• 12 noviembre 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Nos importa la gestión de los ingresos, pero lo que más importa es la salud

    El programa Intercambio de expertos Cuba-Unión Europea II, financiado por la Unión Europea y gestionado por la FIIAPP, trabaja con la Oficina Nacional de Administración Tributaria de Cuba (ONAT). El Vicejefe de la Oficina, Reinaldo W. Alemán Mondeja, nos habla de cómo ha adaptado su trabajo a la pandemia de la COVID19

    ¿Qué medidas ha adoptado la ONAT para seguir trabajando durante la pandemia? 

    La ONAT, no sólo no ha interrumpido el trabajo, sino que lo ha intensificado y transformado durante este período de pandemia en que nos encontramos.  

    El Ministerio de Finanzas y Precios estableció un conjunto de medidas tributarias y financieras para el enfrentamiento a la COVID19, dirigidas principalmente a tres temas: las garantías salariales a los trabajadores interruptos del sector empresarial, las adecuaciones para el pago de los tributos a las personas naturales y también para el pago de los tributos a las personas jurídicas 

    Para garantizar su cumplimiento, desde la ONAT hemos diseñado un sistema de trabajo que incluye las acciones siguientes: Videoconferencias con directivos de la Oficina; partes semanales para monitorear el nivel y control de las suspensiones de actividades; rebajas de cuotas; aplazamientos de pagos y su impacto en la recaudación; revisión del estado de la recaudación de ingresos y rediseño de las acciones de control fiscal. 

    Además, se han tomado unas medidas generales para la prevención de la enfermedad en las dependencias de la ONAT. A modo de ejemplo, diariamente se realiza un seguimiento de todos los trabajadores para identificar posibles manifestaciones de la enfermedad; labores de desinfección en los locales y vehículos de la oficina; y se garantiza un adecuado flujo de aire y ventilación. También se ha potenciado el trabajo a distancia y el teletrabajo limitando la actividad a lo estrictamente necesario evitando reuniones, capacitación presencial y cualquier otra actividad que implique la aglomeración de personas. 

    ¿Qué se ha hecho para prevenir y evitar la propagación de la COVID19? 

    Nuestra prioridad ha sido el cumplimiento de las medidas relacionadas con la prevención e higienización para proteger a los trabajadores. Así mismo, se ha evitado por todas las vías la afluencia de personas a las oficinas. En casos en los que ha sido indispensable, se ha priorizado la atención a los contribuyentes adultos mayores, para evitar prolongar su estancia en nuestros locales.  

    Se han establecido y potenciado el uso del correo electrónico y la comunicación telefónica para realizar diferentes gestiones y se ha habilitado una línea directa para la atención a los contribuyentes en todas las oficinas municipales, provinciales y centrales. Por ejemplo, en el caso de las personas jurídicas, las solicitudes de los aplazamientos se hacen obligatoriamente por correo electrónico. 

    Otras medidas a resaltar han sido las dedicadas a la divulgación a la ciudadanía de todas las acciones emprendidas. A través de los diferentes medios de comunicación, se han dado a conocer los teléfonos y direcciones de todas las oficinas del país, así como una aplicación informática que facilita el contacto de la persona usuaria con la ONAT. También se han difundido a través de redes sociales y sitios web, la posibilidad de solicitar aplazamientos de pagos informando los datos obligatorios para estos trámites. 

    Y también hemos incrementado las acciones de comunicación en las redes sociales y en nuestro sitio web, dirigidas al enfrentamiento de la COVID19, a través de mensajes tales como: “Evite acudir a las oficinas de la ONAT, contáctenos por teléfono o correo electrónico. Protegiéndose usted, nos protegemos todos”, o “Utilice la vía electrónica de las pasarelas de pago del Banco, cuide su salud y la de su familia”. Como Oficina Nacional de Administración Tributaria nos importa la gestión de los ingresos, pero lo que más nos importa es la salud de la ciudadanía. 

    ¿Cuál ha sido la respuesta de la ciudadanía? 

    El grado de aceptación que han tenido estas medidas en la población ha sido favorable. Por ejemplo, el servicio de: consultas@onat.gob.cu, ha sido muy utilizado. Hemos respondido a un número bastante alto de preocupaciones y dudas acerca de las novedades que se han dado por esta situación. Antes en Cuba habíamos tenido eventos, más bien de tipo meteorológico, que habían afectado a determinadas zonas del país, pero no de una forma tan generalizada como con esta pandemia.   

    Ha tenido mucha aceptación el canal de Telegram de la ONAT, que cuenta hoy día con un gran número de suscriptores, las noticias que se cuelgan en la web, así como los perfiles institucionales de la ONAT en Facebook, Youtube y Twitter. Estamos usando las redes sociales, muchas infografías y pequeños vídeos que explican los procesos a realizar.  

    Realmente, puedo decir que el trabajo realizado por la ONAT ha sido muy bien acogido y pienso que ha sido por la seriedad en la respuesta de esas consultas y por todos los esfuerzos realizados para facilitar los trámites a la ciudadanía en todo nuestro territorio.  

    El programa intercambio de expertos trabaja con la ONAT en diferentes ámbitos ¿Considera que la colaboración del programa en materia de digitalización ha favorecido en la adaptación de la Oficina a la pandemia? 

    Tanto el trabajo en digitalización de procesos como la adquisición del equipamiento informático a través del programa han resultado clave en estos momentos.

    La adquisición de la tecnología para la realización de videoconferencias ha sido decisiva, ya que no solo nos está sirviendo para conectar con las provincias y gestionar los distintos trámites con ellas, sino que también nos ha servido para conectarnos a nivel internacional, por ejemplo, con el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT). 

    Pero lo más importante no ha sido solo eso. El sistema de videoconferencias ha servido también para capacitar a distancia a nuestro personal hasta el último municipio de Cuba, indicar, intercambiar, supervisar y controlar, ante la imposibilidad de movilidad por las provincias.  

