• 08 abril 2021

    |

    Posteado en : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    De las ‘Mesas COVID-19′ a las ‘Mesas Equipo Europa’

    El contexto de crisis sanitaria que atravesamos brinda la oportunidad de apostar por una cooperación enfocada en el diálogo acerca de las políticas públicas. Un diálogo basado en valores compartidos que se transforme en resultados constatables y construya sociedades más justas y prósperas poniendo en el centro cuestiones como la cohesión social, la igualdad de género o la agenda verde

    La evolución de la COVID19 nos ha demostrado que esta pandemia y la crisis que le viene asociada necesitan respuestas rápidas, coordinadas y sobre todo globales que permitan proteger a las personas y enfrentarse a las consecuencias socioeconómicas que se están observando en todos los países del mundo. Y es que, aunque este virus no ha entendido de fronteras, cabe destacar la desigualdad con la que parece afectar a la población.  

    Observamos desigualdades en múltiples dimensiones y ámbitos: en el riesgo de contagio, en el acceso a la educación debido a la brecha digital, desigualdad en el acceso a los servicios de salud, o a la hora de permitirse estar confinados en sus hogares. Esta realidad ha sido aún más visible en algunos de nuestros países socios, especialmente en América Latina, dónde Naciones Unidas estima que el PIB real ha disminuido un 8% en 2020 debido a los prolongados cierres nacionales, el debilitamiento de las exportaciones de mercancías y el colapso del turismo, que ha socavado las actividades económicas1. 

    Ante esta situación, la Unión Europea ha reaccionado redoblando el compromiso con sus socios. Por este motivo, se ha creado el Equipo Europa, una iniciativa que nace para dar una respuesta global a las consecuencias de la pandemia de la mano de nuestros países socios, apoyando y abordando cuestiones clave como la cohesión social, los derechos humanos, la calidad democrática, la digitalización, la igualdad de género o el medio ambiente. 

    Se trata de contribuir a la gestión global de la crisis, brindando una respuesta europea conjunta, organizada y coordinada; aunando los esfuerzos de la Unión Europea y sus Estados miembros –   incluidas las agencias de cooperación – y las instituciones financieras de desarrollo.   

    Siguiendo el enfoque Working Better Together”, la Comisión Europea lanzó en mayo de 2020 un ejercicio piloto llamado Mesas COVID19 liderado por las Delegaciones de la Unión Europea en Argentina, Costa Rica y Ecuador junto con los gobiernos de cada uno de estos tres paísesEsta iniciativa trabaja en la identificación de las demandas derivadas de la emergencia sanitaria, para poder priorizarlas en un ejercicio conjunto con el gobierno del país socio y así canalizar la respuesta de los actores europeos de manera estructurada y coordinada según las capacidades y especialidad de cada actor.  

    Gracias al trabajo estrecho realizado junto a los puntos focales de cada país, se está facilitando una puesta en común de todos los actores relevantes en las distintas facetas y niveles en los que se han constatado las consecuencias devastadoras de la pandemia. 

    El objetivo no es sino dar una respuesta conjunta de la UE en el país socio fortaleciendo acciones para la recuperación socioeconómica, la recuperación verde, digital o la seguridad alimentaria.  

    Las agencias implementadoras de los Estados miembros, como la FIIAPP son parte del Equipo Europa. Así, la FIIAPP ofrece una asistencia técnica a las Delegaciones de la UE de Costa Rica y Ecuador, coordinando las mesas piloto en estos dos países.   

    Tras varios meses de trabajo conjunto, los avances son muy destacables y las lecciones aprendidas de gran valor. A lo largo de este proceso de diálogo se ha puesto el foco en la recuperación pospandemia y en reconstruir mejor, con la vista puesta en los sectores y grupos más afectados.  

