• 21 mayo 2020

    |

    Posteado en : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    “A veces, dar un paso atrás permite después pisar más firme”

    Alma Martín, técnica de apoyo del proyecto de Intercambio de experiencias UE-Cuba  para la promoción de las energías renovables nos pone al día de cómo se han replanteado las actividades programadas para esta promoción en el país caribeño. Nos ofrece su visión sobre cómo transformar las limitaciones que provoca la COVID en ventajas para el proyecto.

    Participar en la gestión de un proyecto de cooperación internacional es un trabajo fascinante, aunque en ocasiones, las prisas y los plazos no permiten disfrutar el trabajo que hacemos ni dimensionar la gran diferencia que su puesta en marcha supone para los beneficiarios del mismo. Sin embargo, un suceso trascendental como la irrupción de la COVID19 en nuestras vidas, trastoca las planificaciones y previsiones que todos pudiéramos tener. No hay análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas) que prevea un contexto como el actual. Y a pesar de la gravedad de la situación y los problemas a los que nos enfrentamos, es precisamente ahora cuando surge una oportunidad que no podemos desaprovechar: abordar de forma minuciosa aspectos importantes de las actividades que realizamos, prestarles mayor atención si cabe y dedicarles más tiempo que nunca, para asegurarnos de que cuando podamos ponerlas en marcha, tengan el éxito que esperamos.

    Una de las actividades más importantes que se desarrolla este año en el proyecto de Intercambio de experiencias UE-Cuba para la promoción de las fuentes renovables de energía y la eficiencia energética en Cuba en el que trabajamos desde la FIIAPP, es el “Fórum de energía sostenible de Cuba” cuya segunda edición estaba prevista en junio de este año; las circunstancias actuales han hecho necesario cambiar las fechas, posiblemente a noviembre de este año. El Fórum, organizado por el Ministerio de Energía y Minas de cubano, la Delegación de la Unión Europea de Cuba y con el apoyo de Fira Barcelona, se realizará en el recinto ferial PABEXPO (La Habana).

    Días antes, se realizarán en la ciudad de Santa Clara una serie de actos paralelos dirigidos a la promoción de la inversión extranjera en las bioeléctricas (organizados por el grupo estatal AZCUBA) y a la integración de las Universidades del Caribe y Cuba (organizados por la Universidad Central de las Villas) que incluirán una visita a la bioeléctrica de Ciego de Ávila.

    Aprovechando este receso forzoso, estamos ultimando los detalles para asegurar que este foro sea de nuevo un éxito, y ofrecer a instituciones y universidades cubanas y de la región un espacio de encuentro y diálogo donde más de 150 personas podrán intercambiar experiencias y los últimos conocimientos del sector. A través de los talleres previstos en torno a cuatro grandes temas (energía termosolar, movilidad eléctrica, acumulación de energía y eficiencia energética) expertas y expertos nacionales e internacionales de reconocido prestigio en la materia, abordarán junto con personal institucional cubano y directivos de organismo regionales e internacionales, la situación actual y desarrollo de las tecnologías, así como los avances y acuerdos internacionales dentro del sector, lo que sin duda favorecerá la puesta en marcha de la nueva política de modernización energética del país.

    El Foro se suma así a los esfuerzos del país y del MINEM de incorporar la eficiencia energética y las fuentes renovables de energía. Entre los objetivos de la nueva política energética, se espera en 2030 incrementar las energías renovables en la generación eléctrica en un 24 %, producir 7 mil 316 GWh/año, sustituir 1,75 millones de toneladas de combustible fósil y dejar de emitir 6 millones de toneladas de CO2/año en el país.

    A veces, dar un paso atrás permite después pisar más firme y dar el salto que asegura conseguir nuestros objetivos. Sobreponiéndonos a la adversidad y aprovechando la ocasión que se nos presenta, aportaremos mucho más a este proyecto y llegaremos mucho más lejos de lo que nos habíamos propuesto.

    Alma Martín Pérez, técnica de apoyo del proyecto de Intercambio de experiencias UE-Cuba para la promoción de las energías renovables.

  • 07 mayo 2020

    |

    Posteado en : Reportaje

    |
    facebook twitter linkedin

    “Valores como la solidaridad y la cooperación forman parte del ADN de Europa”

    Para conmemorar el Día de Europa, que se celebra el 9 de mayo, Silvia Prada y Myriam Erquicia, de la oficina de la FIIAPP en Bruselas, nos explican las claves para entender qué es la política de cooperación de la Unión Europea, qué instituciones la conforman y la relación con las agencias implementadoras como la FIIAPP.