    Consideramos de gran importancia la diversificación de actividades que se han desarrollado en el marco del Programa Intercambio de expertos Cuba -Unión Europea II: talleres en Cuba o en otros países, pasantías en el exterior, participación en eventos nacionales e internacionales, intercambios en conferencias con organismos internacionales, así como los encuentros que hemos tenido entre las instituciones que formamos parte del Programa. Todo eso ha ayudado a elevar el nivel profesional técnico y la capacidad innovadora de nuestros especialistas y personal funcionario y directivo. Todo esto se ha conectado con algunas medidas implementadas en esta fase de la COVID, por ejemplo, estamos trabajando en la mejora de servicios al contribuyente en lo referente al pago de impuestos online, poniendo en marcha algunas aplicaciones informáticas y métodos, cuyo conocimiento ha sido adquirido en las actividades del Programa.  

    Realmente es una necesidad seguir buscando soluciones a los problemas que se nos van presentando. Si hemos sido capaces de dirigir una sesión administrativa de la Asamblea del CIAT, de capacitar a nuestra gente… todo de manera virtual, estamos seguros de que podremos seguir acometiendo acciones de capacitación en el marco del Programa. 

    Hasta el momento no hemos dejado de trabajar y se ha hecho mucho por el bien del contribuyente, de la nación y de nuestra propia organización. Hemos tenido experiencias muy valiosas que han llegado para quedarse, así que estamos seguros de que el Programa continuará contribuyendo en todos los aspectos a que nuestra organización y nuestro país sigan saliendo adelante.   

    Les reitero el placer de formar parte de este equipo y de contar con el apoyo de la FIIAPP en este camino. 

    #Etiquetas: ,

  • 08 octubre 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La tarea principal que tiene el BOE es el milagro de hacer entrar en vigor las normas y difundir el conocimiento del derecho español”

    Entrevistamos a Manuel Tuero Secades, director de la Agencia Estatal del Boletín Oficial del Estado para que nos detalle su participación en la modernización de la Gaceta Oficial de Cuba, en el marco del proyecto Intercambio de experiencias Unión Europea-Cuba II.

    El proyecto Intercambio de experiencias Unión Europea-Cuba II acompaña al gobierno cubano en la implementación de su política socioeconómica mediante el intercambio de experiencias, conocimientos y buenas prácticas con otras administraciones. Una de las acciones, en las que ha participado el proyecto, es la modernización de la Gaceta Oficial cubana. Con esta entrevista podremos profundizar en qué es el BOE y cómo ha sido el intercambio de experiencias y la colaboración entre ambos organismos.

    Antes de nada, nos gustaría contextualizar un poco. ¿Qué es el BOE de España y cuáles son sus funciones?

    Para comprender la realidad actual del Boletín Oficial del Estado (BOE) es necesario remontarse a su origen. El periódico español tiene 360 años de historia y, para contextualizar nuestra esencia, quizás es preferible utilizar la expresión americana, que también es la antigua expresión española de “gaceta”.

    El BOE lo forma un grupo de personas que editamos el periódico oficial español. Se trata de un periódico que tiene un efecto, vamos a llamarlo “milagroso”, ya que todo aquello que se publica en el periódico con carácter normativo o con carácter de disposición tiene fuerza jurídica. Es decir, las leyes entran en vigor y los actos administrativos son obligatorios para la totalidad de los ciudadanos.

    Por lo tanto, la existencia o el conocimiento de la norma jurídica hoy es insuficiente para el operador jurídico, y también para el ciudadano. A partir de la base de datos de derecho consolidado, nosotros generamos otros productos personalizados, porque el ciudadano no es un ciudadano abstracto, el ciudadano tiene intereses concretos, personales, profesionales… Y, por lo tanto, hemos agrupado las normas jurídicas en formato digital y en formato papel. Especialmente en formato digital que, en este momento, es más relevante por sectores del ordenamiento, pensando en grupos concretos de ciudadanos, por ejemplo, los bibliotecarios, los archiveros, los fiscales, los forenses, los notarios, los productores de vino, los productores de cerveza, los industriales de la sidra, los productores de frutos rojos…

    Pero podemos también utilizar otras agrupaciones, como pueden ser las operaciones, las entidades o los mercados financieros que en este momento tienen una enorme actualidad. Es muy importante que la legislación española sea conocida, por ejemplo, por el operador que hoy está radicado en suelo británico.

    Así pues, la tarea principal que tiene la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado es el milagro de hacer entrar en vigor las normas y la obligación de difundir el conocimiento del derecho español.

    En los últimos años el BOE ha impulsado el acercamiento y la accesibilidad de la ciudadanía, convirtiendo la versión digital en un glosario que permite a los ciudadanos sacar mucho partido. ¿Cómo ha sido este camino?

    El ciudadano no es una abstracción. El ciudadano tiene un lugar donde ha nacido, tiene un lugar donde vive, tiene unos estudios determinados, desea un progreso profesional y necesita conocer las becas, las oposiciones. También se publica información, relativa a contratos, fundamental para empresas que desean participar en una licitación pública o una subvención.

    Por lo tanto, es necesario personalizar totalmente el contenido del periódico, de tal manera que las personas puedan disponer de una alerta de lo que pasa en su pueblo, de lo que pasa en el lugar donde viven o de los intereses profesionales que pueden verse afectados por una decisión administrativa o por una norma. Quizás sea ese el éxito de nuestro trabajo profesional, el haber sabido identificar que el destinatario no es un ente ideal, sino una persona con intereses concretos.

    ¿Nos podría contar cómo se ha producido y los principales objetivos de la colaboración entre el BOE y la administración cubana en el proyecto de Intercambio de experiencias Unión Europea-Cuba II?

    El BOE está muy agradecido a la FIIAPP porque ha puesto a disposición de la Agencia recursos personales y recursos materiales que permiten establecer lazos de colaboración con países extremadamente complementarios de España y en los cuales los intereses, tanto de los ciudadanos españoles, como las empresas españolas, están muy presentes.

    Uno de ellos es el caso del proyecto de colaboración entre Cuba y España. Este proyecto pretende, en primer lugar, facilitar la edición del Diario Oficial de la República de Cuba en un formato digital.

    España es un país especialmente avanzado en lo que se refiere a la publicidad normativa, quizás puede afirmarse, sin excesiva exageración, que disponemos de uno de los sistemas de información legal más avanzados del mundo. Otros países, incluso en países de nuestro entorno, los sistemas de información legal todavía se realizan en soporte papel y no en soporte digital. Nuestra publicación oficial presenta la ventaja de su gratuidad, de su plenitud de valor jurídico y también la posibilidad de su explotación en forma de base de datos, lo cual facilita el acceso al conocimiento legal vigente sin mayor dificultad.

