• 07 noviembre 2019

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Pilar Fernández

    "Ves con distinta perspectiva las cosas, cómo es la cooperación en terreno y esto suma, aprendes y amplías tu forma de ver"

    Fotografía de Pilar Fernández

    Pilar Fernández, coordinadora del proyecto ICRIME, nos cuenta cómo está siendo su experiencia como expatriada de la FIIAPP, su adaptación a El Salvador y su rutina diaria en el país.

    ¿Cuánto tiempo llevas en El Salvador? ¿Cómo ha sido tu adaptación al país? 

    Aterricé en San Salvador el 4 de junio, así que llevo algo más de cinco meses con la coordinación del proyecto ICRIME, financiado por la Unión Europea, la AECID y el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA). En el proyecto, gestionado por la FIIAPP, el principal objetivo es el refuerzo de las unidades de investigación, institutos forenses, redes y procedimientos de investigación criminal en el SICA.  

    En cuanto a la adaptación, no ha sido muy difícil ya que anteriormente había vivido algunas temporadas de 3-4 meses en San Salvador, desde el año 2013 al 2017.  Y en ese sentido, ya conocía la ciudad, cómo moverme en el país, a quien llamar para coger un taxi, dónde comprar, qué visitar… Además, siempre los amigos aquí, tanto salvadoreños como españoles, te vuelven a hacer “el plan de acogida” cariñosamente.  

    ¿Qué ha sido lo que más te ha costado y lo que menos? 

    Aunque he vivido en San Salvador en años anteriores, sigue siendo complicado el acostumbrarme a las grandes tormentas y los temblores, como aquí llaman a los terremotos, ya que no en vano estamos en el Valle de las Hamacas y tiembla continuamente. 

    Por otra parte, debido a temas de seguridad, resulta complicado andar, moverte a pie por la ciudad, sobre todo a partir de que oscurece. Esa libertad de movimiento, al no tenerla, pues cuesta acostumbrarse, ya que en Madrid caminaba bastante.  

    Lo que menos me ha costado han sido las cuestiones logísticas de encontrar apartamento en el que vivir para casi tres años y medio. Gracias a mi amiga Xiomara, antes de llegar a San Salvador, ya tenía fotografías de distintos apartamentos a elegir, porque se encargó de ir a visitarlos. En tres días, vi todos los apartamentos y tuve firmado el contrato de alquiler 

     ¿Alguna experiencia o anécdota que resaltar de tu llegada /adaptación al país?  

    Pues ciertamente la llegada a San Salvador fue algo accidentada, ya que salimos del aeropuerto de Madrid con tres horas de retraso. Esto fue debido a que reventó una rueda antes de entrar en la pista de rodaje. Así que regresamos al punto inicial en el aeropuerto, vinieron los bomberos y al final tuvimos que cambiar de avión. Pero funcionaron los sistemas de alarma de la aeronave…   

    Además, como es un vuelo vía Guatemala, cuando fuimos a aterrizar en el aeropuerto de La Aurora en Ciudad de Guatemala, nos comunicaron que teníamos que estar dando vueltas en el espacio aéreo hasta que una gran tormenta pasara…así que otros 40 minutos de retraso…En fin, un viaje de 24 horas.  

    ¿Así que ya habías vivido en El Salvador previamente? 

     , había tenido la experiencia de vivir en el ‘Pulgarcito de Centroamérica’. Estuve gestionando dos proyectos en temas de integración regional centroamericana y seguridad democrática con el SICA. Al estar la sede de la Secretaría General en San Salvador, me desplacé por temporadas a lo largo de cinco años.  

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?  

    Estamos trabajando en la sede de la Dirección de Seguridad Democrática (DSD) de la Secretaría General del SICA. Por tanto, el día a día en la oficina supone estar en contacto con el equipo de la DSD que lleva a cabo la coordinación general del proyecto. Además, al estar en el mismo edificio, facilita la comunicación y el trabajo con las personas que componen el Fondo España SICA, instrumento de la Cooperación Española que también implementa otros resultados del proyecto.   

