• 03 octubre 2019

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Para las administraciones tributarias sus efectivos son el principal valor con el que cuentan”

    Entrevistamos a Jesús Gascón, director general de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), en la LIII Asamblea del Comité Interamericano de Administraciones Tributarias en Cuba, acto apoyado por el Programa de intercambio de expertos Cuba-UE II, financiado por la UE y gestionado por la FIIAPP

    ¿Qué importancia tiene para la administración española la Asamblea del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT)?

    Básicamente, el objetivo es analizar todos los factores relacionados con los recursos humanos puesto que para las administraciones tributarias sus efectivos son el principal valor con el que cuentan. Muchas veces se habla de la importancia de la información para gestionar los sistemas tributarios pero nuestro personal es lo mejor que tenemos. Hay que cuidarlo, tenemos que ver cómo tramitar los mejores profesionales, conseguir que vengan adecuadamente y utilizar su trabajo y de otras organizaciones. En definitiva, que nos ayuden a movernos en un mundo cada vez más cambiante.

     

    ¿Cuál es la aportación que realiza la Agencia Estatal de Administración Tributaria de España en la Asamblea del CIAT?

    Nosotros tenemos amplia experiencia en participar en foros internacionales conocemos la experiencia europea, americana e intentamos aprender de los demás y también enseñar los pasos que estamos dando para conseguir una plantilla cada vez más profesional, con mejor formación y más adaptada a los retos de las administraciones tributarias y lo que hacemos es compartir nuestra experiencia con los demás.

     

    En plena Era de la tecnología, donde se sitúa prácticamente como lo único, llama la atención que la reflexión sea sobre el factor humano, ¿cómo juegan los dos pilares en el trabajo diario?

    La tecnología ayuda porque permite que determinados trabajadores conflictivos puedan hacer de una manera mucho más sencilla, pero también constituye un reto muy importante porque el personal se tiene que adaptar a los cambios tecnológicos puesto que, sino no conseguimos rentabilizar esos cambios. Por lo tanto, es crítico analizar conjuntamente los dos factores.

     

    ¿Qué importancia tiene la cooperación internacional en materia tributaria, fiscalidad, recaudación de impuestos, colaboración de los países…?

    Es decisiva en estos días porque el mundo cada vez es más abierto y global. Necesitamos coordinar nuestra normativa para evitar que se produzca la elusión fiscal, la fragmentación fiscal agresiva a nivel mundial, que haya paraísos fiscales. Y luego las administraciones tributarias tenemos que compartir información, intercambiarla porque las empresas, sobre todo las más grandes, operan a nivel global y para ellos no existe un país de referencia, sino que tienen que relacionarse con muchos de ellos. Entonces nos encontramos con que las empresas son globales pero los sistemas tributarios y las administraciones tributarias son locales o nacionales. La única manera de afrontar este problema es actuar de forma cada vez más coordinada e intercambiar esa información.

     

    Cuba y su organización tributaria con la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) está realizando un gran esfuerzo en el desarrollo de esta materia. Existe un programa de intercambio de expertos de la UE y Cuba donde España está participando de una forma activa. ¿Cuál es la valoración que realiza en este momento?

    Nosotros siempre hemos colaborado muy estrechamente con Cuba y también por supuesto en el ámbito tributario. Llevamos ahora varios años colaborando con la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) para ayudarles en este proceso de cambio que tenemos que afrontar todas las administraciones tributarias capacitando a nuestro personal, incorporando nuevas tecnologías, hemos estado ayudándoles en ámbitos no solo de recursos humanos sino también de cobranza, asistencia a los contribuyentes, en el reforzamiento jurídico o en las actuaciones y de hecho vamos a seguir colaborando en todas las líneas que se consideran prioritarias por la administración cubana para que consigan eso tan importante  como prestar cada vez un mejor servicio a los ciudadanos y también controlar la situación económica del sistema tributario.

     

    En ese sentido se habla siempre de la responsabilidad social, del impacto de los ciudadanos en las políticas fiscales. ¿Cuáles son los beneficios que los ciudadanos deben de tener en cuenta en su sistema tributario?

    Los sistemas tributarios tienen como principal objetivo proporcionar recursos a las administraciones públicas puesto que esos recursos son imprescindibles para prestar servicios a los ciudadanos, la educación, la sanidad, las infraestructuras depende en buena medida del pago de impuestos y lo que hay que hacer es ayudar al contribuyente que quiere cumplir con sus obligaciones fiscales y una forma de ayudarle no es solo prestando el servicio, sino también obligando a pagar a aquellos que intentan evitarlo.