    La idea es hacer posible una edición digital del Diario Cubano con validez jurídica plena, con firma digital y accesible en internet desde todo del mundo, no solamente desde el interior de la isla, sino con valor hacia la comunidad internacional con plenitud de efectos jurídicos.

    Ese es uno de los objetivos que nosotros podemos ofrecer a la República de Cuba.

    A partir de ahí sería interesante construir, como dice la letra de una canción española infantil “ladrillo a ladrillo construyo un Castillo”. A partir de la publicación del periódico oficial podríamos generar una base de datos en la cual el Derecho cubano vigente fuera accesible también a los operadores extranjeros, pero especialmente a los ciudadanos cubanos que quieran conocer la realidad jurídica de su país.

    Desde la experiencia española, ¿cuáles son los principales retos a afrontar para lograr digitalizar y difundir en internet ese Diario Cubano? ¿Qué fases cree que se deberían cumplir?

    El sistema cubano de información legal es un sistema que tiene su lógica interna. Por ejemplo, la publicación en papel agrupa sectorialmente las materias en el momento de su publicación. No obedece a una lógica digamos inadecuada ni incorrecta. El sistema de publicidad legal de República de Cuba es suficientemente coherente desde el punto de vista conceptual.

    Nosotros podemos facilitar la herramienta tecnológica o compartir experiencias para facilitar la publicación en internet de ese contenido que ya está correctamente ordenado.

    Este intercambio de experiencias es enriquecedor no solo para Cuba, sino también para España. Esta cualidad del Periódico Oficial Cubano, de organización coherente y materialmente ordenada de las materias en el momento de su publicación en soporte papel es una visión, o sea, presenta un avance que también España podría tomar a los efectos de organizar, por ejemplo, su programa de acción normativo.

    Por lo tanto, el programa de colaboración con la República de Cuba es un programa mutuamente enriquecedor. No podemos pensar que es una relación unilateral, sino que es una relación bilateral que enriquece a ambos.

    ¿Cuál ha sido la aportación de la cooperación, a nivel tecnológico, hacia la Administración Cubana?

    La FIIAPP y el Ministerio de la Presidencia han conseguido, a partir de unas gestiones con la Unión Europea, que se aportarán varios millones de euros a un proyecto de colaboración que tiene por resultado, no solamente el ámbito de la publicidad normativa, sino otros ámbitos como pueden ser la calidad normativa, la mejora de los registros civiles o mercantiles y, dentro de ese proyecto en general, se enmarca este proyecto de digitalización del periódico oficial.

    ¿Podría hablarnos de la importancia del factor humano, de las personas que colaboran con la administración? ¿Hay algún expertise interesante en España que se pueda trasladar y poner en valor en este programa?

    Para nosotros el proyecto cubano es un proyecto muy fácil por varios motivos. Primero por un motivo emocional. Cuando los españoles vamos a Cuba no nos sentimos fuera de España: la realidad, los edificios, la historia, todo hace que nos sintamos, incluidos. A los españoles se nos trata con un gran afecto y es como si estuviéramos trabajando en nuestra propia administración.

    Parece que trabajar para el Diario Oficial de Cuba es trabajar en idénticas condiciones que para el Periódico Oficial Español. Por un lado, se produce esa ventaja, vamos a llamarla “de afecto mutuo”, por otro lado, se produce también un alto conocimiento experto por parte de los funcionarios cubanos de la realidad hacia la que tecnológicamente se quiere avanzar, por lo tanto, no se habla un lenguaje tecnológico distinto ni tampoco se está en una realidad emocional muy diferenciada lo que hace que trabajar para Cuba sea muy parecido que trabajar por España.

    A nivel personal, ¿qué destacaría de la experiencia de tener la oportunidad de dirigir este programa?

    La colaboración que el BOE realiza con los distintos diarios americanos se produce en un espacio de colaboración asociativa a través de la red de boletines oficiales americanos. Dentro de ese espacio colaborativo, España siempre ha tenido una relación personal con los directivos públicos cubanos, de especial intensidad, también por nuestros orígenes familiares. Mis propios orígenes familiares han sido cubanos y, bueno, siempre hay una relación de afecto que facilita encontrar las soluciones tecnológicas, porque donde abunda el afecto se solucionan los problemas o los obstáculos.

    Tras la digitalización del Diario de Cuba, está previsto proceder a compartir toda esa información jurídica y ese conocimiento con otros países de América Latina y España ¿Podría explicarnos en qué consistirá este proceso?

    El proceso de integración de las legislaciones de los distintos países supone olvidarnos de un esquema que es especialmente rígido, que es el que tenemos después de 500 años de imprenta. El texto escrito en una página presenta rigideces como la de la línea, la del párrafo, de la página…

    Cuando ese contenido se produce en un espacio completamente digital es absolutamente líquido, por lo tanto, las jerarquías que existen para el mundo analógico no existen para el mundo digital. Por lo tanto, nosotros podremos conectar la legislación española, con la legislación americana y con la legislación europea en un proyecto europeo que se llama “Proyecto Identificador Único”.

    Técnicamente tiene dos patas: identificar de la misma manera las normas y estructurar de la misma manera los contenidos de forma que se produzca un diálogo constante de las máquinas sobre esos productos estructurados. Esa estructuración de los contenidos va a hacer que, en breve, nosotros, cuando busquemos un concepto, vamos a utilizar un concepto que todos algunas veces necesitamos comprender como puede ser el arrendamiento, el alquiler o la compraventa, aparezcan los resultados del Régimen Jurídico español del Código Civil y de la legislación especial que regula la compraventa, pero también podamos acceder al Régimen Jurídico de los países que se hayan conectado en la identidad única de la denominación de las normas y de la estructuración de esos contenidos.

    A partir de esas expresiones un poco técnicas y difíciles, en el fondo es romper la jerarquía del territorio y enlazar los contenidos normativos entre sí en una relación puramente conceptual o semántica. Es decir, el propio diccionario lo remitirá al régimen jurídico de cada institución en distintos países. De forma que las fronteras desaparecen y quedan simplemente unidas por lo semántico, por la palabra.

    ¿Nos podría poner un ejemplo que nos ayude a entender un poquito más el interés de esta información compartida, por ejemplo, para un empresario español con intereses inversores en Cuba?