    Aún nos queda saber mucho de este nuevo virus en forma de corona, y la consecuencias reales de la crisis global que está provocando. Lo que con certeza sabemos es que para conocerlo mejor y vencerlo (aquí y en otras latitudes donde sus estragos se serán incluso mayores), sin dejar a nadie atrás, es necesaria más que nunca la solidaridad, la acción concertada, la cooperación. Unidos somos más fuertes y conseguimos mayor impacto. Como nuevamente nos enseña esta pandemia, el lugar natural del multilateralismo y la cooperación es en el centro de la acción exterior de la Unión Europea (UE) y sus Estados miembros.

    Valores como la solidaridad y la cooperación forman parte del ADN de Europa. El 86% de los ciudadanos de la UE apoyan la ayuda al desarrollo; y el 70% piensa que la lucha contra la pobreza en países en vía desarrollo debería ser una de las prioridades de la UE [1]. Además, la Unión Europea y sus Estados miembros son el mayor donante de Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) con 75.200 millones de Euros en 2019, el 55,2% de la AOD global [2].

    A pesar de escuchar a la UE casi a diario, para una parte de la ciudadanía aún resulta un ente complejo. Vamos a tratar de dilucidar algunas cuestiones como cuál es su política de cooperación, qué instituciones se encargan de ella o cuál es el vínculo con las agencias implementadoras como la FIIAPP.

    ¿Cuál es la política de cooperación de la Unión Europea?

    La política de cooperación de la UE es uno de los ejes de la acción exterior, como lo son la política comercial o la política de seguridad.

    Las competencias que la Unión tiene en materia de cooperación se la otorgan los Tratados y ha de desarrollarlas en coordinación con los Estados Miembros y otros actores internacionales. En los Tratados de la UE se establecen como sus principales objetivos la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible, así como la promoción de la democracia, los derechos humanos (DDHH) y el Estado de Derecho. Por tanto, las actividades de la UE en cooperación suponen contribución financiera para los países socios y la colaboración con ellos para mejorar la gobernanza, según unos valores comunes.

    El principal marco de referencia de la política de ayuda al desarrollo de la UE es la respuesta en clave europea a la Agenda 2030 y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible: el nuevo Consenso Europeo sobre Desarrollo de 2017. 

    ¿Qué instituciones se encargan de ella?

    Varias de las instituciones que conforman la UE se encargan de la cooperación al desarrollo.

    El rol del Servicio Europeo de Acción Exterior, en particular el del Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, actualmente ocupado por Josep Borrell, es de especial relevancia. Como vicepresidente de la Comisión Europea asegura la coherencia de la política de ayuda al desarrollo en tanto que coordina el trabajo de todos los Comisarios cuyas carteras tienen dimensión exterior, al grupo de Comisarios cuyo nombre responde a una de las prioridades de la nueva Comisión: “Una Europa más fuerte en el mundo”, y del que forman parte la Comisaria de Asociaciones Internacionales J. Urpilainen o el Comisario para la Vecindad y Ampliación, O. Várherlyi.

    De hecho, el ejecutivo comunitario juega un papel central en materia de desarrollo. Negocia los acuerdos de cooperación, elabora y ejecuta la política de desarrollo, suministrando la ayuda a los países socios, a través de financiación de acciones gestionadas directamente o por sus socios. Destacan dos de sus Direcciones Generales.

    Por una lado, la DG NEAR (Dirección General para la Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación), que implementa acciones de apoyo a reformas para la consolidación democrática en la vecindad sur y este, y para el acercamiento al acervo comunitario en los países candidatos o pre-candidatos a entrar en el club comunitario; fomentando la prosperidad, estabilidad y seguridad en nuestro entorno más próximo. Un ejemplo de este apoyo es el programa Twinning, extendido recientemente también al resto de países socios.

    Por otro, la DG Cooperación Internacional y Desarrollo, conocida como DEVCO que, bajo la batuta de la Comisaria para Asociaciones Internacionales, diseña la política de alianzas para el desarrollo en África, América Latina y el Caribe o Asia; asegurando que sea coherente con el resto de políticas comunitarias, esté alineada con la Agenda 2030; y contribuya a la paz y la estabilidad. Sus líneas de actuación responden a las actuales prioridades de la Comisión: el Pacto Verde, la digitalización, la migración, las relaciones de la UE con África.