    En este momento ya está totalmente conformado el equipo con dos especialistas principales, el jefe de proyecto, las tres personas locales de El Salvador y esta servidora como coordinadora del proyecto. Por tanto, las coordinaciones entre los equipos, con la Delegación de la Unión Europea en Centroamérica y con las instituciones beneficiarias, son vitales para el logro de los resultados del proyecto.   

    Después de la oficina, siempre queda un ratito para compartir con los amigos, asistir a algún acto en el Centro Cultural de España en El Salvador, hacer algo de deporte o descansar. Así que la rutina se parece un poquito a la que llevaba en España.   

    ¿Cómo es tu relación con el equipo FIIAPP en Madrid? ¿Y con tus compañeros en El Salvador? 

    La relación con el equipo FIIAPP en Madrid, con Esther Utrilla, Sonsoles de Toledo y Cristina de Matías, es cercana y diaria. De hecho, con Esther, debido a la diferencia de siete horas entre España y El Salvador, nos vamos dejando mensajes por whastapp para ponernos al día en un momento, además de los correos electrónicos. También agradezco mucho el apoyo de los compañeros del área de Estrategia y Comunicación, Iosu Iribarren y Laura Ruiz. Así como a Sara Ruiz de RR.HH.  

    Con respecto a mis compañeros en El Salvador, nos hemos ido integrado bastante bien, vamos poco a poco conociéndonos. Tanto Mariano Simancas, jefe de proyecto y Lola Moreno, experta principal y yo misma, somos nuevos en la FIIAPP, por lo que vamos aprendiendo conjuntamente en la aplicación de los procedimientos internos de la casa, o cómo ir afrontando la implementación del proyecto. Y desde luego, tengo una gran oportunidad de aprender sobre temas forenses y de investigación criminal con ellos, ya que tienen una vasta y gran experiencia. Así que contenta, ¡porque el enriquecimiento profesional está asegurado!  

     ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP? 

    La valoro positivamente. Es un desafío, un reto meditado. Tener que dejar tu país, tu ciudad, la familia, tus amigos, esa zona de confort, no es fácil. Pero supone una evolución en el desarrollo profesional y personal.  

    Vives fuera de España, y haces también una pequeña familia a casi 8.700 kilómetros de Madrid. Ves con distinta perspectiva las cosas que ocurren en nuestro país, las que ocurren en El Salvador y en la región centroamericana, cómo es la cooperación en terreno y esto suma, aprendes y amplías tu forma de ver.

  • 10 octubre 2019

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Ernesto Prieto

    "La FIIAPP es una Fundación muy reconocida y eso hace que uno tenga sentimiento de pertenencia con mucha facilidad"

    Ernesto Prieto en su oficina en Perú

    Ernesto Prieto, coordinador del proyecto de ‘Apoyo a las fuerzas de la ley de la Unión Europea en la lucha contra las drogas y el crimen organizado en Perú’, financiado por la Unión Europea y gestionado por la FIIAPP, nos cuenta cómo está siendo su adaptación al país y su rutina diaria en estos primeros meses de vida del proyecto.  

    ¿Cuánto tiempo llevas en Perú? ¿Cómo ha sido tu adaptación al país? 

     Llegué a Lima el 16 de mayo, así que todavía llevo poco más de 2 meses. La verdad es que no ha sido difícil porque ya comencé aquí como Joven Cooperante y ha sido un poco como volver a casa. Por otro lado, sí he visto muchos cambios desde la anterior vez que estuve, una ciudad más congestionada, con mucho tráfico y una gran cantidad de negocios, con mucho movimiento y más dinamismo. 

    ¿Qué ha sido lo que más te ha costado y lo que menos?  