    La transparencia, que es uno de los valores fundamentales del sistema democrático, necesita un soporte previo, que es el conocimiento. Si no se conoce el ordenamiento jurídico como primer soporte del ejercicio de los derechos, es imposible participar, incidir o acceder a un conocimiento de la actividad administrativa.

    Por lo tanto, estamos hablando de construir realidades básicas sobre las que se edifican derechos de segunda o de tercera generación. Acceder al conocimiento del ordenamiento jurídico de manera segura, es decir, acceder al derecho vigente hoy y a sus versiones temporales, es un requisito esencial para el funcionamiento correcto de las instituciones y también para el correcto funcionamiento de los operadores económicos que necesitan conocer esos marcos jurídicos para tomar sus decisiones operacionales.

    ¿Qué importancia tiene la seguridad tecnológica en este campo?

    Las marcas como el BOE, la Gaceta de Cuba o el Parlamento de la República en Chile, entre otras, están fortalecidas por un respaldo oficial y ofrecen seguridad de conocimiento y, sobre todo, garantizan la vigencia de la normativa que se consulta.

    Según su opinión, ¿cuál es la orientación a futuro de La Gaceta de Cuba?

    Yo creo que para la República de Cuba es importante disponer de una herramienta digital que permita la accesibilidad desde la totalidad de la isla al ordenamiento vigente.

    Creo que, además, es factible porque los cubanos hacen un uso intensivo de las nuevas tecnologías y, por lo tanto, es mucho más fácil acceder al conocimiento, en este momento, en un formato digital que en un formato papel.

    Yo, incluso, dado el desarrollo tecnológico de las nuevas tecnologías y el uso intensivo por parte de la ciudadanía cubana de los dispositivos móviles, creo que sería más útil, pero es una opinión personal, avanzar en un salto sobre el papel y arriesgar sobre una realidad digital que otros países, por ejemplo, no podrían realizar.

    Asimismo, España en el año 2009, cuando se produjo el tránsito al mundo digital, antes hubo una simultánea aplicación del Diario, una publicación del periódico de un día oficial en papel y a la vez en formato digital.

    En este momento, yo creo que Cuba podría dar el paso a una edición digital exclusiva, única, con validez jurídica ahorrando los costes operacionales del papel. Pero es una opinión personal, puede ser, desde el punto de vista de la oportunidad administrativa o política, conveniente mantener la edición en soporte papel a la vez que, en soporte digital, pero no veo un obstáculo tecnológico, ni tampoco para la ciudadanía, ni en la disposición de dispositivos móviles para dar ese salto hacia el mundo digital de manera más intensa.

    El BOE, por ejemplo, solo edita tres ejemplares en papel para garantizar su custodia, pero, solamente, en esos esos tres ejemplares.

  • 13 agosto 2020

    |

    Posteado en : Interview

    |
    facebook twitter linkedin

    “La cooperación es una oportunidad para el intercambio de soluciones a problemas que nos afectan a todos”

    El coordinador del proyecto de cooperación europeo de competencia en Albania nos cuenta cómo han sido los últimos meses de trabajo en plena crisis sanitaria

    Alberto Herrera, coordinador del proyecto de cooperación financiado por la UE “Fortalecimiento de la autoridad de la competencia de Albania” nos comparte desde este país su mirada sobre el contexto actual originado por la COVID19. Nos cuenta cómo ha logrado el proyecto adaptar las formaciones y actividades de manera repentina a la nueva modalidad, sin sacrificar los resultados. Además, nos habla sobre la importancia de la vigilancia de la competencia en plena crisis sanitaria y la cooperación como la piedra angular para propiciar el intercambio de especialistas.

    ¿De qué trata el proyecto y qué dificultades han surgido con la llegada de la pandemia?

    El proyecto que coordino se trata de un proyecto Twinning, financiado por la Unión Europea y ejecutado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y la FIIAPP. El objetivo del proyecto es asegurar la protección de la libre competencia en Albania y se hace a través de actividades formativas entre expertos españoles y sus homólogos albaneses, que hasta que comenzó la pandemia requería de la presencia de los españoles en el país balcánico.

    Por tanto, el brote de la COVID19 y las consiguientes medidas de distanciamiento social y confinamiento impuestas tanto en España como en Albania, nos cogieron totalmente desprevenidos, supongo que como a todo el mundo. Ello forzó a la cancelación de las actividades ya previstas, dada la imposibilidad de los expertos para viajar desde España, lo que nos sumió en una gran incertidumbre inicial.

    No obstante, eso no supuso en ningún caso la paralización de la actividad de nuestra oficina en Albania, desde donde, desde un primer momento, en modalidad de teletrabajo, centramos nuestros esfuerzos en el análisis de las estrategias más adecuadas para asegurar la continuidad y consecución de los objetivos del proyecto, la coordinación entre todas las partes para un adecuado diseño y replanificación de actividades y el replanteamiento de la estrategia de comunicación.

    ¿Qué medidas de seguridad se establecieron en Albania?, ¿Cómo se ha adaptado el trabajo del proyecto a la situación?

    En Albania se han adoptado medidas similares a las tenidas en cuenta en los distintos países de su entorno, así como en los estados de la Unión Europea: confinamiento de la población, toques de queda en determinados periodos del día, cierre de las fronteras terrestres, interrupción del transporte regular de pasajeros por aire y mar, suspensión de la actividad de gran parte de las instituciones públicas y sector privado o el cierre de instalaciones deportivas, culturales y de ocio.

    Pero una vez que la situación en Albania comenzó a esclarecerse, con la vuelta al trabajo en oficina, a mediados de abril, desde el proyecto se concretó la forma de retomar las actividades con el objetivo de conseguir los mismos resultados que los obtenidos presencialmente.

    Partiendo de esta condición, así como teniendo en cuenta las preferencias y necesidades de nuestro beneficiario, desde el proyecto planteamos a las instituciones involucradas la posibilidad de ir más allá de la impartición online de clases magistrales y organizar una modalidad e-learning, a semejanza de las empleadas por muchas universidades y empresas.

    Finalmente, la plataforma elegida fue moodle, puesta a disposición por la FIIAPP y que permite el desarrollo de formaciones interactivas a partir de los materiales didácticos elaborados por los expertos de la CNMC.

    ¿La pandemia ha afectado a la materia sobre la que trabaja el proyecto?

