• 26 diciembre 2019

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La FIIAPP aúna las dos pasiones que guían mis intereses profesionales”

    La secretaria general de la FIIAPP, Inmaculada Zamora, nos relata su trayectoria en la FIIAPP y cuáles han sido los principales retos afrontados este año 2019

    imagen_blog
    Fotografía de Inmaculada Zamora en el Encuentro anual de EUROsociAL+ en Cartagena de Indias, Colombia (julio de 2019)

    ¿Cuántos años llevas trabajando en la FIIAPP y en qué puestos?

    Trabajo en la FIIAPP desde finales de 2008. O sea, hace 11 años.

    Entré como asesora en Gobernanza y cohesión social, y coordiné la fase final de EUROsociAL I. Fui directora adjunta, después, llevando, entre otras funciones, la coordinación del departamento de proyectos y programas (ATP). En 2011, de nuevo, volví a dirigir un EUROsociAL II, más centralizado y con mayor liderazgo de la FIIAPP, con excelentes resultados. En 2016 me trasladé a terreno (Ghana) a dirigir un proyecto de lucha contra la corrupción y finalmente regresé a la sede como Secretaria General en noviembre de 2018, hace justo un año.

    ¿Qué podrías decir que te ha aportado la Fundación a nivel personal y profesional?

    Mi carrera profesional se había desenvuelto entre el desarrollo regional, como funcionaria en mi región, Aragón, y el desarrollo internacional como representante de la AECID en varios países de Asia y América Latina.

    Digamos que la FIIAPP aúna las dos pasiones que, como empleada pública, guían mis intereses profesionales: por un lado, la defensa de lo público, el convencimiento de la gran incidencia que tienen las políticas públicas y la institucionalidad en el desarrollo de los pueblos; y por otro lado la dimensión internacional del desarrollo, la importancia y los impactos de los equilibrios/desequilibrios globales en el desarrollo de la humanidad en su conjunto.

    Quizás podría resumirlo de otra manera resaltando mi compromiso con la reducción de desigualdades y, para conseguirlo, la existencia de unos poderes públicos (nacionales e internacionales) fuertes que puedan ajustar los desequilibrios de partida (sociales, geográficos, entre otros) que el libre mercado, en ocasiones, agudiza.

    El mandato de la FIIAPP combina perfectamente estas inquietudes y me hace sentir que en alguna medida contribuyo a este fin.

    ¿Qué te parece lo más destacable, lo más bonito de la FIIAPP?

    Que convertimos el conocimiento en desarrollo: el conocimiento se transfiere en las universidades, en las aulas, en cursos y seminarios, en conversaciones, en estudios y análisis, de muchas maneras. Lo poseen y transfieren profesores, académicos, empleados públicos, expertos…. El que lo recibe se beneficia individualmente de ello.

    Pero, si hablamos de desarrollo ¿quién asegura y cómo, que ese conocimiento es transformador, que se traduce en cambios en la sociedad, cambios de políticas e instituciones que al final mejoran la vida de los ciudadanos? Pues es, precisamente, la FIIAPP la que tiene esa tarea maravillosa y única: la de seleccionar y vehicular el conocimiento de tal forma que produzca cambios, que tenga un impacto en los sistemas y, por ende, en la ciudadanía. Para los que están familiarizados con la teoría del cambio, la FIIAPP trabaja las cadenas causales y resultados intermedios para que el cambio esperado se produzca.

    Esto lo hace a través de metodologías de asistencia técnica pública que implican vigilar todos los estadios del aprendizaje entre pares (entre empleados públicos) para que no se quede solo en intercambio de conocimientos, sino que tenga un efecto sobre el sistema, sobre las instituciones y políticas y finalmente sobre la ciudadanía.

    En tu labor de Secretaria General, ¿qué crees que es lo mejor de poder desempeñar este cargo?; ¿Y lo peor?

    Lo mejor ha sido el poder acceder a una perspectiva completa del potencial que la FIIAPP posee como instrumento de desarrollo y poder visualizar mejoras que le lleven a explotar ese potencial, a ordenar mejor nuestro conocimiento para consolidarlo y hacerlo más efectivo.

    Por otro lado, los recursos humanos que tiene la FIIAPP son lo mejor de esta institución. Gente comprometida, profesionales, con valores, con ilusión. Y a la vez, también es lo más difícil. Gestionar los recursos humanos en un proyecto concreto para una actividad concreta me parece gratificante y satisfactorio porque es fácil aunar energías y pasiones hacia objetivo común. En el sector público no se puede acceder a los mismos incentivos del sector privado y éstos se deben basar más en motivación, trabajo en equipo y compañerismo, valores, pasión compartida por lo que se hace, involucración del personal en las decisiones, etcétera.

    Aun así, la gestión “genérica” de los RRHH me parece una de las tareas más complicadas y admiro a la gente que se dedica a eso porque es tremendamente complejo.

    ¿Qué avances y retos pendientes destacaría de este año en la FIIAPP?

    Desde el punto de vista institucional y sistémico, el mayor logro de esta etapa (2018-2019) para la FIIAPP ha sido su integración real y coordinada en el sistema público de la cooperación española.

    En cuestiones sustantivas, la FIIAPP ha puesto un mayor énfasis en tres temas que, siendo sumamente estratégicos, se habían tratado anteriormente con carácter casi marginal: igualdad de género, transición ecológica y migraciones. La elaboración de un plan de igualdad; el fortalecimiento de EUROCLIMA+ (programa regional para América Latina); el de energías renovables en Cuba; los proyectos de migración en Marruecos y en América Latina, en conjunto con la OIM y con el BID implementando su Facility para migraciones en la región, son un ejemplo de ello.

    En términos operativos y administrativos, la extraordinaria rotación del personal temporal de proyectos y las restricciones sobre la contratación de personal fijo, a pesar de su pequeño incremento en los últimos años, siguen constituyendo el principal riesgo para la FIIAPP. Aunque se está consolidando la modernización tecnológica que mejorará la productividad, la tensión sobre la estructura es fuerte. En cuestiones metodológicas, debe resaltarse, por último, el esfuerzo en instalar una apropiada y estructurada gestión del conocimiento, que consolidará el “saber hacer” de la FIIAPP y ayudará a visibilizar el valor añadido que aporta al sistema.

    ¿Una reflexión final?

    Confirmar mi compromiso con la institución y mi deseo de que la FIIAPP, en un corto periodo, aprovechando al máximo sus recursos humanos, desarrolle más su inteligencia colectiva y consolide una reputación de excelencia, de calidad, de servicio público modélico, y de impacto en los sistemas públicos para mejorar las vidas de las personas.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.