• 19 enero 2023

    |

    Posteado en : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    Cooperación para reforzar a la Policía de proximidad en El Líbano

    La FIIAPP y la Policía Nacional refuerzan la policía de proximidad en El Líbano para recuperar la confianza en sus fuerzas de seguridad

    Joaquin Plasencia Garcia, Inspector Jefe de la Policía Nacional y director del proyecto “Apoyo a la Policía de Proximidad en El Líbano” junto a Valentina Salvato, técnica del proyecto nos hacen un repaso del trabajo realizado y algunos de los objetivos conseguidos por la Policía Nacional durante los primeros dos años de ejecución del proyecto para reforzar la policía de proximidad de El Líbano.

    UN RETO PARA EL LIBANO: La confianza de su población en las fuerzas de seguridad

    Líbano sigue siendo un país frágil desde el punto de vista político y económico. La explosión en el puerto de Beirut perturbó la actividad económica del país. Además, esta tragedia llegó en un momento terrible en el que el Líbano lucha contra una profunda crisis económica y social que fue agravada por la pandemia de la COVID-19.

    La frustración con el gobierno y la élite política se había acumulado durante años, y los problemas económicos del país a largo plazo chocan cada vez más con la vida cotidiana de su población. La ira pública ha aumentado en los últimos años y, desde octubre de 2019, los manifestantes han tomado las calles de todo el país y acusan a los líderes del sistema político libanés, basado en las sectas, de una corrupción generalizada que ha dejado al país con malas infraestructuras, pocos servicios y una economía que se hunde.

     A pesar de la progresiva profesionalización de las Fuerzas de Seguridad Internas (FSI), la organización sigue adoleciendo de debilidades organizativas. De ahí que los recientes sucesos ocurridos durante las manifestaciones hayan minado gravemente la confianza de la ciudadanía en el sector de la seguridad, y la necesidad de reforzar y fortalecer una policía de proximidad.

    Policía de Proximidad

    Al hablar de policía de proximidad nos referimos a una relación recíproca y participativa entre la Policía y la población. La idea es mantener un contacto y diálogo entre la Policía y la ciudadanía con el fin de conocer cuáles son los problemas prioritarios para la comunidad fomentando que la población participe de manera proactiva en su seguridad, y pudiendo impulsar la solución de esos problemas. Policía de proximidad es conseguir que la población vea en la Policía a un aliado en caso de necesidad, un acercamiento de la ciudadanía a la Policía.

    El proyecto

    Con la financiación de la Unión Europea, la FIIAPP trabaja con la Policía Nacional y la colaboración de CIVIPOL en el proyecto “Apoyo a la Policía de proximidad en El Líbano”, con el objetivo de mejorar el servicio prestado a la ciudadanía y en ese sentido facilitar la transición desde un enfoque policial basado en la fuerza hacia un servicio policial orientado a la ciudadanía.

    En dos años de trabajo especialistas de la Policía Nacional han intercambiado experiencias con sus homólogos libaneses en temas como control de masas, primera respuesta en situaciones de emergencia, violencia de género y control de estrés del personal policial entre otros.

    Hasta el momento se han formado a más de 900 policías, entre ellos a 52 mujeres policías, de las Fuerzas de Seguridad Interna libanesas (FSI), que son el equivalente a la Policía Nacional. Se han involucrado a instructores de la academia de las FSI para poder conseguir la máxima sostenibilidad del proyecto y puedan continuar y reiterar la formación al resto de su personal.

     Formaciones

    En el proyecto se están llevando a cabo diversas actividades y muchas de ellas se llevan a cabo por especialistas de la Policía Judicial, de la Policía Científica y de la Unidad de Intervención Policial. Asimismo, con el fin de servir y proteger a la población y a su vez cuidar a la propia policía libanesa se da prioridad a la comunicación tanto interna como externa, así que se han llevado a cabo formaciones en técnicas de comunicación asertivas siguiendo el modelo de la Policía Nacional.

     Identificación de víctimas en grandes catástrofes

    El 4 de agosto de 2020 tuvo lugar una explosión en el puerto de Beirut que provocó la destrucción generalizada de viviendas, negocios e infraestructuras. Además, esta explosión dejó más de 200 fallecidos, más de 7000 heridos y algunos cuerpos desaparecidos. Esta desgracia permitió ver las debilidades que el personal de las FSI tenía en materia de identificación de víctimas en grandes catástrofes.