    El Consejo de la Unión Europea reunido en formato de Ministros/as de Desarrollo de los Estados miembros determina, adopta y aplica la política de cooperación al desarrollo. Para ello, es asistido por el Grupo de Trabajo de Cooperación al Desarrollo, conocido como “CODEV”, que también examina y aprueba las propuestas legislativas de la Comisión Europea relativas a la política de cooperación al desarrollo.

    El Parlamento Europeo, por su parte, asesora y aprueba el presupuesto de la UE, incluido el dedicado a la cooperación al desarrollo. También puede adoptar resoluciones sobre cooperación al desarrollo en su Comisión de Desarrollo (DEVE) o la de Acción Exterior (AFET).

    Con el objetivo de lograr los ODS lo antes posible, la eficacia de la cooperación al desarrollo es otro principio fundamental para la UE, que está poniendo en práctica a través de ejercicios como la programación de la ayuda de manera conjunta, entre la UE y sus Estados miembros. Además, en el contexto financiero actual, en que el Consejo, la Comisión y el Parlamento dibujan la nueva arquitectura de la cooperación europea al desarrollo, en aras de mayor eficiencia y flexibilidad, una de las claves de la negociación es la propuesta que DEVCO hizo hace dos años de fusionar la mayoría de los múltiples instrumentos de financiación en uno único, conocido como NDICI (Neighbourhood, Development and International Cooperation Instrument).

    ¿Cuál es el vínculo con las agencias implementadoras como la FIIAPP?

    Para lograr la consecución de los objetivos de su política de cooperación, la Unión Europea necesita socios que implementen sus acciones de desarrollo. Estos socios pueden ser actores de la sociedad civil, organismos internacionales (incluidas las instituciones financieras internacionales y agencias del sistema de Naciones Unidas), el sector privado, o los propios Estados Miembros a través de sus agencias de cooperación.

    FIIAPP es parte del sistema de la cooperación española y europea. Como agencia implementadora y tras un proceso de acreditación ante la UE, desde la Fundación llevamos a cabo programas y proyectos vía cooperación delegada, lo que constituye una de nuestras señas de identidad respecto de otros actores. Ello nos convierte, a través, principalmente, de la red europea Practitioners’ Network, en parte de la acción exterior de la UE, y en interlocutores privilegiados de la Comisión Europea, ya que ésta es miembro observador.

    Nuestra vinculación con la política de cooperación al desarrollo de la UE se articula a través del diálogo con nuestros interlocutores naturales, DG DEVCO y DG NEAR, tanto con sus servicios centrales como con las delegaciones de la UE en terreno, con una mirada en el presente y el futuro. Ello actuando como facilitadores, acompañando aquellas acciones financiadas por la UE para apoyar procesos de reforma de políticas públicas en los países socios donde trabajamos.

    Este vínculo es esencial. Ahora más que nunca resulta crucial para saber más sobre este coronavirus, y su impacto en nuestros países socios. Un ejemplo de diálogo está siendo la activa contribución de la FIIAPP como actor de la cooperación española, para llevar a la práctica la iniciativa “Team Europe” de la Comisión Europea, de apoyo a los países socios frente a la COVID19. A través del constante diálogo con los equipos de la Comisión en Bruselas y en terreno, ofreciendo nuestro valor añadido: experiencia, ideas y metodologías de trabajo en la movilización del conocimiento del sector público, para ponerlo al servicio de la acción exterior; y sobre todo nuestra capacidad de reacción y readaptación rápida, en el marco de, entre otros, los programas regionales en América Latina o el programa Twinning.

    Silvia Prada, responsable de la oficina de la FIIAPP en Bruselas y Myriam Erquicia, técnica de la oficina de la FIIAPP Bruselas


    [1] https://ec.europa.eu/commfrontoffice/publicopinion/index.cfm/Survey/getSurveyDetail/instruments/SPECIAL/surveyKy/2252 494

    [2] https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/en/ip_20_674

    #Etiquetas:

  • 02 abril 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Alberto Herrera

    ‘Esta vivencia está suponiendo un reto fascinante’

    Alberto Herrera, coordinador del proyecto Twinning ‘Fortalecimiento de la autoridad de la competencia de Albania, nos habla sobre su experiencia como expatriado de la FIIAPP.                                                                                                    

    ¿Cómo fue tu llegada a Albania? ¿Recuerdas alguna anécdota?

