• 30 mayo 2019

    |

    Categoría : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Nuestro valor principal es el de reforzar la coordinación entre agencias de la red Practitioners’ Network”

    Entrevistamos a Jérémie Pellet, director general de la agencia de cooperación Expertise France, socia de la FIIAPP en muchos proyectos y miembro de la red Practitioners’ Network

    imagen_blog
    Jérémie Pellet, director general de Expertise France

    ¿Qué es Expertise France? ¿En qué consiste su trabajo?

     

    Expertise France es la agencia pública francesa para la cooperación técnica internacional, creada en 2015, fruto de la fusión de varios operadores. Se centra en cuatro grandes campos; en el campo de la gobernanza democrática: económica y financiera; en el campo de la paz, de la seguridad y de la estabilidad; en el campo del desarrollo humano: educación, salud, protección social; y en el campo del desarrollo sostenible: clima, agricultura y energía.

     

    ¿Cuál es la importancia del trabajo conjunto entre instituciones como la FIIAPP y EF?

     

    Expertise France y la FIIAPP son dos instituciones que comparten el mismo objetivo: apoyar las políticas públicas y apoyar el desarrollo de los países del sur, sobre un plan de buena gobernanza. Así que, nosotros trabajamos juntos, ya, en muchos proyectos. Hoy en día, Expertise France y la FIIAPP, comparten una docena de proyectos. Nuestra ambición es que seamos un actor aliado en Europa. Así que, nosotros desarrollamos la colaboración con las agencias que son como nosotros, capaces de movilizar, en distintos países, la expertise; y particularmente, la expertise pública que es nuestra principal razón de ser, tanto de la FIIAPP, en España, como de Expertise France, en Francia.

     

     ¿Cuáles son las cosas buenas y… malas de trabajar conjuntamente?

     

    Las ventajas de trabajar en común son que, de entrada, nosotros desarrollamos un enfoque que no es solo nacional sino también una aproximación europea, con diferentes maneras de trabajar y, evidentemente, este enfoque tiene una gran ventaja ya que requerimos de financiación europea, y la Comisión Europea está muy interesada en que las agencias de desarrollo internacional trabajen en común.

     

    Los inconvenientes son, esencialmente, las dificultades en la coordinación entre nosotros porque cada uno tiene su forma de trabajar y sus procedimientos. Una de las cosas que podemos mejorar es, ciertamente, reducir esta dificultad para que la coordinación sea más fluida y eficaz. 

     

    ¿Qué cree que aporta Francia a estos proyectos? ¿Y España?

     

    Francia y España son dos países que tienen muchos proyectos de cooperación, que consagran una parte importante de su actividad internacional y de su actividad diplomática en los sujetos de la cooperación internacional. Son geografías que son mundiales, que no se sitúan, obligatoriamente, en el mismo centro de interés prioritario debido a sus diferencias históricas. La cooperación internacional española está muy orientada a las políticas de América Latina, mucho más que la cooperación internacional francesa que está enfocada, preferentemente, hacia los países más pobres de África y, particularmente, de África del Oeste. Pero esto no es óbice para que hoy encaremos temas climáticos, de seguridad o de desarrollo que son globales y que se tienen que apoyar en las distintas geografías. Al final somos bastante complementarios porque cada uno aportamos lo que mejor conocemos y, adicionalmente, la expertise en los proyectos de cooperación.

     

    ¿Qué valor tiene la red europea de cooperación, Practitioners’ Network, en el marco de la cooperación europea?

     

    Practitioners’ Network es el órgano que reúne las agencias de los estados de la Unión Europea sobre los sujetos de gestión de fondos delegados y de cooperación. Hoy es un interlocutor reconocido por la Comisión Europea. La prueba es que hemos firmado todos juntos, con la Comisión, un acuerdo de asociación muy importante entre la Comisión y cada una de estas agencias de los Estados miembros, con el objetivo de hacer de estas agencias los actores privilegiados de la gestión delegada de los fondos europeos. Es, actualmente, un actor reconocido con una auténtica competencia técnica, que tiene valor, tanto para las agencias, evidentemente, como para la Comisión Europea, que tiene un interlocutor al que puede dirigirse para este tipo de cuestiones.

     

    Yo creo que nuestro valor principal y el trabajo que ya hemos empezado a realizar y el que todavía queda por cumplir, es el de reforzar, todavía más, la coordinación entre agencias de la red Practitioners’ Network. Porque seremos eficaces, entre nosotros, y además seremos capaces de demostrar a la Comisión Europea que trabajar con las agencias de los Estados miembros es un valor añadido.

     

    En mi opinión, la Comisión Europea, espera que seamos capaces de demostrarle que somos realmente eficaces, por todo ello, yo creo que la red de Practitioners’ Network debe continuar desarrollando las buenas prácticas, la estandarización entre todas las agencias y el establecimiento de nuevos procedimientos.

    Las opiniones y comentarios vertidos en este blog son sólo responsabilidad de su autor.