipo de medidas que sigan reduciendo el coste de la electricidad, entre ellas se baraja, una central nuclear.

    Otro objetivo es mejorar la planificación estratégica, la gestión y la eficiencia de NEPCO… ¿cuáles son los puntos a fortalecer de este sistema?

    Tenemos que tener en mente que el sistema eléctrico de Jordania es pequeño si lo comparamos, por ejemplo, con el de España. La demanda pico que hay en España es de 45.000 megavatios y en Jordania es de 3.000. Es 15 veces más pequeño que el de España. Con la introducción de energías renovables y la mejora de su red van a necesitar apoyo y cambiar su modelo. Los puntos de su sistema a fortalecer son pasar de un sistema manual a automático, lo que implica introducir un nuevo software que les facilite el trabajo, y preparar a la gente de NEPCO para que sepa afrontar estos cambios.

    Y en eso consiste la formación que les estamos ofreciendo…

    El proyecto es un Twinning. Es compartir la experiencia que tiene España en estos temas con los técnicos jordanos. España comparte su experiencia con Jordania y al mismo tiempo los jordanos se hacen una idea de cómo resolver los problemas que ellos van a tener, pero indudablemente también hay actividades que son de formación y se enfocan en estos puntos anteriormente citados.

    Cuáles serán las energías renovables que mejor pueda desarrollar el país teniendo en cuenta que es un país con limitados recursos…

    En el caso de Jordania, tiene buenas actitudes para la energía solar, especialmente la fotovoltaica, y la energía eólica. Dentro de la solar no se descarta la termoeléctrica, pero no se adapta tan bien como la fotovoltaica por problemas con el agua o el gas.

    ¿Qué más aporta España al proyecto?

    Lo que aporta España es su experiencia y su saber hacer ya que es líder y pionera en la integración de energías renovables en la REE. Y España tiene similitudes con Jordania con respecto a su red eléctrica: las conexiones que tiene con otros países, se considera una isla energética… De alguna manera, los problemas de Jordania con las energías renovables son similares a los superados por España hace unos años. Entonces, España aporta la experiencia de cómo resolvimos problemas similares a los que tienen que resolver ellos ahora.

    En cuestión de beneficios, ¿cuál será el beneficio final para el país y sus ciudadanos?

    Tendrá repercusiones importantes. Jordania es un país que no tiene prácticamente recursos naturales. No es sólo cuestión de agua, alimentación o petróleo. Por ejemplo, el 20% del PIB del país se dedica a comprar lo que necesitan para producir la energía de fuera. Entonces, este proyecto va a contribuir a que tengan una independencia política mayor de los países de la región, reducirán el gasto energético y lo que se ahorren podrán invertirlo en otros ámbitos, como temas sociales y económicos. Al final, también está la reducción del coste de la electricidad. Las empresas podrán ser más competitivas e invertir más en el país; y los consumidores se ahorrarán dinero si el gobierno jordano decide reducir su factura.

    #

  • 28 julio 2014

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La seguridad sí se ha incrementado en América Latina”

    Entrevista a Javier Albaladejo, Jefe de la División de Cooperación Internacional del Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

    Comenzó su andadura con la FIIAPP en los años 90, cuando la Fundación constituyó hermanamientos de cooperación policial con Bulgaria y Eslovaquia. Asegura que esta institución es un “socio de referencia” para la Comisión Europea (CE) y que facilita a España la adjudicación de proyectos de cooperación. Javier Albaladejo repasa en esta entrevista el trabajo presente y futuro entre el CNP y la FIIAPP, también de la UE y, en concreto, habla sobre seguridad en América Latina y el proyecto AMERIPOL-UE liderado por la FIIAPP para combatir las rutas de la cocaína.

    ¿Qué es lo que más le preocupa ahora a nivel de seguridad a España y en dónde centra sus esfuerzos en la cooperación internacional?