    El comienzo del proyecto Twinning fue a finales del pasado mes de julio, concretamente el día 23, coincidiendo con el inicio del periodo de vacaciones estivales preferido por los albaneses que, al igual que en España, y debido a las altas temperaturas, es el mes de agosto.

    En consecuencia, durante todo ese mes, mi equipo (compuesto por un asistente y una intérprete) y yo estuvimos trabajando prácticamente solos, lo que, recién llegado y trabajando en una institución extranjera hizo que los inicios fuesen un poco más complicados.

    Incluso, en una ocasión, nos llegamos a quedar encerrados dentro del edificio de la Institución beneficiaria del proyecto, la Autoridad de Competencia de Albania. Los encargados de cerrar las instalaciones a la finalización del horario laboral, al comprobar que el personal albanés habitual había abandonado las mismas, procedieron a su cierre, olvidando que continuaban trabajando “los españoles”, como entonces nos llamaban a mis colaboradores (también albaneses) y a mí. Nos costó localizar a la persona con las llaves pero nos lo tomamos con mucho humor.

    Por lo demás, destacaría los momentos complicados vividos como consecuencia del terremoto sufrido en la región de Tirana-Durrës, en la madrugada del 25 al 26 de noviembre, y las fuertes réplicas que se sucedieron durante más de una semana.

    ¿Y el periodo de adaptación? ¿Qué fue lo que más te costó y lo que menos?

    Con carácter general, Tirana es una ciudad agradable y tranquila, llena de cafés, restaurantes y terrazas. Los albaneses tienen un carácter mediterráneo y cálido: les gusta disfrutar de los espacios públicos y reunirse alrededor de una buena mesa o conversar horas en los cafés. Su cocina, además de muy elaborada, es resultado de una interesante mezcla entre su herencia balcánica y las influencias italiana, turca y griega. Llama especialmente la atención la variedad y calidad de su pescado, lo que para una persona de la costa como yo, natural de Cartagena (España), es muy apreciado.

    Los principales problemas de adaptación vienen derivados de los diferentes códigos culturales vigentes, así como de los problemas de comunicación. En este sentido, el lenguaje gestual y corporal (modos de asentir, mostrar disconformidad, etc.), es diferente al empleado en España o en otros países de nuestro entorno, lo que, en ocasiones, puede resultar desconcertante.

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España? ¿Está siendo muy diferente a las anteriores? ¿Cuánto tiempo llevas ya allí y cuánto te queda?

    Sin perjuicio de estancias en el extranjero por razones académicas que tuvieron lugar en países pertenecientes al mismo contexto histórico y cultural, como Portugal, esta es mi primera experiencia laboral de larga duración en otro país.

    Dado que el proyecto comenzó a finales de julio de 2019 y que tiene una duración prevista de un año, puede decirse que acabo de pasar el ecuador del mismo.

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?

    Mi rutina diaria es muy similar a la que llevaba en España, dado que el horario de la Administración Pública albanesa es muy similar al vigente en nuestro país. Se comienza a trabajar muy temprano y se finaliza a una hora razonable, lo que facilita bastante la conciliación.

    En lo que sí difiere bastante es en el modo de trabajar con respecto a mi puesto en la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ya que mis funciones como Consejero Residente del Proyecto (en sus siglas en inglés, RTA) exigen una coordinación constante entre múltiples actores, no sólo de Albania sino también españoles y, por supuesto, de las instituciones europeas, al tratarse de un proyecto financiado por la Unión Europea.

    ¿Cómo es la relación con la FIIAPP?

    La FIIAPP se encarga de la gestión del presupuesto y organización de los viajes de los expertos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), así como de la supervisión y asesoramiento en la elaboración de los documentos internos y en el seguimiento de los procedimientos administrativos que rigen el mismo.

    Por tanto, existe una colaboración muy estrecha y constante con el personal de FIIAPP, sin la cual, la consecución de los objetivos no sería posible. Las funciones y apoyo prestados por la técnica de FIIAPP encargada de este proyecto, Ángela García-Monge, son fundamentales.

    Asimismo, resulta esencial la labor desempeñada por el personal encargado de la organización de los viajes de los expertos participantes en las actividades del proyecto Twinning. Por último, me gustaría destacar el asesoramiento prestado por el departamento de Comunicación de FIIAPP así como la siempre rápida respuesta y atención prestada por Recursos Humanos.