    Pero también ha permitido, en el marco del proyecto apoyo a la policía de proximidad en El Líbano, organizar una actividad en la que miembros de la Comisaría General de la Policía Científica de la Policía Nacional formen durante diez días a miembros de la Policía Científica de la FSI, con el objetivo de dar respuesta de una forma profesional a las familias de las víctimas en los momentos de la identificación y evitar algunos de los errores que se hayan cometido en eventos traumáticos como la explosión del puerto de Beirut, aunque sea normal que ante tales situaciones y presiones se cometan errores y de ahí la importancia de seguir formándose para cualquier situación que pueda surgir.

     Primera respuesta en situaciones de emergencia

    En los últimos años han acontecido en Europa un gran número de ataques terroristas o de “lobos solitarios”. Los que deben intervenir ante estos ataques son equipos especiales de élite como, SWAT, equipo de armas y tácticas especiales por sus siglas en inglés. Sin embargo, la realidad es que los primeros en responder ante este tipo de situaciones son las patrullas, que no tenían formación sobre cómo gestionar este tipo de escenarios. Estas patrullas se fueron formando para poder paliar, minimizar y neutralizar en espera de la llegada de los cuerpos especiales que intervienen en estos casos.

    En el Líbano se decidió implementar este mismo enfoque basado en las lecciones aprendidas de Europa, por la alta cantidad de armas que circulan entre la población y eventos de desorden públicos como atracos a bancos o tiroteos que necesitan respuestas por parte de las unidades de emergencias y de peligro inminente.

    Por este motivo, en el marco del proyecto europeo, especialistas de las Unidades de Prevención y Reacción de la Policía Nacional han llevado a cabo seis actividades de formación en beneficio de las unidades de emergencias de las FSI libanesas. Se han formado a más de 100 policías libaneses de los municipios de Beirut, Dekwaneh, Saida y Trípoli, implicados en dar respuesta directa a las llamadas del 112. Esta primera respuesta tiene como objetivo principal «salvar vidas» y minimizar el riesgo y peligro de la ciudadanía en caso de peligro inminente. Además, se está formando a personal tanto de las Fuerzas de Seguridad Internas (FSI) como de la policía municipal en técnicas de primeros auxilios, equipándoles con material necesario, para que puedan reaccionar antes cualquier tipo de daño o lesión.

    Violencia doméstica

    La violencia domestica es un problema endémico en El Líbano. En 2020, el número de casos de violencia de género aumentó de 747 a 1.468 según las estadísticas recogidas por las FSI.

     Dos expertas de la Policía Nacional han realizado una evaluación con diferentes unidades policiales de las FSI, organizaciones de la sociedad civil y del sector de la justicia y se han formulado unas recomendaciones para la creación de una Unidad de Violencia de Género.

     Con el fin de promover la creación de esta unidad especializada, se ha establecido y realizado un plan de formación que ha consistido en cuatro cursos con una duración de diez días cada uno que se han llevado a cabo por especialistas de la Comisaría General de la Policía Judicial y de Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM). 117 miembros de las FSI pertenecientes a la Policía Judicial, Sala de Control, División de Derechos Humanos y Departamento de Investigación se han podido beneficiar de estas formaciones especializadas. Estas unidades lideran las investigaciones de este tipo de delitos y la atención directa a víctimas de violencia doméstica, menores y colectivos vulnerables.

    Tras participar en la formación sobre violencia doméstica llevada a cabo por la Policía Judicial y la UFAM, la oficial de policía Taghrid Fayad declara “Nosotras, como policías mujeres, consideramos que cualquier mujer que sufra violencia doméstica puede ser una hermana o una madre. Esas sesiones de formación son muy beneficiosas y contribuyen a reforzar nuestras competencias para reducir los casos de violencia doméstica”.

    Por su parte, el coronel Elie Al Asmar afirma “hemos comprobado que podemos referirnos a las buenas prácticas y a la larga experiencia en la lucha contra la violencia doméstica en España y tratamos de aprender de ellas y de hacer que estas buenas prácticas funcionen en nuestras comisarias”.

    Tras mirar hacia atrás y realizar un análisis para proyectarnos en los próximos dos años del proyecto hasta su finalización, seguiremos trabajando con la participación de la Policía Nacional en actividades previstas para el 2023. Una de las próximas actividades que tendrá lugar entre el 28 de enero y el 10 de febrero será sobre cómo gestionar las denuncias por parte de los ciudadanos hacia miembros de la Policía. Especialistas de la Unidad de Régimen Disciplinario de la Policía Nacional proporcionarán una formación específica a los miembros de las unidades de régimen interior de las FSI sobre cómo gestionar las quejas de la población libanesa.