    Mediante un diálogo específico en cada país, con metodología flexible y basado en la reorientación de actividades ya en marcha de los Estados Miembro, agencias y programas de cooperación de la UE como EUROsociAL+EUROCLIMA+EL PAcCTOBridging the Gapse está consiguiendo: 

    • Una mayor coordinación y coherencia en la respuesta del Equipo Europa 
    • La apropiación tanto de los actores europeos como de las instituciones de los países socios. Se observa un gran compromiso por parte de todos los actores implicados, reconociendo el valor añadido de un diálogo sectorial, multi-actor y entre pares.  
    • Profundizar en la comprensión mutua de las necesidades, demandas, intereses y posibilidades de respuesta. Por ejemplo, se ha puesto de manifiesto que la Agenda Verde, la gobernanza, la digitalización o las desigualdades son temas importantes en la agenda bilateral, regional y birregional de América Latina y Caribe.

    Esta respuesta conjunta ha resultado ser la materialización del Equipo Europa, permitiendo ofrecer respuestas articuladas, coordinadas, coherentes y flexibles a necesidades especialmente urgentes como la que representa la pandemia provocada por la COVID19.  

    Que nadie se quede atrás es la misión del Equipo Europa y, para ello, la cooperación internacional es más necesaria que nunca. Nos encontramos ante una coyuntura óptima para reforzar lazos e intercambiar conocimientos y experiencias que nos serán muy útiles a todos.  

    Estamos ante la oportunidad de impulsar, cooperando en torno a valores compartidos de las dos regiones, una transición hacia una verdadera cohesión social, hacia instituciones democráticas sólidas que impulsen la revolución digital, la igualdad de género y el empujón definitivo que necesita la Agenda Verde. 

    Quizás podamos pasar de este ejercicio piloto centrado en la COVID19 hacia una metodología de trabajo y una forma de relacionarse entre la cooperación europea y los países socios: ir de las Mesas COVID19 a las Mesas Equipo Europa, traduciendo el principio “policy first” en un mecanismo estructurado para el diálogo conjunto, la implementación conjunta y la asociación. 

    Una tarea difícil, sin duda, pero con la que FIIAPP, aportando su granito de arena, está comprometida. 

    Sigamos construyendo juntos nuestro futuro. 

    Mariana Fernandez,  Unidad de Apoyo a la Dirección en la FIIAPP

  • 14 enero 2021

    |

    Posteado en : Interview

    |
    facebook twitter linkedin

    “En un contexto excepcional son necesarias medidas excepcionales”

    Entrevistamos a Fernando de la Cruz, técnico de gobernanza democrática del programa EUROsociAL +, en la FIIAPP. En ella, se que apuntan algunas claves relativas a las finanzas públicas para una salida de la crisis inclusiva, que no deje a nadie atrás

    La política fiscal es un instrumento privilegiado para la reducción de las desigualdades, y, por ello, es clave para un programa como EUROsociAL+, que promueve la cohesión social en América Latina. El área de finanzas públicas del Programa de la Unión Europea ha participado en el Laboratorio de Finanzas Públicas organizado por AECID.

    ¿En qué consiste el Laboratorio de Finanzas Públicas organizado por AECID en el que ha participado EUROsociAL y por qué se pone en marcha en este momento?

    La economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Gita Gopinath, ha señalado que, tras el impacto de la COVID, el mundo se enfrenta a una trampa de liquidez global que obliga a un uso decidido y contundente de la política fiscal y especialmente del gasto público para evitar los peligrosos efectos que podría tener la cronificación de esta situación en el largo plazo.

    Uno de los primeros en entender esta situación fue la Comisión Europea, que lanzó hace meses su plan de gasto público masivo denominado Next Generation EU con el objetivo de reactivar el espacio económico europeo.

    Ante esta coyuntura el Centro de Formación de la Cooperación Española – CFCE en Montevideo, a través de la plataforma INTERCOONECTA de AECID, ha organizado el “Laboratorio sobre Gasto Público en el contexto del COVID-19” en el que participa el programa EUROsociAL+ de la Unión Europea junto con otras instituciones como la OCDE, CEPAL, el BID y el IEF, Instituto de Estudios Fiscales dependiente del Ministerio de Hacienda del Gobierno de España y entidad aliada del Programa.

    Este laboratorio se enmarca en la estrategia de respuesta conjunta de la cooperación española frente a la COVID y buscan, a través del intercambio de conocimientos y experiencias, contribuir a la mejora de la eficiencia y eficacia de las políticas fiscales para lograr la armonización de los recursos domésticos y atender las demandas de la ciudadanía sin dejar a nadie atrás 

    ¿Qué recomendaciones y lecciones aprendidas en el ámbito del gasto público ha recogido el programa EUROsociAL que sean de vital trascendencia para América Latina?