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP?

    Sin lugar a dudas, y superado el primer semestre de la ejecución del proyecto, mi experiencia está resultando muy positiva. Desde el punto de vista profesional, se trata de una oportunidad para ampliar y diversificar mi currículum y habilidades de trabajo.

    Desde el punto de vista personal, la experiencia de vivir en un país con una cultura e idiosincrasia diferentes, en el que conviven en armonía personas de distintas religiones, resulta totalmente enriquecedora.

    Pero, además de una oportunidad, esta vivencia está suponiendo un reto fascinante: salir de mi zona de confort y enfrentarme a nuevas formas de pensar, trabajar, observar y entender la vida.

    En definitiva, poder darnos cuenta de que, con nuestras diferencias o a pesar de ellas, todos somos iguales. O, en palabras de la escritora brasileña Clarice Lispector:

    A vida é igual em toda a parte e o que é necessário é a gente ser a gente”.

  • 13 febrero 2020

    |

    Posteado en : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    Frontera de Paz: Fortaleciendo la gobernanza transfronteriza

    Bárbara Gómez, técnica de gobernanza democrática del programa EUROsociAL+ nos da su visión sobre la situación de la frontera de la cuenca del río Uruguay que comparten Brasil, Uruguay y Argentina y la labor del programa fomentando la buena gobernanza transfronteriza.

    Nos encontramos en la triple frontera más austral de América… Entre Barra de Quaraí (Brasil), Bella Unión (Uruguay) y Monte Caseros (Argentina). Los territorios de esta frontera comparten entre muchas otras cosas, la cuenca trinacional del río Uruguay que en su totalidad involucra a los territorios de Uruguay (departamentos del litoral fundamentalmente, pero no solo estos); el litoral de las provincias de Entre Ríos, Corrientes y Misiones de Argentina; y la mitad de la superficie de los estados de Río Grande del Sur y Santa Catarina de Brasil.

    En estos momentos de convulsiones migratorias se hace cada vez más necesario poner a dialogar a aquellas comunidades que comparten territorio y muchas veces mismas necesidades, pero distinto país. Fomentar espacios de buena gobernanza transfronteriza y, por tanto, espacios de “Frontera de Paz”.

    Las personas que habitan la cuenca trinacional del Río Uruguay tienen una identidad compartida que se retroalimenta todos los días, generando un espíritu de convivencia constante. Toda la zona está caracterizada por una población relativamente homogénea concentrada en un número reducido de centros urbanos. Los indicadores de calidad de vida son relativamente altos en comparación con otras zonas de América Latina. No obstante, comparten problemáticas que se van repitiendo a lo largo de la cuenca. En numerosas ocasiones, las personas de un mismo núcleo familiar viven en diferentes municipios pertenecientes a diferentes países. Las soluciones a los problemas de cada día se dificultan cuando estas personas se enfrentan a barreras burocráticas donde las legislaciones entre los tres países no están homogeneizadas/homologadas. O, por ejemplo, el vivir a un lado de la frontera y trabajar en otro provoca, en muchas ocasiones, situaciones de desigualdad por incompatibilidad, entre otras cosas, de la moneda y el valor de la misma. Igualmente sucede con el idioma en el caso de Brasil, aspecto que, desde una perspectiva positiva, aporta también enriquecimiento cultural.

    Todo este devenir de circunstancias con las que los ciudadanos y ciudadanas de la frontera conviven, requiere una atención especial desde la gobernanza de las políticas públicas encargada de dar respuesta a las necesidades de una población de especial idiosincrasia. Ayudar para ello a fortalecer la interrelación entre los poderes públicos de diferente nivel sumado a las relaciones exteriores entre países, supone un importante esfuerzo, pero a la vez, un fascinante reto que nos lleva, de nuevo, al marco de la cohesión territorial.