    #

  • 28 diciembre 2022

    |

    Posteado en : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    15 logros de la cooperación pública conseguidos en 2022

    En Nigeria, Chile, Marruecos, Cuba... y en muchos otros países. Esta es una selección de 15 logros de la cooperación pública conseguidos en 2022.

    Finaliza el año 2022 pero los logros de la cooperación pública permanecen. Esta es una selección de lo que hemos conseguido en estos últimos 365 días gracias a la implicación de los profesionales de nuestro sector público en la cooperación. Ellas y ellos, bajo la firme convicción de que las políticas públicas pueden y deben mejorar la vida de las personas, se comprometen a trabajar con la FIIAPP en más de 120 países para mejorar los sistemas públicos para las personas y el planeta.  

    Recogemos 15 ejemplos de los logros de la cooperación pública conseguidos este año. 

    Son tuyos, son nuestros.

    Estos 15 hitos nos recuerdan la importancia de la cooperación pública, de aprender y compartir conocimientos con otras administraciones públicas, de apoyar políticas que respondan a nuevos retos y seguir mejorando las ya existentes. Una cooperación pública que sigue demostrando, un año más y fortalecida bajo la nueva Ley de Cooperación, que la cooperación entre administraciones públicas y la promoción de nuestro talento público, es un ingrediente imprescindible para el progreso y el bienestar de todas las sociedades. 

    Este año hemos conectado a más de 300 instituciones europeas con 830 instituciones en 120 países. Seguimos compartiendo nuestro talento público con el mundo.

    1. Nigeria 

    Cooperamos con la Policía para detectar nuevos patrones de las redes de trata y concienciamos a niñas para que sepan cuándo corren riesgo de ser captadas. Lo hacemos desde el proyecto europeo A-TIPSOM, cuyo objetivo es reducir la trata de personas en Nigeria con el apoyo de la Policía Nacional española.  

    2. Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Chile y Ecuador 

    Extendemos la protección a las mujeres víctimas de violencia de género a través de un acuerdo internacional, gracias a la cooperación internacional. Un nuevo acuerdo promovido por instituciones de justicia y seguridad de la Unión Europea y América Latina que impulsa la seguridad de estas mujeres fuera de las fronteras nacionales. 

     3. Sahel 

    Facilitamos la cooperación de la Policía Nacional y la Guardia Civil con los cuerpos de seguridad de la región para detener el tráfico de personas y el terrorismo internacional.  

    SAHELGracias a esta colaboración promovida por el proyecto ECI Níger se han liberado 300 niños soldado de grupos yihadistas, se ha conseguido desarticular 196 redes de tráfico de personas en Níger y, en Burkina Faso y se ha escoltado hasta la capital a población civil durante los picos de violencia.   

    4. Brasil

    A través del programa AL INVEST Verde, facilitamos el cumplimiento de estándares ambientales y laborales en las cadenas de valor de carne y cuero. Una acción fundamental ante la entrada en vigor del reglamento de deforestación de la Unión Europea, que prevé minimizar el riesgo de deforestación y degradación forestal asociado a productos que la UE importa o exporta. 

    5. Centroamérica

    Reforzamos las capacidades forenses para luchar contra el crimen, equipando a sus laboratorios con material para la acústica forense, análisis histopatológico, químico-toxicológico y de ADN y formando a su personal médico forense. Un trabajo desarrollado por I-CRIME para mejorar la seguridad de la ciudadanía y aumentar la eficacia de la justicia penal en la persecución de la delincuencia organizada y el tráfico de drogas a nivel internacional.  

    6. Líbano

    Acompañamos a la policía municipal libanesa en la atención a mujeres víctimas de violencia de género y mejoramos la investigación de este tipo de delito en las comisarías territoriales del país. Trabajamos desde el proyecto Apoyo a la policía de proximidad para garantizar que haya mujeres policías que atiendan a las víctimas de esta violencia y abordamos la salud mental en las fuerzas de seguridad, otorgando herramientas para prevenir, proteger y resolver posibles situaciones de estrés.  

    7. Bolivia  

    Contribuimos al rediseño de la Dirección Nacional de Inteligencia y del Centro de Formación Antinarcóticos desde el proyecto de Apoyo europeo a las fuerzas especiales de lucha contra la droga en la aplicación de la ley boliviana. Además, elaboramos guías de trabajo institucional para detectar víctimas de trata, contra el blanqueo de capitales e informática forense 

    8. Ucrania 

    Apoyamos la digitalización de la administración a través de 17 iniciativas legislativas. En estos tiempos de guerra que atraviesa el país, el proyecto Apoyo de la UE a la Administración Electrónica y la Economía Digital en Ucrania EU4DigitalUA a través del Ministerio de Transformación Digital continúa cumpliendo con su tarea principal: construir un estado digital dirigido a todos los ucranianos.  