     Lo que más me ha costado ha sido el clima, porque vine directamente de mi anterior destino, en República Dominicana y Cuba, y ha sido aterrizar en el invierno austral, siempre nublado y frío, pero con el tiempo uno se adapta a lo que sea. Lo que menos me ha costado ha sido estar de nuevo en un lugar familiar para mí, incluso encontrando amigos que dejé aquí años atrás, es bonito ese reencuentro con gente que hacía mucho que no veías. 

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España? Si no es así, ¿está siendo muy diferente a las anteriores?  

    Ya llevo bastante tiempo fuera de España, he trabajado en varios países, además al haber estado ya en Perú, no es algo tan diferente para mí. Quizá la mayor diferencia está en que en mi anterior trabajo en Perú estaba vinculado a un proyecto en el Valle del Colca, provincia de Arequipa, lugar de sierra, a mucha altitud, y ahora en Lima las cosas son muy diferentes, como la comida, el clima y los servicios a los que uno tiene acceso. 

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?  

     El trabajo no es muy diferente a una rutina española, o al menos eso creo, hace mucho que no trabajo allí. Pero al final es un trabajo de gestión que puede ser similar a otros que se puedan hacer en España. Lo que sí es cierto es que se comienza muy temprano para solventar los inconvenientes de las 7 horas de diferencia con España, procurando atender correos y llamadas para poder resolver cuestiones lo antes posible. Hay mucho contacto con los socios y muchas reuniones que ayudan a generar la confianza necesaria con los distintos actores, es un trabajo de mucha negociación, de entendimiento para ir logrando una consolidación de procesos. 

    ¿Cómo es tu relación con el equipo FIIAPP en Madrid? ¿Y con tus compañeros en Perú?  

     Desde el principio ha sido extraordinaria tanto con el equipo en Madrid como con los compañeros en Perú. Es gente muy profesional, que sabe muy bien lo que está haciendo, con mucha experiencia. Igualmente, los compañeros en Perú están muy preparados, saben lo que quieren del proyecto y tienen claro que la idea es crear unas estructuras institucionales más fuertes, así que es muy fácil trabajar así. 

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP? 

     Trabajar con FIIAPP sí es una novedad para mí. Al principio fue mucha adaptación a nuevos procedimientos, a formas de hacer las cosas, pero siempre ha habido un acompañamiento que me ha permitido una rápida integración. Por otro lado, siempre he tenido la oportunidad de estar vinculado a la cooperación gubernamental, desarrollando programas de fortalecimiento institucional que permitían implementar o elaborar diferentes políticas públicas, pero nunca había tenido la oportunidad de trabajar en un contexto europeo, pudiendo compartir el trabajo con funcionarios de diferentes nacionalidades y sectores, siendo muy enriquecedor profesional y personalmente, con un aprendizaje continuo. Eso sí es un gran valor para mí al trabajar como expatriado de la FIIAPP. Además, es una Fundación muy reconocida y eso hace que uno tenga un sentimiento de pertenencia con mucha facilidad. 

     

    ¿Alguna experiencia o anécdota que resaltar de tu llegada al país?  

    Bueno, lo comentaba al principio, llegar de un clima caribeño donde comenzaba el verano, con temperaturas muy elevadas, a aterrizar en un lugar con una nube permanente y frío, pues de repente, no tenía ropa adecuada para salir a la calle, así que imagina el frío hasta que rápidamente pude conseguir comprar algo de abrigo. 

  • 03 octubre 2019

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    “Para las administraciones tributarias sus efectivos son el principal valor con el que cuentan”

    Entrevistamos a Jesús Gascón, director general de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), en la LIII Asamblea del Comité Interamericano de Administraciones Tributarias en Cuba, acto apoyado por el Programa de intercambio de expertos Cuba-UE II, financiado por la UE y gestionado por la FIIAPP

    Imagen de Jesús Gascón en el transcurso de la entrevista

    ¿Qué importancia tiene para la administración española la Asamblea del Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT)?