    La realización del taller sobre Retos y Desafíos para el desarrollo sustentable de la Cuenca Trinacional del Río Uruguay fue una oportunidad para el comienzo de una reflexión conjunta de cómo generar políticas de amplio espectro para una mejor integración e incidencia en los procesos, generando mejores oportunidades para el desarrollo y la cohesión social de los territorios compartidos.  Actores de los estados nacionales, autoridades subnacionales y locales, representantes de la sociedad civil y organismos binacionales participaron a finales del mes de septiembre de 2019 en esta actividad que permitió sentarse a la mesa con una perspectiva multinivel, a diferentes representantes de los tres países implicados. Todo ello en la lógica de establecer una hoja de ruta para la mejora de la gobernanza entendiendo ésta como la implementación eficaz de mecanismos de inclusión social y el fomento de la percepción que los ciudadanos y ciudadanas tienen de ellos mismos (conforme definición de la CEPAL). Para lograrlo, se pretendió establecer tareas y responsabilidades con el fin de desarrollar estrategias y políticas para generar confianza y fortalecer la cohesión social, afrontando las asimetrías generadas por la condición periférica y fronteriza del territorio. En tal caso, la hoja de ruta apostó por establecer mecanismos para una vinculación más efectiva de las entidades locales con las estructuras y estrategias para la gestión de la cuenca ya existentes[1].

    Es importante señalar que el río Uruguay no es sólo el principal vector de desarrollo económico del territorio, sino a su vez también el elemento vertebrador de la dimensión cultural, educativa, ambiental y social del tramo de la cuenca, en la que existen previamente vínculos y lazos que requieren de una mayor planificación y cooperación entre actores.

    Desde EUROsociAL+, programa financiado por la Unión Europea y gestionado por la FIIAPP,  venimos acompañando al Congreso de Intendentes de Uruguay, líder de la iniciativa, en el desarrollo y fortalecimiento de las estrategias de integración en los territorios de las cuencas transfronterizas del río Uruguay y laguna Merin para canalizar las posibilidades de desarrollo de las zonas trasfronterizas con enfoque de cuenca, fortaleciendo la gobernanza y empoderando los gobiernos locales y subnacionales. Asimismo, el Comité para el Desarrollo de la Cuenca del Río Uruguay (CCRU), se ha constituido como un espacio de coordinación estratégica de los gobiernos subnacionales y locales de la región compartida por Argentina, Uruguay y Brasil. Este taller conforma una de las actividades que contribuirá a la consecución del resultado de la mejora de la gobernanza en estas zonas fronterizas. Las experiencias europeas expuestas ayudarán igualmente a visualizar procesos exitosos de igual calado e inspirarán el diálogo entre regiones donde la orografía no distingue de nacionalidades.  En palabras de Trías (1985), “En los límites, la realidad se hace más densa”.

    Bárbara Gómez Valcárcel. Técnica de Gobernanza Democrática. EUROsociAL +


    [1] Hoja de Ruta elaborada por Jose María Cruz, ARFE (Asociación de Regiones Fronterizas Europeas) en colaboración con los expertos: Marcos Pedro Follonier y Hamilton Santos Rodríguez por encargo del Programa EUROsociAL +

     

    Reportaje videográfico producido por EUROsociAL+

  • 23 enero 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Los proyectos twinning generan riqueza, no sólo económica sino también humana y social”

    Manuel Larrotcha, embajador de España en Rumanía y Moldavia desde finales de 2018, nos recibe en la sede de la Embajada de España en Bucarest

    ¿Podría hacernos una fotografía breve de la Rumanía del año 2020? 

    Rumanía es un país poco conocido en Europa occidental, es un país que institucionalmente tiene una arquitectura parecida a la francesa, un sistema semipresidencialistaEs un país que tiene una situación geográfica clave e interesante desde el punto vista geoestratégico, ribereño con el mar Negro, donde ocurren cosas, alguna tan llamativa como la ocupación rusa de Crimea.  

    Además, Rumania representa también los confines actuales en oriente de la Unión Europea y es importante ver las cosas desde este extremo del territorio europeo. 

    Háblanos de su situación social. 

    La situación social es una situación estable, la sociedad rumana es una sociedad tradicional, más tradicional que la española, sin duda ninguna. Aquí, fenómenos que nosotros consideramos parte de nuestra vida cotidiana, como el matrimonio homosexual, todavía no están legislados. Pero además de su carácter tradicional, desde el punto de vista social, lo que llama la atención dRumanía es el carácter abierto amistoso con el que reciben a los extranjeros, es un pueblo muy hospitalario. 

    El talón de Aquiles, en este sentido, yo creo que es la población; se han ido cinco millones de rumana y rumanos en los últimos diez años. Se empezó a producir un éxodo y desgraciadamente se van los más jóvenes y los más preparados que son los que con más facilidad encuentran trabajos bien remunerados en Europa occidental. De esos cinco millones, uno aterrizó en España. ahí hay un cuello de botella porque la economía de este país necesita mano de obra y esa pérdida permanente de población no ayuda a conseguirla. 