    9. Cuba 

    Favorecemos la inversión en energías renovables para integrar elCUBA biogás, el hidrógeno verde, la biomasa y la economía circular en su modelo de producción energética. Lo hacemos a través del intercambio de expertos de la Unión Europea y Cuba para promover las fuentes renovables de energía y la eficiencia energética. 

    10. Chile y Panamá 

    CHILE Y PANAMÁApoyamos desde EUROCLIMA+ las leyes de cambio climático de Chile y Panamá y las estrategias relacionadas en cinco países de la región. Facilitamos el diálogo sobre políticas regionales y proporcionamos apoyo para el desarrollo y la aplicación de medidas de adaptación al cambio climático y políticas de mitigación en la región latinoamericana. 

    11. Argentina, Chile y Costa Rica  

    A través de la cooperación pública, impulsamos un Sistema de Registro, Comunicación y Atención Integral a Víctimas de Violencia Institucional Carcelaria (SIRCAIVI) para garantizar los derechos humanos de las personas privadas de libertad.  

    12. Marruecos 

    En los últimos veinte años, Marruecos ha pasado de ser un país de emigración a un país de tránsito y de asentamiento de personas migrantes. Esta nueva dimensión de los movimientos migratorios sitúa a la sociedad marroquí frente a nuevas realidades que tienen que ser paulatinamente integradas a nivel político, económico y social. Por eso, colaboramos con la administración pública del país para prevenir acciones xenófobas hacia la población migrante en el país, proponiendo un sistema de detección de incidentes racistas y sensibilizando a servidores públicos y colegios 

    13. Georgia  

    Apoyamos un plan de formación para la inspección de trabajo y acercamos la normativa de seguridad y salud en el trabajo a las directivas europeas. Además, fortalecemos el Servicio Estatal de Supervisión de Seguros. 

    14. Angola 

    ANGOLA cooperación públicaInvolucramos a la Federación Española de Municipios y Provincias en el apoyo al proceso descentralización y desarrollo local en el país a través de PASCAL, el proyecto de apoyo a la sociedad civil en la gobernanza local en Angola.  

    15. Asia Central y América Latina  

    Creamos grupos de trabajo para propiciar nuevas políticas contra las drogas que aborden producción, tráfico y consumo desde un enfoque de desarrollo sostenible y derechos humanos. Además, abordamos este enfoque en el primer vídeo de un ciclo de conversaciones entre personas expertas de instituciones para debatir sobre retos globales que pueden y deben abordarse desde las políticas públicas. 

    #

  • 22 noviembre 2022

    |

    Posteado en : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    Políticas públicas feministas para combatir la violencia de género en todo el mundo desde las instituciones

    La lucha contra la violencia de género es un compromiso de la acción exterior española, que apuesta por una cooperación feminista para combatir la violencia de género también fuera de nuestras fronteras.

    • La FIIAPP, entidad de la Cooperación Española, materializa este compromiso a través de la movilización de profesionales públicos de nuestras instituciones para apoyar políticas públicas feministas en todo el mundo que cierren el paso a los maltratadores.
       
    • Policías, juezas, médicos o fiscales son algunos de los profesionales que se movilizan a través de la FIIAPP para cooperar con sus homólogas en otros países aportando sus experiencias en las instituciones españolas para combatir la violencia de género.
       

    Condenar a los maltratadores, sensibilizar a los adolescentes, no revictimizar a las mujeres, juzgar a los agresores, perseguir la trata, velar por la seguridad de las amenazadas, facilitar rutas migratorias seguras, apostar por una educación feminista… Son actuaciones imprescindibles para combatir la violencia de género que tienen algo en común: necesitan instituciones públicas para realizarse.  

    A través de la cooperación pública, – una tipología de cooperación que permite la movilización de profesionales desde las instituciones- la FIIAPP moviliza especialistas como policías, juezas, médicos o fiscales para trabajar de la mano con sus homólogos en otros países. Estos intercambios facilitan el diálogo y el apoyo a normativas, leyes y políticas públicas que pongan coto a la violencia contra niñas y mujeres.  

    “La violencia de género es un problema estructural que requiere abordajes transversales. Instituciones de igualdad, pero también de sanidad, interior, justicia o educación tienen la capacidad de construir políticas públicas con enfoque de género, que protejan a las mujeres, pero que también pongan el foco en la prevención y en el cambio de estructuras sociales”, explica la directora de Administración Pública y Asuntos Sociales, Peggy Martinello. 