    La cooperación internacional tiene varios aspectos. El primero es la cooperación operativa para mejorar los niveles de seguridad propios y así hacer frente a amenazas de delincuencia comunes que podamos tener en la comunidad internacional. Ahí claramente la delincuencia organizada y el terrorismo yihadista son las principales amenazas. También hay otra parte que es la cooperación en materia de asistencia técnica y de formación a otros estados que está más basado en un principio de solidaridad y de ayuda de unos países a otros. En eso la policía española también desarrolla unos sistemas muy importantes de colaboración internacional.

    ¿Dónde está centrando ahora la policía española sus objetivos de cooperación internacional y hacia dónde va su trabajo conjunto con la FIIAPP?

    El trabajo conjunto de la policía española con la FIIAPP va básicamente asociado siempre a proyectos de la Unión Europea. Otra cosa es que sean proyectos de la UE en terceros estados. A partir de ahí tenemos mecanismos de cooperación muy diversos. Tenemos colaboración con la FIIAPP en dos ámbitos geográficos: América Latina es un objetivo estratégico en general y África no es tanto un objetivo de continente, sino de determinados estados que tienen una relevancia especial para la cooperación policial española. Por ejemplo, hay una relación privilegiada con Marruecos, Argelia, Mauritania, Egipto, Siria, Libia… sobre todo de seguimiento de la evolución de todos los acontecimientos en la zona porque desde el punto de vista de seguridad es clave para nosotros.

    ¿Cuál es el compromiso de la Unión Europea en la lucha contra el crimen organizado en América Latina?

    La Unión Europea desde hace ya muchos años viene trabajando en ayudar a los estados de América Latina a luchar contra la delincuencia organizada en general y en especial contra el tráfico ilícito de drogas. Hay multitud de foros donde se trabaja de manera coordinada, y en ese marco general está el proyecto de la UE con AMERIPOL que ha sido liderado por un policía español. Estamos muy satisfechos con los resultados obtenidos. De hecho, se está pensado en tratar de obtener financiación de la UE para una segunda fase del proyecto que permitiría involucrar a más estados de la zona en el proyecto y ampliar las actividades más allá del narcotráfico como el cibercrimen y la delincuencia organizada.

    El gran crecimiento económico producido en América Latina en los últimos años no se ha visto traducido en un incremento de la seguridad…

    La seguridad sí se ha incrementado en América Latina, pero eso se puede decir si se compara con las cifras anteriores. Si aplicamos los estándares europeos de seguridad a esa zona del mundo, pues seguramente hay una diferencia ya que las tasas de delincuencia son mayores, pero en su contexto regional cada vez es mejor la seguridad que tienen. Esto es un proceso progresivo.

    ¿Dónde hay que poner el foco para que se siga reduciendo?

    En la prevención. Y ahí las condiciones económicas, sociológicas y culturales son un factor fundamental. Cuando se han padecido situaciones de conflicto bélico, el valor del derecho a la vida de los otros se ve realmente disminuido desde un punto de vista ético. De una manera vulgar se suele decir que ‘la vida no tiene valor’. Entonces hay un contexto social que hay que tener en cuenta y un contexto económico que debe permitir un mejor desarrollo de las sociedades en América. Espero que el crecimiento que están experimentando en los últimos años se pueda traducir en medidas de mejora de las condiciones de vida de las personas que viven en estas sociedades. La delincuencia no sólo baja por la actividad policial o de los jueces, sino también por la creación de unas condiciones socioeconómicas que permitan que el potencial de personas decididas a cometer actos delictivos cada vez sea más pequeño.

    ¿Cuál cree que será la dirección de la política de cooperación al desarrollo de la UE para América Latina tras los últimos cambios acontecidos en el Parlamento Europeo?

    Hay un gran acuerdo político en los partidos europeos mayoritarios y, por tanto, no creo que vaya a haber cambios significativos en esa política. Si acaso yo espero que se incrementen.

    #