• 13 agosto 2020

    |

    Posteado en : Interview

    |
    facebook twitter linkedin

    “La cooperación es una oportunidad para el intercambio de soluciones a problemas que nos afectan a todos”

    El coordinador del proyecto de cooperación europeo de competencia en Albania nos cuenta cómo han sido los últimos meses de trabajo en plena crisis sanitaria

    Alberto Herrera, coordinador del proyecto de cooperación financiado por la UE “Fortalecimiento de la autoridad de la competencia de Albania” nos comparte desde este país su mirada sobre el contexto actual originado por la COVID19. Nos cuenta cómo ha logrado el proyecto adaptar las formaciones y actividades de manera repentina a la nueva modalidad, sin sacrificar los resultados. Además, nos habla sobre la importancia de la vigilancia de la competencia en plena crisis sanitaria y la cooperación como la piedra angular para propiciar el intercambio de especialistas.

    ¿De qué trata el proyecto y qué dificultades han surgido con la llegada de la pandemia?

    El proyecto que coordino se trata de un proyecto Twinning, financiado por la Unión Europea y ejecutado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la FIIAPP. El objetivo del proyecto es asegurar la protección de la libre competencia en Albania y se hace a través de actividades formativas entre expertos españoles y sus homólogos albaneses, que hasta que comenzó la pandemia requería de la presencia de los españoles en el país balcánico.

    Por tanto, el brote de la COVID19 y las consiguientes medidas de distanciamiento social y confinamiento impuestas tanto en España como en Albania, nos cogieron totalmente desprevenidos, supongo que como a todo el mundo. Ello forzó a la cancelación de las actividades ya previstas, dada la imposibilidad de los expertos para viajar desde España, lo que nos sumió en una gran incertidumbre inicial.

    No obstante, eso no supuso en ningún caso la paralización de la actividad de nuestra oficina en Albania, desde donde, desde un primer momento, en modalidad de teletrabajo, centramos nuestros esfuerzos en el análisis de las estrategias más adecuadas para asegurar la continuidad y consecución de los objetivos del proyecto, la coordinación entre todas las partes para un adecuado diseño y replanificación de actividades y el replanteamiento de la estrategia de comunicación.

    ¿Qué medidas de seguridad se establecieron en Albania?, ¿Cómo se ha adaptado el trabajo del proyecto a la situación?

    En Albania se han adoptado medidas similares a las tenidas en cuenta en los distintos países de su entorno, así como en los estados de la Unión Europea: confinamiento de la población, toques de queda en determinados periodos del día, cierre de las fronteras terrestres, interrupción del transporte regular de pasajeros por aire y mar, suspensión de la actividad de gran parte de las instituciones públicas y sector privado o el cierre de instalaciones deportivas, culturales y de ocio.

    Pero una vez que la situación en Albania comenzó a esclarecerse, con la vuelta al trabajo en oficina, a mediados de abril, desde el proyecto se concretó la forma de retomar las actividades con el objetivo de conseguir los mismos resultados que los obtenidos presencialmente.

    Partiendo de esta condición, así como teniendo en cuenta las preferencias y necesidades de nuestro beneficiario, desde el proyecto planteamos a las instituciones involucradas la posibilidad de ir más allá de la impartición online de clases magistrales y organizar una modalidad e-learning, a semejanza de las empleadas por muchas universidades y empresas.

    Finalmente, la plataforma elegida fue moodle, puesta a disposición por la FIIAPP y que permite el desarrollo de formaciones interactivas a partir de los materiales didácticos elaborados por los expertos de la CNMC.

    ¿La pandemia ha afectado a la materia sobre la que trabaja el proyecto?

    Desde los inicios de esta crisis, la Comisión Europea y las Autoridades de Competencia de los Estado Miembros, como la CNMC, fijaron como objetivo primordial asegurar que los productos esenciales para proteger la salud de los consumidores frente al virus, como las mascarillas y los geles desinfectantes, continuasen disponibles a precios competitivos.

    Por tanto, las investigaciones destinadas a descubrir y sancionar acuerdos anticompetitivos entre operadores o abusos por parte de empresas con posición dominante en sectores sensibles a la crisis sanitaria se han convertido en una prioridad por las Autoridades de Competencia de nuestro entorno, incluida la albanesa.

    En línea con estos objetivos, y con el propósito de contribuir a la lucha contra la pandemia en Albania dentro de la esfera de nuestro proyecto, iniciamos una interesante iniciativa que ha permitido ahondar en la colaboración prestada a nuestro beneficiario.

    En particular, esta iniciativa ha consistido en la puesta a disposición de la Autoridad de Competencia albanesa por la CNMC de información no confidencial relativa a las acciones e investigaciones llevadas a cabo por esta última con finalidad de proteger a los consumidores. Un ejemplo fue la puesta en marcha de un buzón para centralizar denuncias y consultas relacionadas con la aplicación de las normas de competencia en el contexto de la COVID19 o el inicio de investigaciones en los mercados de producción y distribución de los mercados sanitarios o servicios funerarios.