    Desde los inicios de esta crisis, la Comisión Europea y las Autoridades de Competencia de los Estado Miembros, como la CNMC, fijaron como objetivo primordial asegurar que los productos esenciales para proteger la salud de los consumidores frente al virus, como las mascarillas y los geles desinfectantes, continuasen disponibles a precios competitivos.

    Por tanto, las investigaciones destinadas a descubrir y sancionar acuerdos anticompetitivos entre operadores o abusos por parte de empresas con posición dominante en sectores sensibles a la crisis sanitaria se han convertido en una prioridad por las Autoridades de Competencia de nuestro entorno, incluida la albanesa.

    En línea con estos objetivos, y con el propósito de contribuir a la lucha contra la pandemia en Albania dentro de la esfera de nuestro proyecto, iniciamos una interesante iniciativa que ha permitido ahondar en la colaboración prestada a nuestro beneficiario.

    En particular, esta iniciativa ha consistido en la puesta a disposición de la Autoridad de Competencia albanesa por la CNMC de información no confidencial relativa a las acciones e investigaciones llevadas a cabo por esta última con finalidad de proteger a los consumidores. Un ejemplo fue la puesta en marcha de un buzón para centralizar denuncias y consultas relacionadas con la aplicación de las normas de competencia en el contexto de la COVID19 o el inicio de investigaciones en los mercados de producción y distribución de los mercados sanitarios o servicios funerarios.

    ¿Por qué es importante que, en un momento difícil como este, la cooperación no se detenga?

    En estos tiempos difíciles en los que las nociones o valores de transnacionalidad y ciudadanía universal parecen ponerse en tela de juicio, la cooperación entre países cobra aún más sentido: el intercambio de experiencias, conocimientos técnicos y de gestión entablado en el marco de proyectos de cooperación técnica como el nuestro es bidireccional. Bidireccional porque no sólo juega en favor del país beneficiario, sino también resulta enriquecedor para el país implementador. Por tanto, ante circunstancias adversas, la cooperación internacional supone una oportunidad única para el intercambio de soluciones a problemas que nos afectan a todos.

    ¿Cuál es la situación actual en Albania?; ¿Y la del proyecto?

    Aunque hubo contagios, la incidencia de la enfermedad en Albania fue inferior a la registrada en los países de Europa occidental. el país ha trabajado en reactivar su actividad y economía, y las medidas adoptadas han ido paulatinamente levantándose, eso sí, con la adopción de las debidas precauciones.

    Con respecto al proyecto Las partes implicadas han acordado una prórroga por dos meses, que es aproximadamente el periodo que han estado las actividades suspendidas, lo que permitirá la finalización de las actividades previstas.

    ¿Cómo ha sido la relación con la FIIAPP durante este período complejo?

    Desde el inicio de esta crisis, ha habido una constante preocupación y coordinación desde la FIIAPP, en primer lugar, para garantizar la seguridad de las personas que nos encontramos desplazados en el extranjero y, en segundo lugar, para asegurar la continuidad de los proyectos, dada la importancia de la cooperación para las partes implicadas, como he señalado con anterioridad.

    Asimismo, una vez que las partes del proyecto se pusieron de acuerdo en la reanudación de las actividades online, el apoyo de la FIIAPP, poniendo a disposición del proyecto la plataforma moodle , ha sido decisiva para garantizar la consecución de unos óptimos resultados, así como el soporte técnico y colaboración del Departamento de Gestión del Conocimiento, responsable de la misma.

    Sin duda, la puesta en marcha de las actividades en formato e-learning no hubiera sido posible sin el apoyo e intervención de Gestión del Conocimiento, a través de la carga de los contenidos didácticos en la plataforma.

    ¿A pesar de todo lo negativo que ha traído la pandemia, hay algo positivo que podáis extraer de la situación vivida?

    Desafortunadamente, me siento incapaz de extraer alguna consecuencia positiva de toda la situación vivida. Tal vez, pasado un tiempo y con algo de perspectiva, sea posible alcanzar alguna reflexión constructiva sobre todo esto, que no se limite a la repetición de tópicos y frases hechas.

    Desde mi punto de vista, esta crisis sanitaria nos ha colocado en una situación muy complicada, de alcance y consecuencias aún por determinar. No sólo ha provocado el dolor de todos aquellos que han perdido algún ser querido, sino que también ha privado a muchas personas de su medio de vida, poniéndoles en una situación de incertidumbre y precariedad económica y laboral.

    Asimismo, durante prolongados periodos de tiempo, gran parte de la población se ha visto sometida a una gran presión y estrés derivados de las medidas de confinamiento y distanciamiento social adoptadas por los distintos gobiernos, con el consiguiente menoscabo de la salud física y mental.

    Todo ello, sin perder de vista el cercenamiento sufrido por principios, valores y derechos que, en sociedades democráticas, creíamos incuestionables. Por ejemplo, los derechos de reunión, libertad de circulación, entre otros. Lamento no poder ofrecer una visión más positiva pero, a día de hoy, no creo que estos acontecimientos vayan a contribuir a mejorar nuestro mundo o a hacernos mejores personas.

     

    #Etiquetas:

  • 23 julio 2020

    |

    Posteado en : Interview

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Fernando Guerrero

    “Níger, con su multiplicidad cultural y étnica, es un país que ofrece muchas oportunidades”

    Fernando Guerrero en la oficina de FIIAPP

    Fernando Guerrero, comisario de la Policía española y jefe de misión, nos habla de su experiencia como expatriado de la FIIAPP para el proyecto ECI Níger. Este proyecto, financiado por la Unión Europea a través del Fondo Fiduciario de Emergencia para África y  gestionado por la FIIAPP, tiene como objetivo luchar contra las redes criminales de inmigración ilegal y tráfico de personas en Níger.

    ¿Cómo fue tu llegada a Níger? ¿Recuerdas alguna anécdota?

    Llegué en la madrugada, un día de septiembre de 2018, a Niamey. Era la primera vez que venía al Sahel. Casi sin dormir, a la mañana siguiente, fuimos al centro de la ciudad acompañados por la coordinadora. El colorido, los olores, el paisaje, la algarabía del mercado, las aglomeraciones humanas, el calor, también la pobreza extrema… todo me llamó la atención y me dejó un recuerdo firmemente grabado en la memoria que difícilmente podré olvidar. Como anécdota a resaltar, destaco como durante ese primer día vi como elaboraban y vendían en el mercado productos de la gastronomía local como moringa con pasta de cacahuete, que me resultaron extrañaros al principio y que, hoy día, son parte insustituible de mi dieta.