    Básicamente, el objetivo es analizar todos los factores relacionados con los recursos humanos puesto que para las administraciones tributarias sus efectivos son el principal valor con el que cuentan. Muchas veces se habla de la importancia de la información para gestionar los sistemas tributarios pero nuestro personal es lo mejor que tenemos. Hay que cuidarlo, tenemos que ver cómo tramitar los mejores profesionales, conseguir que vengan adecuadamente y utilizar su trabajo y de otras organizaciones. En definitiva, que nos ayuden a movernos en un mundo cada vez más cambiante.

     

    ¿Cuál es la aportación que realiza la Agencia Estatal de Administración Tributaria de España en la Asamblea del CIAT?

    Nosotros tenemos amplia experiencia en participar en foros internacionales conocemos la experiencia europea, americana e intentamos aprender de los demás y también enseñar los pasos que estamos dando para conseguir una plantilla cada vez más profesional, con mejor formación y más adaptada a los retos de las administraciones tributarias y lo que hacemos es compartir nuestra experiencia con los demás.

     

    En plena Era de la tecnología, donde se sitúa prácticamente como lo único, llama la atención que la reflexión sea sobre el factor humano, ¿cómo juegan los dos pilares en el trabajo diario?

    La tecnología ayuda porque permite que determinados trabajadores conflictivos puedan hacer de una manera mucho más sencilla, pero también constituye un reto muy importante porque el personal se tiene que adaptar a los cambios tecnológicos puesto que, sino no conseguimos rentabilizar esos cambios. Por lo tanto, es crítico analizar conjuntamente los dos factores.

     

    ¿Qué importancia tiene la cooperación internacional en materia tributaria, fiscalidad, recaudación de impuestos, colaboración de los países…?

    Es decisiva en estos días porque el mundo cada vez es más abierto y global. Necesitamos coordinar nuestra normativa para evitar que se produzca la elusión fiscal, la fragmentación fiscal agresiva a nivel mundial, que haya paraísos fiscales. Y luego las administraciones tributarias tenemos que compartir información, intercambiarla porque las empresas, sobre todo las más grandes, operan a nivel global y para ellos no existe un país de referencia, sino que tienen que relacionarse con muchos de ellos. Entonces nos encontramos con que las empresas son globales pero los sistemas tributarios y las administraciones tributarias son locales o nacionales. La única manera de afrontar este problema es actuar de forma cada vez más coordinada e intercambiar esa información.

     

    Cuba y su organización tributaria con la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) está realizando un gran esfuerzo en el desarrollo de esta materia. Existe un programa de intercambio de expertos de la UE y Cuba donde España está participando de una forma activa. ¿Cuál es la valoración que realiza en este momento?

    Nosotros siempre hemos colaborado muy estrechamente con Cuba y también por supuesto en el ámbito tributario. Llevamos ahora varios años colaborando con la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) para ayudarles en este proceso de cambio que tenemos que afrontar todas las administraciones tributarias capacitando a nuestro personal, incorporando nuevas tecnologías, hemos estado ayudándoles en ámbitos no solo de recursos humanos sino también de cobranza, asistencia a los contribuyentes, en el reforzamiento jurídico o en las actuaciones y de hecho vamos a seguir colaborando en todas las líneas que se consideran prioritarias por la administración cubana para que consigan eso tan importante  como prestar cada vez un mejor servicio a los ciudadanos y también controlar la situación económica del sistema tributario.

     

    En ese sentido se habla siempre de la responsabilidad social, del impacto de los ciudadanos en las políticas fiscales. ¿Cuáles son los beneficios que los ciudadanos deben de tener en cuenta en su sistema tributario?

    Los sistemas tributarios tienen como principal objetivo proporcionar recursos a las administraciones públicas puesto que esos recursos son imprescindibles para prestar servicios a los ciudadanos, la educación, la sanidad, las infraestructuras depende en buena medida del pago de impuestos y lo que hay que hacer es ayudar al contribuyente que quiere cumplir con sus obligaciones fiscales y una forma de ayudarle no es solo prestando el servicio, sino también obligando a pagar a aquellos que intentan evitarlo.