    ¿Por qué es importante que, en un momento difícil como este, la cooperación no se detenga?

    En estos tiempos difíciles en los que las nociones o valores de transnacionalidad y ciudadanía universal parecen ponerse en tela de juicio, la cooperación entre países cobra aún más sentido: el intercambio de experiencias, conocimientos técnicos y de gestión entablado en el marco de proyectos de cooperación técnica como el nuestro es bidireccional. Bidireccional porque no sólo juega en favor del país beneficiario, sino también resulta enriquecedor para el país implementador. Por tanto, ante circunstancias adversas, la cooperación internacional supone una oportunidad única para el intercambio de soluciones a problemas que nos afectan a todos.

    ¿Cuál es la situación actual en Albania?; ¿Y la del proyecto?

    Aunque hubo contagios, la incidencia de la enfermedad en Albania fue inferior a la registrada en los países de Europa occidental. el país ha trabajado en reactivar su actividad y economía, y las medidas adoptadas han ido paulatinamente levantándose, eso sí, con la adopción de las debidas precauciones.

    Con respecto al proyecto Las partes implicadas han acordado una prórroga por dos meses, que es aproximadamente el periodo que han estado las actividades suspendidas, lo que permitirá la finalización de las actividades previstas.

    ¿Cómo ha sido la relación con la FIIAPP durante este período complejo?

    Desde el inicio de esta crisis, ha habido una constante preocupación y coordinación desde la FIIAPP, en primer lugar, para garantizar la seguridad de las personas que nos encontramos desplazados en el extranjero y, en segundo lugar, para asegurar la continuidad de los proyectos, dada la importancia de la cooperación para las partes implicadas, como he señalado con anterioridad.

    Asimismo, una vez que las partes del proyecto se pusieron de acuerdo en la reanudación de las actividades online, el apoyo de la FIIAPP, poniendo a disposición del proyecto la plataforma moodle , ha sido decisiva para garantizar la consecución de unos óptimos resultados, así como el soporte técnico y colaboración del Departamento de Gestión del Conocimiento, responsable de la misma.

    Sin duda, la puesta en marcha de las actividades en formato e-learning no hubiera sido posible sin el apoyo e intervención de Gestión del Conocimiento, a través de la carga de los contenidos didácticos en la plataforma.

    ¿A pesar de todo lo negativo que ha traído la pandemia, hay algo positivo que podáis extraer de la situación vivida?

    Desafortunadamente, me siento incapaz de extraer alguna consecuencia positiva de toda la situación vivida. Tal vez, pasado un tiempo y con algo de perspectiva, sea posible alcanzar alguna reflexión constructiva sobre todo esto, que no se limite a la repetición de tópicos y frases hechas.

    Desde mi punto de vista, esta crisis sanitaria nos ha colocado en una situación muy complicada, de alcance y consecuencias aún por determinar. No sólo ha provocado el dolor de todos aquellos que han perdido algún ser querido, sino que también ha privado a muchas personas de su medio de vida, poniéndoles en una situación de incertidumbre y precariedad económica y laboral.

    Asimismo, durante prolongados periodos de tiempo, gran parte de la población se ha visto sometida a una gran presión y estrés derivados de las medidas de confinamiento y distanciamiento social adoptadas por los distintos gobiernos, con el consiguiente menoscabo de la salud física y mental.

    Todo ello, sin perder de vista el cercenamiento sufrido por principios, valores y derechos que, en sociedades democráticas, creíamos incuestionables. Por ejemplo, los derechos de reunión, libertad de circulación, entre otros. Lamento no poder ofrecer una visión más positiva pero, a día de hoy, no creo que estos acontecimientos vayan a contribuir a mejorar nuestro mundo o a hacernos mejores personas.

     

    #Etiquetas:

  • 02 abril 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Alberto Herrera

    ‘Esta vivencia está suponiendo un reto fascinante’

    Alberto Herrera, coordinador del proyecto Twinning ‘Fortalecimiento de la autoridad de la competencia de Albania, nos habla sobre su experiencia como expatriado de la FIIAPP.                                                                                                    

    ¿Cómo fue tu llegada a Albania? ¿Recuerdas alguna anécdota?

    El comienzo del proyecto Twinning fue a finales del pasado mes de julio, concretamente el día 23, coincidiendo con el inicio del periodo de vacaciones estivales preferido por los albaneses que, al igual que en España, y debido a las altas temperaturas, es el mes de agosto.

    En consecuencia, durante todo ese mes, mi equipo (compuesto por un asistente y una intérprete) y yo estuvimos trabajando prácticamente solos, lo que, recién llegado y trabajando en una institución extranjera hizo que los inicios fuesen un poco más complicados.