     

    Hablábamos de la repercusión de los beneficios que obtiene el ciudadano de tener un sistema tributario de contribuir.

    El principal objetivo de los sistemas tributarios es proporcionar ingresos a las administraciones públicas para que puedan prestarse servicios a los ciudadanos como la sanidad, la educación , las infraestructuras y las administraciones tributarias lo que tienen que hacer es ayudar a los contribuyentes que quieren cumplir para que sea lo más fácil posible el cumplimiento de esa obligación y una forma indirecta de ayudarles es también obligando a aquellos que no quieren pagar los impuestos que deben a que lo tengan que hacer como consecuencia de las actuaciones de control de la administración tributaria todo en beneficio del conjunto de la ciudadanía mediante mejores servicios.

  • 14 junio 2018

    |

    Posteado en : Opinion

    |
    facebook twitter linkedin

    La importancia de la cooperación internacional en la vigilancia aduanera

    El carácter transnacional de los delitos a los que se enfrenta la vigilancia aduanera, exige esfuerzos de cooperación y coordinación internacional de las instituciones responsables

    El Servicio de Vigilancia Aduanera es, en España, una Dirección Adjunta integrada en el Departamento de Adunas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria y perteneciente al Ministerio de Hacienda y Función Pública. Está compuesta por funcionarios con la consideración de agentes de la autoridad (policías fiscales y policías judiciales) que desarrollan su trabajo en todo el territorio nacional, en su espacio aéreo y en sus aguas jurisdiccionales. Respecto a las tareas que aborda, estas consisten, fundamentalmente, en la represión de los delitos e infracciones de contrabando, en la lucha contra el tráfico de drogas y otros delitos conexos, contra el blanqueo de capitales y contra el fraude fiscal y la economía sumergida. Todos ellos tienen cada vez una dimensión más global.

     

    En todo lo relativo a la cooperación internacional en vigilancia aduanera, la coordinación y la cooperación entre organismos estatales, europeos y con terceros Estados tiene una importancia vital; en general para los ciudadanos y el Estado y, en particular, para los órganos implicados en esta cooperación, como la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

     

    La envergadura de las actividades ilícitas que, desde este organismo nosotros perseguimos, se pone de manifiesto de varias maneras: en primer lugar, porque se trata de acciones que trascienden las fronteras de los Estados; y, en segundo lugar, porque los autores se aprovechan de las diferencias en la legislación que existe entre los diferentes Estados, buscando subterfugio en esos huecos legales para desarrollar su actividad delictiva.

     

    En este sentido, la lucha contra este tipo de ilícitos tan complejo tiene dificultades múltiples a pesar de que tiende a culminar con éxito. En la mayoría de los casos, la fluidez en el intercambio de información y la capacidad de coordinación entre medios operativos de diferentes países es lo que lo posibilita.

     

     

    entrevista-laura-web
    Una de las actividades del proyecto de hermanamiento con Turquía

     

     

    El proyecto de hermanamiento “Mejora de la vigilancia marítima en las aduanas turcas”, gestionado por la FIIAPP, viene desarrollándose en la actualidad entre la aduana española y la turca. Este proyecto aspira a mejorar el conocimiento y las técnicas dentro de cada Estado para poder mejorar internamente y poder implementar en nuestro registro y en nuestro trabajo del día a día nuevas técnicas y nueva táctica operacional que nos permitan idear y tener una visión nueva para poder operar contra estas mafias.

     

    Laura Rebollo Villarino es Jefa de las Áreas de Operaciones Aeronavales y de CECOP, dependiente de la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria

     

     

    Sobre el proyecto

     

    El proyecto de Mejora de la vigilancia marítima en las aduanas turcas, financiado por la Comisión Europea y gestionado por la FIIAPP en colaboración con Douanes & Droits Indirects, tiene como objetivo tratar de mejorar la capacidad de vigilancia de las aduanas marítimas en Turquía. Además, también pretende asegurarse de que el país cumple con las obligaciones establecidas por la Unión Europea a los Estados Miembros en esta materia.

     

    Desde el pasado mes de noviembre, expertos españoles procedentes del IEF y de la AEAT trabajan conjuntamente con sus homólogos turcos para mejorar las facultades y procedimientos de la vigilancia aduanera en el país, desde el comercio ilegal a la falsificación pasando por otros delitos conexos. España y Turquía presentan paralelismos en este sentido, puesto que ambos países tienen una gran extensión de costa y también han de lidiar con un estrecho que forma cuello de botella para el tráfico marítimo. Además, los dos países son un puente para la conexión entre dos continentes, por lo que los riesgos y amenazas a los que se enfrentan son muy similares.