     

    Hablábamos de la repercusión de los beneficios que obtiene el ciudadano de tener un sistema tributario de contribuir.

    El principal objetivo de los sistemas tributarios es proporcionar ingresos a las administraciones públicas para que puedan prestarse servicios a los ciudadanos como la sanidad, la educación , las infraestructuras y las administraciones tributarias lo que tienen que hacer es ayudar a los contribuyentes que quieren cumplir para que sea lo más fácil posible el cumplimiento de esa obligación y una forma indirecta de ayudarles es también obligando a aquellos que no quieren pagar los impuestos que deben a que lo tengan que hacer como consecuencia de las actuaciones de control de la administración tributaria todo en beneficio del conjunto de la ciudadanía mediante mejores servicios.

  • 05 septiembre 2019

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Araceli Vázquez

    "Los turcos son muy acogedores y cuando saben que soy española aún más"

    Araceli Vázquez y su equipo en Turquía

    Araceli Vázquez, coordinadora del proyecto Twinning ‘sobre métodos avanzados en laboratorios forenses’ en Turquía, nos cuenta cómo ha sido su adaptación a este país y cómo está siendo su experiencia tanto personal como profesional.  

    ¿Cuánto tiempo llevas en Turquía? ¿Cómo ha sido tu adaptación al país? 

     

    Llevo 3 meses, me incorporé justo al empezar la Semana Santa, ya que al ser un país musulmán para ellos no era época vacacional. Mi adaptación al país ha sido muy buena, aunque el principio es siempre “incómodo” porque hay que lidiar con muchos trámites y Turquía tiene una burocracia compleja. 

     

    ¿Qué ha sido lo que más te ha costado y lo que menos? 

     

    Me ha costado el primer mes y medio estar sin mis hijos, que esperamos a que acabaran el curso en España para incorporarse conmigo a esta aventura. El pequeño tiene 2 años y medio y la verdad es que me costó separarme de él. Ahora que ya estamos todos aquí, ¡prueba superada!. También cuesta un poco adaptarse a vivir con una barrera idiomática, no mucha gente habla inglés y a veces es complicado entenderse, pero con voluntad y ganas se va superando. 

     

    En cambio, me ha costado poco hacerme con el país, los turcos son muy acogedores y cuando saben que soy española aún más. Les encanta el fútbol y nuestros equipos los conocen mejor que yo. También el grupo de españoles que están aquí, el personal de la embajada y otros RTAs hacen que enseguida nos sintamos integrados. La comida turca es excelente, lo que me hace estar un poco alerta porque en el Twinning anterior el RTA se volvió con 12 kilos de más a su país.  

     

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España? Si no es así, ¿está siendo muy diferente a las anteriores? 

     

    Hace ya unos cuantos años estuve viviendo dos años en Los Ángeles, como estudiante postdoctoral en UCLA. Fue una etapa maravillosa y por esta razón tenía ganas de repetir la vida de expatriado. Son diferentes experiencias porque también se trata de dos momentos vitales muy distintos, en EEUU hacía vida de estudiante en cambio ahora tengo mucha más responsabilidad en el trabajo y también dos niños que hacen que no pueda bajar la guardia en ningún momento. 

     

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España? 

     

    En España trabajo de facultativa en el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. Mi trabajo consiste en estudiar las muestras recogidas por médicos forenses y policía en el laboratorio y elaborar un informe pericial con el resultado. Sin embargo, aquí sobre todo tengo que gestionar el proyecto, negociar el plan de estudios, contactar con los expertos y proporcionar apoyo en las formaciones que se llevan a cabo con expertos desplazados. Es una rutina completamente diferente pero igualmente interesante y enriquecedora.  