    Incluso, en una ocasión, nos llegamos a quedar encerrados dentro del edificio de la Institución beneficiaria del proyecto, la Autoridad de Competencia de Albania. Los encargados de cerrar las instalaciones a la finalización del horario laboral, al comprobar que el personal albanés habitual había abandonado las mismas, procedieron a su cierre, olvidando que continuaban trabajando “los españoles”, como entonces nos llamaban a mis colaboradores (también albaneses) y a mí. Nos costó localizar a la persona con las llaves pero nos lo tomamos con mucho humor.

    Por lo demás, destacaría los momentos complicados vividos como consecuencia del terremoto sufrido en la región de Tirana-Durrës, en la madrugada del 25 al 26 de noviembre, y las fuertes réplicas que se sucedieron durante más de una semana.

    ¿Y el periodo de adaptación? ¿Qué fue lo que más te costó y lo que menos?

    Con carácter general, Tirana es una ciudad agradable y tranquila, llena de cafés, restaurantes y terrazas. Los albaneses tienen un carácter mediterráneo y cálido: les gusta disfrutar de los espacios públicos y reunirse alrededor de una buena mesa o conversar horas en los cafés. Su cocina, además de muy elaborada, es resultado de una interesante mezcla entre su herencia balcánica y las influencias italiana, turca y griega. Llama especialmente la atención la variedad y calidad de su pescado, lo que para una persona de la costa como yo, natural de Cartagena (España), es muy apreciado.

    Los principales problemas de adaptación vienen derivados de los diferentes códigos culturales vigentes, así como de los problemas de comunicación. En este sentido, el lenguaje gestual y corporal (modos de asentir, mostrar disconformidad, etc.), es diferente al empleado en España o en otros países de nuestro entorno, lo que, en ocasiones, puede resultar desconcertante.

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España? ¿Está siendo muy diferente a las anteriores? ¿Cuánto tiempo llevas ya allí y cuánto te queda?

    Sin perjuicio de estancias en el extranjero por razones académicas que tuvieron lugar en países pertenecientes al mismo contexto histórico y cultural, como Portugal, esta es mi primera experiencia laboral de larga duración en otro país.

    Dado que el proyecto comenzó a finales de julio de 2019 y que tiene una duración prevista de un año, puede decirse que acabo de pasar el ecuador del mismo.

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?

    Mi rutina diaria es muy similar a la que llevaba en España, dado que el horario de la Administración Pública albanesa es muy similar al vigente en nuestro país. Se comienza a trabajar muy temprano y se finaliza a una hora razonable, lo que facilita bastante la conciliación.

    En lo que sí difiere bastante es en el modo de trabajar con respecto a mi puesto en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ya que mis funciones como Consejero Residente del Proyecto (en sus siglas en inglés, RTA) exigen una coordinación constante entre múltiples actores, no sólo de Albania sino también españoles y, por supuesto, de las instituciones europeas, al tratarse de un proyecto financiado por la Unión Europea.

    ¿Cómo es la relación con la FIIAPP?

    La FIIAPP se encarga de la gestión del presupuesto y organización de los viajes de los expertos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), así como de la supervisión y asesoramiento en la elaboración de los documentos internos y en el seguimiento de los procedimientos administrativos que rigen el mismo.

    Por tanto, existe una colaboración muy estrecha y constante con el personal de FIIAPP, sin la cual, la consecución de los objetivos no sería posible. Las funciones y apoyo prestados por la técnica de FIIAPP encargada de este proyecto, Ángela García-Monge, son fundamentales.

    Asimismo, resulta esencial la labor desempeñada por el personal encargado de la organización de los viajes de los expertos participantes en las actividades del proyecto Twinning. Por último, me gustaría destacar el asesoramiento prestado por el departamento de Comunicación de FIIAPP así como la siempre rápida respuesta y atención prestada por Recursos Humanos.

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP?

    Sin lugar a dudas, y superado el primer semestre de la ejecución del proyecto, mi experiencia está resultando muy positiva. Desde el punto de vista profesional, se trata de una oportunidad para ampliar y diversificar mi currículum y habilidades de trabajo.

    Desde el punto de vista personal, la experiencia de vivir en un país con una cultura e idiosincrasia diferentes, en el que conviven en armonía personas de distintas religiones, resulta totalmente enriquecedora.

    Pero, además de una oportunidad, esta vivencia está suponiendo un reto fascinante: salir de mi zona de confort y enfrentarme a nuevas formas de pensar, trabajar, observar y entender la vida.

    En definitiva, poder darnos cuenta de que, con nuestras diferencias o a pesar de ellas, todos somos iguales. O, en palabras de la escritora brasileña Clarice Lispector:

    A vida é igual em toda a parte e o que é necessário é a gente ser a gente”.