    ¿Y el periodo de adaptación? ¿Qué fue lo que más te costó y lo que menos?

    Creo que si eres consciente del país al que vas y además está dispuesto a impregnarte de la cultura local, la adaptación es mucho más fácil. Níger, con su multiplicidad cultural y étnica es un país que ofrece muchas oportunidades.

    Hay costumbres que me chocan como la poligamia y las reglas bajo las que se desarrolla. También el hecho de que un buen parte de la población, por circunstancias históricas y sociales, más allá de la lógica mendicidad, vea en el blanco la solución a todos sus problemas y no dude en demandarte ayuda económica en todo momento incluso sin conocerte de nada.

    El trato humano de los locales ha facilitado la integración. La gente te abre la puerta de su casa con suma amabilidad y permite que conozcas sus hábitos.

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España? ¿Está siendo muy diferente a las anteriores? ¿Cuánto tiempo llevas ya allí y cuánto te queda?

    Si, es mi primera experiencia fuera de España de manera continuada. Mis experiencias anteriores en el extranjero eran principalmente en Europa del Este. Llegué a Níger el 21 de septiembre de 2018 y el proyecto tiene prevista su finalización en diciembre de 2022.

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?

    ECI Níger es un proyecto singular, en el sentido de que es una misión con un componente policial operativo. Los expertos somos parte de la estructura de la Policía Nacional nigerina. Participamos con ellos en las operaciones y les asesoramos en todo lo que tiene que ver con la operatividad policial. Asimismo, tratamos con distintas autoridades locales; con la Delegación de la Unión Europea; con Embajadas; con otros proyectos y misiones para lograr una mejor coordinación; y, por supuesto, con nuestro operador: la FIIAPP.

     ¿Cómo es la relación con la FIIAPP?

    La relación es sobresaliente. Valoro sobremanera el esfuerzo de adaptación que hace la FIIAPP para gestionar un proyecto policial operativo, que encima es pionero. Valoro asimismo la comprensión que muestra nuestro equipo de coordinación con las dificultades diarias que tenemos los profesionales que estamos “en terreno”.

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP?

    La experiencia personal y profesional recibida en Níger es impagable. Tengo la suerte de contar en el equipo con excelentes expertos de mucha categoría profesional y humana. Además, habiendo trabajado en el seno de la Policía Nacional desde 1994, el trabajar con profesionales de la FIIAPP me aporta una visión nueva que me hace crecer profesionalmente.

     

  • 02 julio 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La cooperación policial y judicial debe luchar contra la desinformación”

    El Inspector Jefe Diego Alejandro Palomino nos habla de las fake news, qué son, los problemas que generan y cómo han afectado en la actual crisis sanitaria de La COVID19

    Diego Alejandro Palomino durante la entrevista

    La FIIAPP, a través de algunos de los proyectos que gestiona, trabaja de la mano con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en la prevención y lucha contra todas las formas de delincuencia organizada transnacional. Una de estas formas de delinquir actualmente se hace a través de las nuevas tecnologías. Vamos a conocer un poco más a través del especialista de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) de la Policía Nacional.

     

    ¿Qué son las fake news?

    Las “fake news” pueden definirse como informaciones creadas con apariencia real, pero con la intención de desinformar y con finalidades políticas, propagandísticas y/o económico-financieras.

    Todas las noticias que se engloban en la categoría de “fake new” buscan influir o manipular las ideas de los receptores, provocando confusión o engaño, y aprovechando circunstancias que favorecen el miedo, la incertidumbre y la precariedad de las personas, que las hacen más influenciables.

    Los elementos esenciales de éste tipo de noticias unen los conceptos de intencionalidad y falsedad.

    ¿Cuáles son los principales problemas que generan?

    El principal problema que genera una “fake new” es la desinformación. El tener conocimiento de ciertas informaciones suele generar malestar en los receptores de las mismas, que a su vez, puede derivar en la toma de decisiones.

    El estado de alarma y la problemática relacionada con la pandemia, está implicando una alta demanda de bienes, restricciones en la movilidad, ansiedad y miedo en las personas, así como las limitaciones en las cadenas de suministro.

    Todas las noticias que se generan en torno a todas y cada una de esas actividades o circunstancias, están siendo tomadas de modo absoluto, y más cuando muchas de ellas son contradictorias, lo cual genera una mayor incertidumbre. Esto, a su vez, provoca que las personas lleguen, incluso, a tomar menos precauciones a la hora de analizar la situación en la que se encuentran y que puedan tomar medidas mucho más arriesgadas que de costumbre.

    Otro problema a tener en cuenta, es que en muchas ocasiones, las informaciones no son contrastadas y son reenviadas o difundidas sin conocimiento de su veracidad, lo que contribuye a su rápida expansión y a generar un efecto de “veracidad por repetición”. De hecho, muy poca gente difunde una noticia falsa, siendo consciente de su falsedad.

    ¿Por qué son tan perjudiciales?

    Las noticias falsas suelen llegar a mucha más gente que la información veraz, pudiendo alterar el criterio para distinguir unas y otras. Apuntan normalmente a un sensacionalismo exagerado, que repercute de forma directa en la opinión de la gente. Este tipo de información por su naturaleza, contenido y objetivo, impide la creación de un juicio objetivo y racional, por tanto suponen una distorsión de la realidad y busca el desprestigio de informaciones contrarias, que condiciona la toma de decisiones.

    Llegados a un extremo máximo, este tipo de informaciones puede generar un efecto dominó, que derive en cambios sustanciales en diversos aspectos sociales, políticos, laborales y económicos.

    En diversos aspectos se puede llegar a afirmar que las noticias falsas contribuyen de alguna forma a la polarización de la sociedad y pueden llegar a ser consideradas como un ataque directo a la calidad de la democracia, influenciando sobre manera a la opinión pública

    ¿Cómo se detectan?

    A nivel de la Policía Nacional, se utilizan las dos herramientas fundamentales con las que se cuentan en la actualidad, debidas a la capacidad operativa sufrida por el estado de alarma, y a las funciones encomendadas de forma directa por las Instrucciones recibidas, consistente, fundamentalmente, en el ciberpatrullaje, que consiste en la monitorización de las redes sociales y el rastreo de actividades en la red, además, de la comprobación de las informaciones recibidas a través de la participación ciudadana.

