• 22 noviembre 2022

    |

    Categoría : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    Políticas públicas feministas para combatir la violencia de género en todo el mundo desde las instituciones

    La lucha contra la violencia de género es un compromiso de la acción exterior española, que apuesta por una cooperación feminista para combatir la violencia de género también fuera de nuestras fronteras.

    imagen_blog
    • La FIIAPP, entidad de la Cooperación Española, materializa este compromiso a través de la movilización de profesionales públicos de nuestras instituciones para apoyar políticas públicas feministas en todo el mundo que cierren el paso a los maltratadores.
       
    • Policías, juezas, médicos o fiscales son algunos de los profesionales que se movilizan a través de la FIIAPP para cooperar con sus homólogas en otros países aportando sus experiencias en las instituciones españolas para combatir la violencia de género.
       

    Condenar a los maltratadores, sensibilizar a los adolescentes, no revictimizar a las mujeres, juzgar a los agresores, perseguir la trata, velar por la seguridad de las amenazadas, facilitar rutas migratorias seguras, apostar por una educación feminista… Son actuaciones imprescindibles para combatir la violencia de género que tienen algo en común: necesitan instituciones públicas para realizarse.  

    A través de la cooperación pública, – una tipología de cooperación que permite la movilización de profesionales desde las instituciones- la FIIAPP moviliza especialistas como policías, juezas, médicos o fiscales para trabajar de la mano con sus homólogos en otros países. Estos intercambios facilitan el diálogo y el apoyo a normativas, leyes y políticas públicas que pongan coto a la violencia contra niñas y mujeres.  

    “La violencia de género es un problema estructural que requiere abordajes transversales. Instituciones de igualdad, pero también de sanidad, interior, justicia o educación tienen la capacidad de construir políticas públicas con enfoque de género, que protejan a las mujeres, pero que también pongan el foco en la prevención y en el cambio de estructuras sociales”, explica la directora de Administración Pública y Asuntos Sociales, Peggy Martinello. 

    Tres ejemplos de cooperación pública contra la violencia de género: 

    Seguridad: La policía española forma a policías libaneses contra la violencia de género 

    Especialistas de la Policía Nacional trabajan en el Líbano a través de un programa europeo de la FIIAPP que brinda apoyo a la policía libanesa. El programa incluye un componente de género que cuenta con la participación de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. “Con su apoyo, impulsamos la creación de la Unidad de Violencia de género dentro del ISF (Fuerzas de Seguridad Libanesas) con policías formados en atención a las víctimas y en la investigación de estos tipos de delitos en las 12 comisarías territoriales del país. También queremos garantizar que existan mujeres policías que atiendan a las víctimas, ya que actualmente solo son hombres, y aspiramos a que se ofrezca una atención más integral a todas las víctimas, institucionalizando la prestación de servicios sociales, sanitarios, psicológicos y legales a todas las víctimas” explica la coordinadora del programa en la FIIAPP, Consuelo Navarro.  

    Para el Policía Nacional y líder del proyecto, Joaquín Plasencia, las policías españolas que trabajan en el proyecto no solo aportan a través de las formaciones, “ellas son mandos de la Policía, y son un claro ejemplo de que es posible y necesario que la mujer ocupe estos cargos, hay que conseguir juntos, dar ejemplo de la igualdad de género para que las mujeres puedan alcanzar sus objetivos dentro de una sociedad moderna como es la libanesa. 

    Justicia: mujeres latinoamericanas protegidas de sus maltratadores en todo el continente 

    Dos expertas de la Fiscalía General de España y de la COMJIB han estado trabajando durante meses junto a las instituciones de América Latina para extender la protección a las víctimas de violencia de género en América Latina. Lo han hecho en el marco de EL PAcCTO, programa europeo de lucha contra el crimen organizado, a través del cual la FIIAPP moviliza especialistas públicos españoles que cooperan con sus homólogos en América Latina.  

    El resultado de este trabajo conjunto ha sido la aprobación del Acuerdo sobre Medidas de Protección para Mujeres en Situación de Violencia de Género en el ámbito de Mercosur y Estados Asociados. Este hito promueve la extensión de la protección de las mujeres víctimas de violencia de género a cualquiera de los países que han ratificado este acuerdo. “Hemos trabajado con EL PAcCTO para conocer cuáles son las legislaciones locales en materia de protección de víctimas de violencia y trata de personas para poder extender esta protección no solo en el país donde se produce el delito sino también en otros países parte de Mercosur y Estados Asociados” explica la coordinadora general de la COMJIB, Tatiana Salem. 

    Este acuerdo “ayuda a esa homogeneización de legislaciones en la región. Se hace, además, con acompañamiento europeo, lo que garantiza cierta capacidad de interlocución transregional que debe acabar en sistemas que garanticen la protección de las mujeres en sus países, en sus regiones y más allá de sus regiones” asegura Mariano Guillén, director de Justicia y Estado de Derecho de la FIIAPP. 

    Educación: Prevención contra la trata para más de 500 niñas en las escuelas de Nigeria  

    Nigeria es uno de los principales países de origen de la trata de mujeres que son explotadas en Europa. Allí trabajan policías de nuestro Cuerpo Nacional de la Policía junto a ONG’s y Centros Nacionales realizando labores de formación y sensibilización directa a mujeres y niñas, principales víctimas potenciales de las redes de trata.   

    “La lucha contra la trata de personas en Nigeria ha tomado una dimensión positiva, el país se ha situado en la vanguardia de la lucha contra la trata de personas y la migración irregular en África gracias al apoyo de programas europeos de cooperación como ATIPSOM, que nos recuerdan la importancia de poner nuestros esfuerzos de cooperación y desarrollo en combatir la trata de personas”, explica Fatima Waziri-Azi, directora general de La Agencia Nacional para la Prohibición de la Trata de Personas (NAPTIP).  

    Las opiniones vertidas en este blog son exclusiva responsabilidad de la persona que las emite.