     

    Como en todos los trabajos hay días mejores que otros y a veces hay que lidiar con la frustración de que las cosas no salen como sería deseable, pero esto a su vez genera nuevos retos y lo hace también motivante 

     

    ¿Cómo es tu relación con el equipoFIIAPP en Madrid? ¿Y con tus compañeros en Turquía? 

     

    El equipo de FIIAPP en Madrid es mi salvavidas. Al no tener experiencia previa en este tipo de proyectos es fundamental contar con el apoyo de personas que conocen bien el funcionamiento de las distintas administraciones implicadas. Mi relación con la técnico del proyecto de FIIAPP es prácticamente diaria, continuamente nos enviamos mails, papeles y hablamos por teléfono. Es un trabajo en equipo, aunque sea en la distancia.  

     

    En Turquía tengo dos compañeras que me ayudan con las traducciones y la gestión. Además, el RTA contraparte y Project Leader son militares funcionarios de la administración turca y es un verdadero placer trabajar con ellos. Son muy disciplinados y trabajan con mucho empeño y ganas para que el proyecto sea un éxito. 

     

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriada de la FIIAPP? 

     

    Es una gran oportunidad poder participar en este proyecto. Tanto profesional como personalmente me está aportando mucho. Los laboratorios forenses tienen muchas ramas diferentes y el proyecto abarca muchos otros campos que se complementan entre sí, lo que lo hace muy interesante porque vienen expertos de todas las especialidades. Desde el punto de vista personal, es una experiencia muy enriquecedora como mujer, civil y culturalmente cristiana Era todo un reto venir a trabajar a una base militar turca. Sin embargo, no puedo más que estar agradecida por esta oportunidad que está siendo muy positiva. 

     

    ¿Alguna experiencia o anécdota que resaltar de tu adaptación al país? 

     

    Cuando llegué a Turquía a los pocos días empezó el Ramadán. En medio de una noche me desperté con un ruido escandaloso de alguien tocando el tambor por la calle con el ánimo claro de despertar a todo el vecindario. La noche siguiente, otra vez aquel escándalo en medio de la noche y pensé en llamar a la policía. Por la mañana lo comenté en el trabajo y me explicaron que es una tradición propia del Ramadán. Una persona se pasea con un tambor despertando a la gente para avisarla de que coma y beba antes de que se ponga el sol, que comienza de nuevo el ayuno. Menos mal que no llamé a la policía y pregunté antes. 

  • 16 agosto 2019

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    Expatriados FIIAPP: Severino Falcón

    “Las conversaciones con otros expertos y aprender el punto de vista del otro lado del Mediterráneo es una experiencia muy enriquecedora”

    Severino Falcón durante su intervención en el evento de lanzamiento del proyecto

    Severino Falcón, coordinador del proyecto de “Mejora del sistema tunecino de investigación e innovación” y consejero técnico del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades nos relata su experiencia los primeros meses en Túnez: su primera misión y la primera vez que reside en el extranjero.

    ¿Cuánto tiempo llevas en Túnez? 

    6 meses.

     

    ¿Cómo ha sido tu adaptación al país?

    Para responder a esta pregunta, he de decir que es mi primera misión. Así que, al principio, fui con tiento, pero a medida que pasaron los días la adaptación ha sido muy suave y cómoda. Un punto crítico fue tener un apartamento donde vivir. Una vez tienes el alojamiento, si estás a gusto en él, la adaptación es más rápida. En el caso de Túnez, también es de gran ayuda la pequeña comunidad española con la que se puede contar.

     

    ¿Qué ha sido lo que más te ha costado y lo que menos?

    Lo primero, la familia. Pero con las nuevas tecnologías y transporte, la lejanía se amortigua.

    Otro tema complicado es hablar el tunecino y … correr. Fuera de Túnez hay muchos sitios agradables para correr. Pero Túnez ciudad no es muy atractivo para correr. 

    Lo que menos, la gente de aquí. Son personas muy cercanas.

     

    ¿Es tu primera experiencia fuera de España? 

    Sí. Es mi primera experiencia. 