    Tres ejemplos de cooperación pública contra la violencia de género: 

    Seguridad: La policía española forma a policías libaneses contra la violencia de género 

    Especialistas de la Policía Nacional trabajan en el Líbano a través de un programa europeo de la FIIAPP que brinda apoyo a la policía libanesa. El programa incluye un componente de género que cuenta con la participación de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. “Con su apoyo, impulsamos la creación de la Unidad de Violencia de género dentro del ISF (Fuerzas de Seguridad Libanesas) con policías formados en atención a las víctimas y en la investigación de estos tipos de delitos en las 12 comisarías territoriales del país. También queremos garantizar que existan mujeres policías que atiendan a las víctimas, ya que actualmente solo son hombres, y aspiramos a que se ofrezca una atención más integral a todas las víctimas, institucionalizando la prestación de servicios sociales, sanitarios, psicológicos y legales a todas las víctimas” explica la coordinadora del programa en la FIIAPP, Consuelo Navarro.  

    Para el Policía Nacional y líder del proyecto, Joaquín Plasencia, las policías españolas que trabajan en el proyecto no solo aportan a través de las formaciones, “ellas son mandos de la Policía, y son un claro ejemplo de que es posible y necesario que la mujer ocupe estos cargos, hay que conseguir juntos, dar ejemplo de la igualdad de género para que las mujeres puedan alcanzar sus objetivos dentro de una sociedad moderna como es la libanesa. 

    Justicia: mujeres latinoamericanas protegidas de sus maltratadores en todo el continente 

    Dos expertas de la Fiscalía General de España y de la COMJIB han estado trabajando durante meses junto a las instituciones de América Latina para extender la protección a las víctimas de violencia de género en América Latina. Lo han hecho en el marco de EL PAcCTO, programa europeo de lucha contra el crimen organizado, a través del cual la FIIAPP moviliza especialistas públicos españoles que cooperan con sus homólogos en América Latina.  

    El resultado de este trabajo conjunto ha sido la aprobación del Acuerdo sobre Medidas de Protección para Mujeres en Situación de Violencia de Género en el ámbito de Mercosur y Estados Asociados. Este hito promueve la extensión de la protección de las mujeres víctimas de violencia de género a cualquiera de los países que han ratificado este acuerdo. “Hemos trabajado con EL PAcCTO para conocer cuáles son las legislaciones locales en materia de protección de víctimas de violencia y trata de personas para poder extender esta protección no solo en el país donde se produce el delito sino también en otros países parte de Mercosur y Estados Asociados” explica la coordinadora general de la COMJIB, Tatiana Salem. 

    Este acuerdo “ayuda a esa homogeneización de legislaciones en la región. Se hace, además, con acompañamiento europeo, lo que garantiza cierta capacidad de interlocución transregional que debe acabar en sistemas que garanticen la protección de las mujeres en sus países, en sus regiones y más allá de sus regiones” asegura Mariano Guillén, director de Justicia y Estado de Derecho de la FIIAPP. 

    Educación: Prevención contra la trata para más de 500 niñas en las escuelas de Nigeria  

    Nigeria es uno de los principales países de origen de la trata de mujeres que son explotadas en Europa. Allí trabajan policías de nuestro Cuerpo Nacional de la Policía junto a ONG’s y Centros Nacionales realizando labores de formación y sensibilización directa a mujeres y niñas, principales víctimas potenciales de las redes de trata.   

    «La lucha contra la trata de personas en Nigeria ha tomado una dimensión positiva, el país se ha situado en la vanguardia de la lucha contra la trata de personas y la migración irregular en África gracias al apoyo de programas europeos de cooperación como ATIPSOM, que nos recuerdan la importancia de poner nuestros esfuerzos de cooperación y desarrollo en combatir la trata de personas”, explica Fatima Waziri-Azi, directora general de La Agencia Nacional para la Prohibición de la Trata de Personas (NAPTIP).  

  • 13 septiembre 2022

    |

    Posteado en : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    Cooperación por un reto global: 36 millones de personas en el mundo sufren trastornos por consumo de drogas

    Los datos mundiales de producción, tráfico y consumo problemático de drogas presentan una preocupante tendencia al alza. La FIIAPP y la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas hemos decidido reforzar nuestra colaboración en 32 países de América Latina y el Caribe y en 5 de Asia Central a través de dos programas de cooperación. Lo haremos desde un enfoque diferente: desde la salud pública y los derechos humanos

    Las políticas públicas no caben en un tweet, no se pueden contar en 280 caracteres y es que para comunicar su extensión y acción hace falta mucho más. Por eso, ponemos en marcha una serie de conversaciones bajo el nombre Hablemos de Políticas Públicas en las que, a través de la voz de los expertos y expertas, profundizamos sobre el alcance de las administraciones públicas de distintos países para compartir soluciones a retos globales. 