    Primero, es importante señalar que el gasto público debe aumentar de forma significativa a nivel global. Tras una década de intervencionismo monetario, por parte de los principales bancos centrales del mundo, el impacto de la COVID ha obligado a una mayor laxitud y expansión monetaria (el 90% de los países desarrollados tienen sus tipos de interés por debajo del 1%, un 60% en el caso de los países emergentes).

    Esta situación ha dejado a los bancos centrales con un escaso margen de maniobra y obliga a que la política fiscal sea la palanca que reactive la economía global. En este contexto, el grueso de organismos financieros internacionales está recomendando un aumento significativo del gasto público financiado por una deuda barata, el aumento de los déficits públicos y la aplicación de impuestos selectivos a los sectores que mejor han capeado la crisis. Un entorno como el actual, de bajos tipos de interés y crecientes multiplicadores fiscales, favorece una expansión del gasto público sostenible de cara a evitar un “estancamiento secular”, es decir, un persistente bajo crecimiento económico, que podría durar décadas.

    ¿Cómo hacer el gasto público sea más eficaz? ¿En qué sectores debería focalizarse?

    Es necesario que el aumento del gasto público se oriente de forma eficaz hacia aquellos sectores con un mayor impacto en la reactivación económica y de promoción de la cohesión social.

    En una primera instancia, parece imprescindible que parte de este aumento del gasto público se destine al sector sanitario para reforzar la capacidad pública para enfrentar y limitar los estragos generados por el coronavirus.

    De forma complementaria, en esta primera fase los estabilizadores automáticos han ejercido la función contra cíclica, sin embargo, no está resultando suficiente. Es necesario, por tanto, aumentar la inversión pública en aquellos sectores con mayores multiplicadores fiscales. Existe cierto consenso en que estos sectores son los relacionados con las infraestructuras productivas, las diferentes esferas del capital humano (educación, I+D, protección social) y las reformas que mejoren la calidad institucional.

    Por último, esta expansión debe tener como objetivo corregir las desigualdades, ya presentes en América Latina, que la crisis de la COVID ha exacerbado aún más. Además, estas políticas redistributivas ahondarán en un mayor crecimiento económico.

    ¿Por qué es importante fortalecer las capacidades públicas para mejorar la calidad del gasto? ¿Cómo lo están realizando en la práctica desde el programa EUROsociAL?

    Porque un aumento de gasto público no puede llevarse a cabo de forma eficaz si las capacidades públicas no son reforzadas. Cuando las instituciones no se refuerzan y deben aumentar su ejecución presupuestaria pueden aparecer fenómenos de ineficiencia, mala asignación y corrupción.

    Para evitar estas situaciones es necesario reforzar las capacidades públicas en diversos ámbitos, como el normativo, los recursos humanos, la financiación, la formación y los incentivos, entre otros. Además, es necesario establecer un marco claro de trasparencia en la gestión y de rendición de cuentas sobre los resultados alcanzados, de manera que la ciudadanía refuerce su confianza en las instituciones y en su legitimidad para el manejo de estos recursos.

    En este sentido, desde EUROsociAL+, en particular desde la línea de finanzas públicas, estamos tratando de poner en práctica políticas fiscales orientadas a la reactivación económica y el fomento de la cohesión social.

    Para ello, estamos apoyando al Estado de Guanajuato de México para diseñar una nueva política social que permita aumentar el gasto social y reducir así los niveles de pobreza y desigualdad de la región.

    En el ámbito de la eficacia del gasto estamos apoyando en materia de “evaluación del gasto público” y “de transversalización del enfoque de género en los programas presupuestales por resultados” en países como Paraguay, Argentina, Brasil y la región centroamericana.

    Finalmente, en lo referente al refuerzo de las capacidades estatales, toda el área de gobernanza de EUROsociAL+ trabaja en el fortalecimiento de las capacidades institucionales en ámbitos como la justicia, el desarrollo territorial y el buen gobierno.