    Toda la información recibida es comprobada, verificada y contrastada, emitiendo en cada ocasión las correspondientes notas informativas e informes que dan cuenta de los hechos y las gestiones practicadas.

    Además, a través de los diversos servicios policiales y de la Secretaría de Estado de Seguridad, se están emitiendo informes sobre control de las noticias falsas, como es el caso de los realizados por parte del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), órgano de coordinación y análisis del que participan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en España.

    ¿Ha habido un aumento de desinformación durante la crisis sanitaria?

    La desinformación en líneas generales ha aumentado de forma exponencial. Por un lado, en lo relativo a la poca información veraz y contrastable que se tiene sobre la propia enfermedad, que ha generado gran cantidad de información errónea en cuanto a los medios de contagio, exposición a la misma, métodos para evitar el contagio, formas de cura, llegando hasta el punto de generar fraudes en torno a remedios milagrosos e, incluso, a la vacuna del COVID-19.

    Pero, por otro lado, en torno a la enfermedad, se han generado una serie de necesidades sociales y económicas, que han generado el ofrecimiento de ayudas por parte de los gobiernos para paliarlas, que han generado nuevamente informaciones falsas sobre las formas en que se pueden obtener dichas ayudas, los requisitos para conseguirlas y, finalmente, los delincuentes han aprovechado tales circunstancias para generar climas idóneos para lanzar “ganchos” para captar a las víctimas y obtener sus datos personales y transmisiones económicas.

    ¿Qué papel juega la cooperación para hacer frente a este problema?

    La cooperación tiene un papel fundamental en la lucha contra cualquier actividad delictiva o aquella que anteponga los intereses de unos pocos para generar cambios transcendentales, ya sea en la sociedad o en la forma de vida de las personas.

    Los países deben ir de la mano, desde el momento en que la globalización supone una ausencia de barreras y fronteras en el intercambio de la información, el acceso rápido a la misma y, por tanto, el peligro que supone la expansión de informaciones incorrectas que se generalizan y que se convierten en fiables sólo por el hecho de la repetición.

    La cooperación policial y judicial debe luchar contra la desinformación, al igual que lo hace contra la delincuencia organizada, intercambiando experiencias y buenas prácticas, y promoviendo la publicidad de las actuaciones públicas en lucha contra las prácticas que pretenden subvertir los órdenes políticos establecidos, puesto que la desinformación confronta de forma directa contra la democracia y la libertad de las personas.

  • 18 junio 2020

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “La cooperación internacional es un instrumento muy útil para los países que deseen realizar reformas en materia de seguridad”

    Entrevistamos a Julio Bueno, Inspector de Policía y experto en gestión de masas del proyecto MYPOL en Myanmar

    El especialista nos relata cómo trabaja el proyecto MYPOL junto a la Policía Nacional de Myanmar. MYPOL es un proyecto gestionado por la FIIAPP y financiado por la Comisión Europea que tiene como como objetivo modernizar y mejorar la capacidad institucional de los cuerpos policiales de este país, promoviendo la igualdad de género y el respeto a los derechos humanos.

    ¿Podrías explicarnos en qué consiste el proyecto de MYPOL, sus objetivos y cómo se inserta el componente de Control de Masas en él?

    El objetivo general del proyecto es contribuir a la modernización de la Policía de Myanmar a través de una aproximación más preventiva, equilibrada y profesional, basada en las mejores prácticas internacionales, con un cuidado especial en el respeto a los derechos humanos. Específicamente se pretende contribuir a un efectivo, eficiente y responsable servicio Policial, en el que las diferentes comunidades confíen.

    Desde el punto de vista de funciones operativas de la Policía, el proyecto pretende apoyar el desarrollo de un modelo policial de servicio público, incluyendo una especial sensibilidad de género, en tres áreas principales, la policía de proximidad, las unidades de investigación, que conocemos en España como policía judicial y policía científica, y finalmente el control de masas, entendido en sentido general, más próximo a la seguridad ciudadana.

    En el tema específico de “control de masas”, el resultado esperado del proyecto es literalmente “reforzar la capacidad de la Policía de Myanmar de manejar diferentes tipos de masas de acuerdo con los estándares internacionales de derechos humanos”. En este sentido, masas no se refiere solo a manifestaciones o concentraciones. El concepto legal de masa en Myanmar es la reunión o coincidencia de cinco o más personas en cualquier lugar. En ese sentido nos hemos adaptado completamente a la legislación y a la situación de Myanmar para desarrollar un programa que conduzca al cumplimiento del objetivo del proyecto.

    ¿Qué diferencias existen entre el sistema de gestión de masas de Myanmar y el de España?

    Hay muchas diferencias entre el sistema de Myanmar y el español. Para empezar, en España existen dos cuerpos nacionales y varios autonómicos que realizan esas funciones, en Myanmar hay un solo cuerpo policial que realiza todas ellas. España realizó hace más de veinte años una transformación a un modelo de servicio público. En Myanmar se está realizando ahora ese proceso, dando los primeros pasos, partiendo de un modelo militar, dirigido por mandos militares. Con carácter general, en seguridad ciudadana, la Policía de Myanmar está evolucionando a un modelo de servicio público, similar al español, partiendo desde un modelo basado en la vigilancia y la ocupación de lugares clave.

    En cuanto al modelo de orden público, o control de masas en el sentido de control de concentraciones y manifestaciones, el modelo español y el de Myanmar son muy diferentes. España adoptó un modelo flexible y móvil, común en los países mediterráneos. Myanmar originariamente seguía un modelo heredado de la administración colonial, de origen británico, y durante el proyecto anterior a éste se volvió a elegir el modelo británico, participando en su formación policías belgas, británicos, alemanes y polacos.

    Para este proyecto, una de las condiciones iniciales obligatorias consistía en no cambiar el sistema elegido en el proyecto anterior. Para mejorarlo y crear una base sólida, legal y operativa, que fuera a la vez eficiente y pueda perdurar en el tiempo, elegí el sistema estándar de ONU, impartido por formadores entrenados y cualificados por ONU para enseñar esas técnicas y sistemas.