    Retos que pueden y deben abordarse desde las políticas públicas 

    Iniciamos este ciclo de conversaciones colaborando con la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD) y hablamos sobre #Drogas. Una conversación a tres bandas entre Joan Ramón Villalbí, delegado del Gobierno para el PNSD; Anna Terrón, directora de la FIIAPP; y Javier Sagredo, director del programa de cooperación en materia de drogas COPOLAD III. 

    ¿Por qué políticas públicas en materia de drogas? 

    Cooperación por un reto global: 36 millones de personas sufren trastornos por consumo de drogas El reto de las drogas es global, atraviesa fronteras y golpea fuertemente a personas de todo el mundo. Además, se prevé que para 2030, las personas que consumen drogas se incrementen en un 11%. Una problemática de la que las políticas públicas se hacen eco e implementan, cada vez con mayores avances, estrategias que tratan de darle respuesta. 

    En esta línea, Javier Sagredo remarca la importancia de “apelar a la urgencia de humanizar más la política” y destaca que es necesaria una revisión puesto que “las recetas han estado siempre muy ligadas a ser muy duros con los débiles y muy débiles con los duros” y “esta es una parte de la revisión que tenemos que hacer para conseguir todo lo contrario”. Además, destaca que las respuestas comunitarias desarrolladas en América Latina y Caribe son una inspiración, puesto que han construido modelos de políticas públicas. 

    Lo cierto es que los datos de producción, tráfico y consumo problemático de drogas presentan una preocupante tendencia general al alza: 36 millones de personas en todo el mundo sufren trastornos por consumo de drogas. Además, según algunas previsiones, el narcotráfico mueve cada año entre 426 y 652 mil millones de dólares: el equivalente al PIB de Suecia.  

    Por ello, la coherencia de las políticas públicas es imprescindible para avanzar en las políticas de drogas y, con este propósito, el programa COPOLAD III, liderado por la FIIAPP en consorcio con el instituto italo-latinoamericana (IILA) y financiado por la Unión Europea, lleva trabajando más de diez años junto a la DGPNSD y otros aliados para fomentar el diálogo y la cooperación entre la Unión Europea y los países de América Latina.  

    América del Sur es el origen de la producción de la hoja de coca, pasta base y clorhidrato de cocaína en todo el mundo y en algunos países de América Latina y el Caribe, el 80% de las mujeres privadas de libertad lo son por delitos menores de drogas. 

    Las mujeres necesitan un enfoque específico 

    El enfoque que ha guiado las políticas públicas en materia de drogas ha girado, en su gran mayoría, en torno al consumo problemático de los hombres, sin poner la atención suficiente en las mujeres, quienes también sufren trastornos por consumo de drogas.  

    El feminismo ha modificado algunos de los parámetros para el desarrollo de las nuevas políticas públicas. “Nuestra cooperación es feminista” ha destacado Anna Terrón, y es esta dimensión la que ha propiciado el desarrollo de nuevas estrategias y formas de dar respuesta al consumo problemático en las mujeres. 

    Cooperación por un reto global: 36 millones de personas sufren trastornos por consumo de drogas

    En palabras de Joan Ramón Villalbí, “la realidad es que las mujeres tradicionalmente tienen un consumo menor de drogas, pero las que tienen el problema lo tienen más grave y encuentran barreras para acceder a los servicios, que no han sido pensados para ellas, sino para los hombres”. Además, ha añadido que son las mujeres las que impulsan a muchos hombres a buscar ayuda cuando ellos tienen un consumo problemático, pero “¿quién acompaña a la mujer que tiene un problema?” Aunque esta situación es menos frecuente en las mujeres “es, quizás, más complicado para las que tienen el problema encontrar salida”, ha afirmado Villalbí. 

    #

  • 12 mayo 2022

    |

    Posteado en : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    Recuerda que existimos

    Desde EUROsociAL + trabajamos para combatir el impacto de la corrupción de funcionarios públicos en las mujeres y niñas de América Latina. Como homenaje a las supervivientes de estas prácticas corruptas, hemos escuchado sus historias a través del arte como un medio para transformar percepciones, como un vehículo para generar concienciación y transformación social. 

    La Camerata Vocal de la Universidad de Valparaíso representa ‘Mujer y corrupción. Voces que denuncian, cantos de libertad’. Foto: EUROsociAL+.

