• 16 agosto 2019

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Severino Falcón

    “Las conversaciones con otros expertos y aprender el punto de vista del otro lado del Mediterráneo es una experiencia muy enriquecedora”

    imagen_blog
    Severino Falcón durante su intervención en el evento de lanzamiento del proyecto

    Severino Falcón, coordinador del proyecto de “Mejora del sistema tunecino de investigación e innovación” y consejero técnico del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades nos relata su experiencia los primeros meses en Túnez: su primera misión y la primera vez que reside en el extranjero.

    ¿Cuánto tiempo llevas en Túnez? 

    6 meses.

     

    ¿Cómo ha sido tu adaptación al país?

    Para responder a esta pregunta, he de decir que es mi primera misión. Así que, al principio, fui con tiento, pero a medida que pasaron los días la adaptación ha sido muy suave y cómoda. Un punto crítico fue tener un apartamento donde vivir. Una vez tienes el alojamiento, si estás a gusto en él, la adaptación es más rápida. En el caso de Túnez, también es de gran ayuda la pequeña comunidad española con la que se puede contar.

     

    ¿Qué ha sido lo que más te ha costado y lo que menos?

    Lo primero, la familia. Pero con las nuevas tecnologías y transporte, la lejanía se amortigua.

    Otro tema complicado es hablar el tunecino y … correr. Fuera de Túnez hay muchos sitios agradables para correr. Pero Túnez ciudad no es muy atractivo para correr. 

    Lo que menos, la gente de aquí. Son personas muy cercanas.

     

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España? 

    Sí. Es mi primera experiencia. 

     

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?

    Estamos en un proyecto con actividades definidas. Esto facilita saber las actividades a realizar. Para mí es nuevo y, en estos seis meses, mi día a día se ha centrado en ayudar a la puesta en marcha del proyecto y su funcionamiento. Para esto, la experiencia y consejos de Rafael, jefe de proyecto, y los de cada responsable, componente y experto que han participado, han sido muy importantes.

    Antes, estaba en el otro lado del proyecto, es decir, en las convocatorias y seguimientos de proyectos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y en la Agencia Estatal de Investigación.

     

    ¿Cómo es tu relación con el equipo FIIAPP en Madrid? 

    Básicamente mi relación con la FIIAPP la realizo a través de Yessica, técnico que gestiona el proyecto, con quien hablo e intercambio correos a diario. Con ella trato sobre todo de la manera de encajar las actividades que se proponen para el proyecto dentro del marco del mismo. No es fácil, pues muy a menudo salen ideas que no son factibles de aplicar (como cambiar el sentido de una misión). Hace poco se ha incorporado Nancy y nos está ayudando con la logística de las misiones como los viajes de los expertos. En fin, la relación, al menos por mi parte, es muy buena… Ahora toca preguntar a Yessica y Nancy. 

     

    ¿Y con tus compañeros en Túnez?

    Los del equipo de trabajo, muy buenas. 

    Con mi homóloga hablo todos los días y la relación es cordial. Con la jefa de proyecto del Ministère de l’Enseignement Supérieur et de la Recherche Scientifique (MESRS)  también, aunque, a pesar de su cercanía, desde que la han nombrado directora general de investigación hay que organizar las reuniones con tiempo.

     

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP?

    Con las respuestas anteriores solo tengo una valoración: muy positiva.

     

    ¿Alguna experiencia o anécdota que resaltar de tu adaptación al país?

    Cada semana o incluso cada día es diferente. Desde los momentos que estás más solo a aquellos en los que te falta tiempo para atender el trabajo y ofertas sociales.

    Por ahora, las conversaciones con otros expertos y aprender el punto de vista del otro lado del Mediterráneo es una experiencia muy enriquecedora.

     

     

     

     

     

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.