    ¿Y su economía? 

    En el nivel de renta todavía andan por detrás de la media europea y, en consecuencia, están todavía en ese proceso de acercarse a la media comunitaria. Pero es un país que tiene recursos naturales, tiene gas, tiene petróleo, tiene una agricultura muy potenteY tiene industria: esos coches que se llaman Dacia y que se venden en España y en toda Europa están hechos aquí en Rumania y tienen muchísima industria auxiliar. 

    Es un país que ofrece muchas posibilidades y constituye un mercado muy interesante, hay muchas posibilidades de actuación para el ámbito de las infraestructuras: carreteras, autopistas, vías férreas, líneas de alta velocidad, prácticamente está todo por hacer. 

    ¿Por qué cree que la relación entre España y Rumanía es tan estrecha, más allá de que seamos socios de la Unión Europea o de la OTAN? 

    Esa esa esa vinculación viene ya de antiguo: la pertenencia común al imperio romano, la pertenencia común a la latinidadla proximidad de ambas lenguas, etc.  

    Durante la época de Franco no tuvimos relaciones diplomáticas con este país y, cuando en el setenta y cinco se restablecen relaciones diplomáticas, empiezan a descubrirse es unos mercados muy interesantes para las empresas españolas. Y luego evidentemente cuando Rumanía entra en la Unión Europea, se produce un movimiento de población importante de rumanas y rumanos que van a España. Por tanto, los lazos son humanos, son económicos o sociales, son históricos y son culturales. Hacen que la relación sea muy completa, no solamente muy intensa sino también muy completa. 

    ¿Qué papel tiene Rumanía en el seno de la Unión Europea? 

    Rumanía fue uno de los últimos países en ingresar en la UE junto a Bulgaria y a Rumaníle preocupa enormemente que no se agrande la brecha que existe dentro de la UE entre Europa occidental y Europa oriental; eso se consigue con el mantenimiento o con el incremento de los recursos financieros dedicados a políticas sociales (que incluyen la política de cohesión) y a la Política Agrícola Común. Ciertamente, Rumanía necesita apoyo, necesita solidaridad y necesita cohesión dentro de la Unión el resto de los países socios tienen también una obligación de solidaridad. Nosotros, los españoleslo vimos en los años ochenta y noventa, España cambió de forma extraordinaria gracias a la generosidad y a la solidaridad que recibimos de nuestros socios europeos. 

    ¿Qué papel jugó la cooperación en la adhesión de Rumanía a la UE? 

    La cooperación al desarrollo, entendida en sentido clásico del término, no tuvo nada que ver. Si hablamos de cooperación como asistencia técnica y hablamos de proyectos como los como los hermanamientos o twinning, Rumanía se benefició desde mucho antes de 2007. Este país, después de la dictadura de Ceaucescu, estaba triturado desde todos los puntos de vista, incluido el administrativono tenía capacidad administrativa para gestionar prácticamente nada. Eso hizo que, durante todo el periodo de preadhesión, desde Bruselas se viera la necesidad de dotar a Rumanía de capacidades, el llamado capacity buildingy ahí una de las mejores herramientas eralas asistencias técnicas. 

    Rumanía poco a poco fue generando grupos de funcionarios públicos con capacidad para gestionar, primero para elaborar proyectos, luego para gestionarlos adecuadamente y, en tercer lugar, para rendir cuentas de cómo se habían gestionado los flujos financieros que se habían asignado a esos proyectos. En ese sentido, Bruselas hizo un esfuerzo grande en Rumanía con los proyectos twinning, en los que la FIIAPP siempre fue muy activa. 

    Aún así, creo que todavíRumanía tiene recorrido en este ámbito, hay mucho por hacer, por ejemplo, en el ámbito de las infraestructuras: hay pocas autopistas en relación con la extensión territorial y con la población. 

    ¿Por tanto, considera que han sido positivos los Twinning

    Yo creo que sí, el que no siembra nunca recoge absolutamente nada. Y yo creo que generan riqueza, no sólo económica sino también humana y social. 

    Yo estuve muy cerca de un proyecto Twinning en Turquía y puedo asegurar que hay cientos de gendarmes en Turquía que hacen su trabajo diario mejor de lo que lo harían si no hubieran contado con ese tipo de proyectos de la UE en los que FIIAPP ha sido y es brazo ejecutor.  