    Sofía habla ante un auditorio de jueces, fiscales, cooperantes, funcionarios de hacienda, de tribunales de cuentas y de órganos garantes de la transparencia, entre otros. La joven, estudiante de la Universidad de Valparaíso, interpreta, visiblemente emocionada, el caso real de una niña que fue a dar a luz enferma de sífilis. La menor había sido víctima de una red de trata con fines de explotación sexual. Esta organización criminal operaba gracias a la complicidad de agentes de policía, que recibían dinero de los proxenetas y sexo gratis de las mujeres explotadas. “¿Cómo alguien que juró protegernos puede ser tan despreciable?”, clama Sofía, poniéndose en la piel de la niña y conmoviendo con su actuación a los más de 80 funcionarios y funcionarias de América Latina y la Unión Europea presentes en la representación coral y teatral, una de las diversas actividades de la iniciativa ‘Mujer y corrupción. Expresión de dolor y esperanza’, un conjunto de dinámicas artísticas integradas en el Encuentro ‘Pactos políticos y sociales para una nueva América Latina’, organizado por EUROsociAL + el pasado mes de enero en Valparaíso (Chile).

    A través de la acción ‘Mujer y corrupción’, desde el Área de Gobernanza de EUROsociAL + en la FIIAPP hemos trabajado para identificar, visibilizar, medir, prevenir y combatir los efectos de la corrupción en las mujeres de América Latina. Hemos realizado diagnósticos y buscado soluciones con operadores del sistema de justicia, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil, contribuyendo a posicionar el tema en las agendas nacionales e internacionales, generando herramientas e impulsando reformas normativas.

    La importancia de identificar y conocer el problema

    La corrupción presenta impactos diferenciados en las mujeres y las niñas de América Latina, que sufren las prácticas corruptas de formas específicas por razón de su género y su vulnerabilidad. Funcionarios judiciales que exigen sexo a cambio de un trato de favor, docentes universitarios que hacen proposiciones a sus alumnas, policías pagados por redes de prostitución o de trata de personas, vigilantes de prisiones que permiten el ingreso de niñas y mujeres para que las exploten sexualmente… Algunos de estos comportamientos son delitos aislados, pero otros forman parte de un fenómeno sistémico que debe ser identificado y combatido.

    Ese ha sido uno de los objetivos de EUROsociAL + durante los tres últimos años, un período de trabajo al que pusimos cierre entre el 12 y el 14 del pasado enero con el mencionado Encuentro de Valparaíso, en el cual recibieron una atención especial las víctimas de la corrupción. La forma de conocer sus experiencias fue mediante la iniciativa ‘Mujer y corrupción. Expresión de dolor y esperanza’, una actividad fruto de la colaboración entre EUROsociAL +, el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud de Bogotá (Idipron), la Universidad de Valparaíso y la artista peruana Aisha Asconiga.

    El objetivo de estas iniciativas es emplear el arte en sus diferentes formas para dar voz a las mujeres y niñas que sufren la extorsión sexual y la corrupción facilitadora de las redes de trata y explotación sexual. Quisimos tener una primera aproximación para saber quiénes son, entender su historia y compartir sus vivencias, para abrir discusiones sobre las mejores estrategias para luchar más eficazmente contra los delitos de los que fueron víctimas.

    El arte para reflejar el dolor

    El arte es una ventana, un mecanismo de reparación, de concienciación, de transformación social e institucional. Es también memoria, expresión de resistencia, dolor y esperanza. El arte debe servir para humanizarnos, para forjar nuevos caminos en la búsqueda de soluciones con una mirada distinta.

    En este contexto, a través de tres dinámicas, se plasmaron diferentes visiones plásticas y musicales inspiradas en siete casos reales narrados por las víctimas y recopilados por EUROsociAL + que puedes ver aquí.

    La primera dinámica estuvo a cargo del Idipron. Bajo el lema #QuéCaminoRecorrer, tres grupos de personas en Bogotá (Colombia) realizaron dibujos a partir de los relatos desde tres perspectivas o caminos, desde tres sensibilidades.