    ¿Y cuáles son las diferencias y similitudes entre las unidades que realizan la gestión de masas en España y en Myanmar?

    La primera y fundamental es el número de cuerpos, la policía de Myanmar realiza las funciones que en España realizan la Policía Nacional, Guardia Civil, policías autonómicas, policías locales, policía portuaria y el servicio de vigilancia aduanera. La policía de Myanmar es de origen y estructura militar, muchos de sus mandos provienen directamente de unidades militares, sin formación policial.

    Las unidades de control de masas, denominadas de seguridad, tienen muchas más funciones en Myanmar y tienen una estructura similar, organizadas en distritos y patrullas. Otra gran diferencia son los medios disponibles, equipamiento, transporte, que son muy escasos. Aunque algunas unidades son similares en estructura y funciones, la formación es muy distinta, sobre todo en los escalones más bajos, en los cuales la preparación en España es muy superior, más específica y larga.

    En cuanto a la igualdad de género en la organización, el caso de Myanmar es muy particular comparado con el español. En España no hay ninguna restricción al acceso de mujeres a todos los puestos y servicios y además hay políticas activas para fomentar la integración. En Myanmar, la presencia femenina en la organización es similar a la española, alrededor de un 13%, pero no tienen acceso a las unidades especiales de orden público. Sin embargo, en la unidad especial de la policía, con la que también trabajamos, la presencia femenina es elevada y muy activa, sin restricciones, mientras que en España, y el resto de países occidentales, es muy reducida o no existe. A pesar de las diferencias, dificultades y pequeñas resistencias a los cambios, la tendencia general es a la plena integración futura.

     ¿Cuáles son los retos de llevar a cabo este tipo de fortalecimiento en un lugar como Myanmar?

    Myanmar ha sido un país aislado del mundo por muchos años, con una cultura y valores muy diferentes y arraigados. El mayor reto ha sido ganarse la confianza de las instituciones y mostrar poco a poco los beneficios de los nuevos modelos y sistemas. La dificultad para la comunicación, desde el punto de vista cultural y organizativo han estado siempre presentes.

    Desde el punto de vista exclusivamente policial, la fuerte estructura jerárquica y la necesidad de seguir una rígida cadena de mando para cualquier iniciativa, han sido un reto y una dificultad desde el primer día, pero creo que el proyecto ha conseguido adaptarse, como todo su personal, y superar, en la medida de lo posible, esas dificultades.

    ¿Y cuáles son los principales retos que enfrenta el país de cara a poder consolidar una reforma de la policía de Myanmar?

    Existen problemas y dificultades de todo tipo para realizar y consolidar una reforma policial. Hay que tener en cuenta que el país se encuentra en pleno debate sobre su propia naturaleza, con propuestas federalistas que podrían cambiar el panorama completamente. Las fuerzas armadas, que controlan el Ministerio de Interior y una cuarta parte del parlamento, son un actor esencial en cualquier proceso.

    A estos problemas políticos hay que añadir la presencia de numerosos grupos terroristas y criminales en las regiones periféricas, crimen organizado muy poderoso, entre otros. En relación con la igualdad de género, también está pendiente una plena integración de la mujer en todas las unidades y escalones de la estructura, sin restricciones. Cómo se vayan resolviendo esos problemas dará forma al modelo de administración, y por tanto, al modelo policial resultante.

     ¿Qué aporta en materia de seguridad la cooperación internacional al proyecto?

    El principal beneficio de la cooperación internacional es compartir la experiencia de las personas procedentes de diferentes lugares del mundo, que a su vez tienen una dilatada experiencia en misiones y proyectos, lo que aporta una visión global de los problemas, y con el tiempo, una aproximación similar a las circunstancias. La cooperación internacional difunde unos valores y técnicas que son aceptados internacionalmente, y por tanto cuentan con un apoyo de instituciones internacionales y el respaldo de los miembros de la comunidad internacional.

    En materia de seguridad, la cooperación internacional asegura la implantación de esos estándares, como las mejores prácticas internacionales y el respeto a los derechos humanos, dando un respaldo internacional a los países que han decidido abordar reformas en ese sentido, y han decidido también aceptar la ayuda de organizaciones o instituciones internacionales para llevarlas a cabo.

    Para las materias relacionadas con la seguridad, requerir la cooperación internacional es un instrumento muy útil para países que desean realizar reformas, pero cuentan con resistencias internas o problemas de otro tipo que hacen difícil su implementación, como culturales o económicos.

    ¿Cómo es el intercambio entre Administraciones Públicas españolas y de Myanmar en el marco de este proyecto?

    Las Administraciones Públicas españolas han apoyado a este proyecto desde el origen, en primer lugar, cediendo a dos miembros del Cuerpo Nacional de Policía como Jefes de equipo del proyecto, en asignaciones sucesivas, y un experto principal para el componente de control de masas que permanece desde el inicio del proyecto.

    Para las actividades que se han realizado, el Cuerpo Nacional de Policía ha cedido en comisión de servicio, en varias ocasiones, a otros 6 miembros del cuerpo, la mayoría de ellos con amplia experiencia internacional en misiones de ONU y UE. El apoyo de instituciones ha sido esencial para el buen desarrollo de las actividades que se han realizado hasta ahora.

    ¿Cómo se puede ver beneficiada la ciudadanía de Myanmar gracias a este proyecto?

    La ciudadanía es el principal cliente del servicio policial. La orientación de la función policial hacia el servicio público, y el hecho de que se base en mejores estándares internacionales y el respeto a los derechos humanos, suponen un beneficio claro para cualquier sociedad.

    En el caso particular de Myanmar se ha visto un claro cambio en la manera en la que se solucionan muchos conflictos, con una muy significativa reducción en el uso de la violencia y un incremento del diálogo policial con actores sociales. Esto es algo completamente nuevo en Myanmar, de lo cual el proyecto anterior y MYPOL son responsables en gran medida. Nuestro trabajo ha impulsado cambios en muchos aspectos, desde el comportamiento individual hasta la estructura de unidades o la creación de otras nuevas.

    Un buen ejemplo de esto es la Policía Marítima, la cual ha participado en varias actividades de manera entusiasta, apoyando al proyecto en todo momento. De acuerdo con su responsable, el mero hecho de realizar actividades de formación visibles en el puerto de Yangon ha reducido considerablemente los delitos en la zona, incluyendo robos, contrabando, entre otros.