    Además, había trabajado con FIIAPP anteriormente. 

    Yo he trabajado tres años con FIIAPP en el ámbito del Proceso de Rabatun proceso en el que España tuvo un papel muy destacado; de hecho, nuestro país siempre está presente en el comité de pilotaje de ese proceso. En este sentido, entre los años 2009, 2010, 2011 y 2012 conseguimos que Bruselas dedicara fondos a ese asunto, que la Comisión Europea se implicara en esas rutas migratorias del Atlántico noroccidentalMi experiencia fue buena, organizábamos muchísimas reuniones, en Bruselasen Uagadugu y otras veces en Madrid y trabajé mucho con personal FIIAPP.  

    Y durante esos años, aprecié la facilidad con la que FIIAPP interactuaba con la AdministraciónY las directrices que tenía FIIAPP estaban en sintonía con las de las autoridades de la política española en ese momento en materia migratoria y eso hacía que esta interfaz entre FIIAPP y Administración fuera relativamente fácil y siempre muy positiva. 

  • 16 enero 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Ángel Vicente López Muriel

    ''A pesar de que nos dieron muchas recomendaciones, cuando llegas a Turquía para vivir es como venir de nuevas''

    Ángel Vicente López Muriel, coordinador del proyecto Twinning ‘Mejor gestión de terroristas y delincuentes peligrosos en las cárceles y prevención de la radicalización‘, que se desarrolla en Turquía, nos cuenta cómo está siendo su experiencia como expatriado de la FIIAPP, su adaptación a Turquía y su rutina diaria en el país.

    ¿Qué ha sido lo que más te ha costado y lo que menos?

    Lo que más me ha costado ha sido sacarme el carnet de residencia. Que si esta documentación, que si la otra, que este despacho, que el otro. Y finalmente te das cuenta de que es un país de influencias.

    Lo que menos, pasear por las calles de Ankara. Tienes una sensación de seguridad importante. Puedes dejar tranquilamente la cartera o el móvil encima de la mesa y cuando regresas siguen ahí y eso no se percibe en muchas ciudades españolas.

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España?; ¿Está siendo muy diferente a las anteriores?

    He estado viviendo en Francia durante muchos años. Turquía es más parecida a España en el carácter de sus gentes que Francia. Sin embargo, las ciudades españolas se parecen más a las francesas. Pienso que a Turquía le queda un poco para estar al nivel de Europa, por supuesto en lo que a las grandes ciudades se refiere.

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día?; ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?

    El trabajo de oficina es parecido en cuanto al trabajo administrativo con la diferencia que aquí todo se focaliza sobre el proyecto y que siempre tenemos sobre nuestra cabeza los límites temporales. Y otra diferencia importante es que tenemos que gestionar las relaciones con los beneficiarios (con lo que a costumbre se refiere e idiomas) y luego además las de los beneficiarios con los expertos y los participantes en el proyecto.

    ¿Cómo es la relación con los compañeros y con la FIIAPP?

    Pues a pesar de que antes de salir para Turquía, nos dieron muchas instrucciones y recomendaciones, cuando llegas a Turquía para vivir es como venir de nuevas. Nada prácticamente es igual a lo hablado, pues siempre hay un último cambio en cualquier gestión que trastoca el proceso, por ejemplo, la gestión de los teléfonos en la que tenemos que pagar tasas, la del permiso de residencia, etc.

    En cuanto a la gestión del proyecto, existe alguna problemática que debería ser gestionada por la FIIAPP directamente con Bruselas ya que la CFCU que se encarga de la gestión administrativa del proyecto pone muchos impedimentos y aplica el manual de hermanamiento con su propio criterio.

    La relación con los demás RTA es inmejorable, compartimos problemas que entre todos procuramos gestionar y solucionar.

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP?

    En coherencia con lo dicho anteriormente, FIIAPP nos aporta el apoyo logístico muy importante para la marcha del proyecto. Sin embargo, la gestión de problemas que planteamos, que con una llamada a los responsables de la EU podría solucionarse, no se lleva a cabo.

    ¿Alguna experiencia o anécdota que resaltar de tu llegada/adaptación al país?

    La anécdota es cuando vas a cortarte el pelo por primera vez. Si eres una persona muy exigente con el corte de pelo tendrás que armarte de paciencia y elegir adecuadamente la peluquería.  La primera vez que me corté el pelo, cuando salí no me quedó más remedio que taparme con la capucha.