    La primera reflexión artística se realizó desde el ámbito institucional. El área de comunicación de Idipron elaboró ilustraciones como reacción a los relatos de las víctimas, desde una visión más técnica, a modo de campaña institucional. El segundo camino fue el de las víctimas, plasmado en dibujos realizados por niñas que salieron del barrio de Santa Fé de Bogotá y que están bajo medidas de protección tras haber sido víctimas de explotación sexual. Ellas sienten de manera especial las situaciones que están pintando, porque en ocasiones las han vivido en carne propia. La tercera visión es la de la calle, la de los niños y niñas que viven en la zona que rodea el Castillo de las Artes, en el mencionado Barrio de Santa Fé, un antiguo lugar de explotación sexual, que fue escenario de abuso y maltrato durante años y que ahora brinda alternativas a los jóvenes a través del arte. Los niños y niñas que hicieron estos dibujos viven en un entorno donde muchos habitantes son captados por estructuras delictivas, en ocasiones de buen grado, otras por la fuerza. Por tanto, entienden muy bien este tipo de problemas y disyuntivas.

    El objetivo de la dinámica fue que, a través de los relatos y las ilustraciones, expuestas en un stand coordinado por Carlos Marín, Director de Idipron, el público asistente al Encuentro de Valparaíso reflexionara sobre qué políticas públicas son necesarias para abordar estos problemas y para que la sociedad tome conciencia de ellos. ¿Podemos guiarnos solo por lo institucional, sin consultar a las personas que viven en primera persona este tipo de situaciones? Las víctimas tienen una visión más personal, desde el dolor, de lo que está ocurriendo. A la hora de identificar #quécaminorecorrer, hay que afrontar el tema no solo desde la acción de la autoridad, sino también desde la conexión con la sociedad. Estos delitos están, con frecuencia, invisibilizados y es preciso romper la inacción social frente a ellos.

    La segunda dinámica fue protagonizada por la artista plástica peruana Aisha Asconiga. Aisha explora la posición de la mujer en la sociedad y la violencia asociada al mero hecho de ser mujer. En su obra ´Cuándo dejaré de ser objeto´ se aprecia una figura femenina que pretende mostrar cómo las mujeres son vistas como un objeto, como una mercancía en el inconsciente colectivo, como moneda de pago. De manera específica, la obra muestra cómo impacta en las mujeres la corrupción de agentes públicos cuando la extorsión o la explotación sexual condicionan su libertad y sus derechos, y se ven forzadas a pagar con su propio cuerpo.

    Las dinámicas artísticas culminaron con la representación musical y teatral ‘Mujer y corrupción. Voces que denuncian, cantos de libertad’, de la Camerata Vocal de la Universidad de Valparaíso, bajo la conducción de Ximena Soto. Fue una oportunidad para compartir con el público interpretaciones musicales intercaladas con relatos teatralizados a partir de la experiencia de niñas, adolescentes y mujeres afectadas por la corrupción.

    Sofía, una de las integrantes de la Camerata y la persona con quien comenzábamos estas líneas, explica cómo ha vivido la experiencia de crear arte a partir de experiencias traumáticas: “Son relatos impactantes, pero debemos mostrárselos a la gente porque suceden todos los días. Debemos acordarnos de que esto existe”. Y continúa: “¿Qué podemos aportar desde el arte a estas problemáticas sociales? Cuando uno canta no se trata solo afinar las notas y que suenen bonitas. Es también el mensaje. La música te mueve a sentir más profundamente. Había nervios en el grupo antes de empezar, pero nos quedamos muy contentos porque el público es gente que puede hacer algo para aportar soluciones y nosotros pusimos nuestro granito para ayudar a que esa gente haga algo. Hay una responsabilidad social que decidimos asumir como artistas; si una puede aportar de alguna manera desde la cultura que te llena, el corazón te lleva para adelante, te anima a seguir”.

    Borja Díaz Rivillas, Responsable de Buen Gobierno, Área de Gobernanza Programa EUROsociAL+/FIIAPP

    Ana Linda Solano López, experta en corrupción y género, Área de Gobernanza Programa EUROsociAL+/FIIAPP

    #

  • 28 enero 2022

    |

    Posteado en : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    “Los países demandan talento público como forma de cooperación»

    La directora de la FIIAPP, Anna Terrón, y el director de Enabel, Jean Van Wetter, reflexionan sobre el papel del sector público en la cooperación internacional

    La cooperación técnica entre instituciones se abre paso con fuerza como parte de la acción exterior europea. El intercambio de ideas, proyectos y puntos de vista enriquece la cooperación internacional. Desde hace años, la FIIAPP colabora con Enabel, institución homóloga en Bélgica, y comparten su experiencia en varios niveles de gobierno, administración e instituciones públicas. La directora de la FIIAPP, Anna Terrón, y el director de Enabel, Jean Van Wetter, intercambian ideas sobre el futuro del #PublicExpertise en esta entrevista conjunta realizada por la institución belga. 

    Puedes ver toda la entrevista pinchando en la imagen

    #