     

    ¿Cómo es tu trabajo y tu día a día? ¿Es muy diferente a la rutina que llevabas en España?

    Estamos en un proyecto con actividades definidas. Esto facilita saber las actividades a realizar. Para mí es nuevo y, en estos seis meses, mi día a día se ha centrado en ayudar a la puesta en marcha del proyecto y su funcionamiento. Para esto, la experiencia y consejos de Rafael, jefe de proyecto, y los de cada responsable, componente y experto que han participado, han sido muy importantes.

    Antes, estaba en el otro lado del proyecto, es decir, en las convocatorias y seguimientos de proyectos del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y en la Agencia Estatal de Investigación.

     

    ¿Cómo es tu relación con el equipo FIIAPP en Madrid? 

    Básicamente mi relación con la FIIAPP la realizo a través de Yessica, técnico que gestiona el proyecto, con quien hablo e intercambio correos a diario. Con ella trato sobre todo de la manera de encajar las actividades que se proponen para el proyecto dentro del marco del mismo. No es fácil, pues muy a menudo salen ideas que no son factibles de aplicar (como cambiar el sentido de una misión). Hace poco se ha incorporado Nancy y nos está ayudando con la logística de las misiones como los viajes de los expertos. En fin, la relación, al menos por mi parte, es muy buena… Ahora toca preguntar a Yessica y Nancy. 

     

    ¿Y con tus compañeros en Túnez?

    Los del equipo de trabajo, muy buenas. 

    Con mi homóloga hablo todos los días y la relación es cordial. Con la jefa de proyecto del Ministère de l’Enseignement Supérieur et de la Recherche Scientifique (MESRS)  también, aunque, a pesar de su cercanía, desde que la han nombrado directora general de investigación hay que organizar las reuniones con tiempo.

     

    ¿Cómo valoras tu experiencia de trabajar como expatriado de la FIIAPP?

    Con las respuestas anteriores solo tengo una valoración: muy positiva.

     

    ¿Alguna experiencia o anécdota que resaltar de tu adaptación al país?

    Cada semana o incluso cada día es diferente. Desde los momentos que estás más solo a aquellos en los que te falta tiempo para atender el trabajo y ofertas sociales.

    Por ahora, las conversaciones con otros expertos y aprender el punto de vista del otro lado del Mediterráneo es una experiencia muy enriquecedora.

     

     

     

     

     

  • 31 julio 2019

    |

    Posteado en : Entrevista

    |
    facebook twitter linkedin

    «La cooperación es construcción de diálogo»

    Francisco Sancho, coordinador de la AECID en Bolivia, nos habla del papel de la cooperación española en el país y del proyecto FIIAPP “Apoyo europeo a las fuerzas especiales de lucha contra la droga en Bolivia”

    Francisco Sancho, coordinador AECID en Bolivia

    ¿Qué papel desarrolla la cooperación española en Bolivia?

    La cooperación en general y, especialmente, en Bolivia, previamente a cualquier definición de trabajo es construcción de diálogo.

    Diálogo con las instituciones bolivianas, con el gobierno boliviano, tanto a nivel central como a nivel territorial, con los municipios y con las gobernaciones. También hay que tener un diálogo con la sociedad civil y, en función de este diálogo y de toda información que recibimos, hacer un análisis y encontrar cuáles son las acciones concretas y las líneas de trabajo que más complementarias para el gobierno de Bolivia y dónde nosotros nos vemos con ventajas comparativas

     

    ¿Cuáles son las prioridades de la cooperación española en Bolivia?

    Nuestras prioridades se han ido ajustando según como ha ido creciendo, según como va ampliándose el país, pero las podríamos establecer cuatro o cinco prioridades principales.

    Primero, la gobernabilidad. Para nosotros la gobernabilidad es el centro democrático de un país y sobre todo es la mejora de las capacidades de la administración y de la gestión del gobierno. Tanto en procesos de planificación, tal como hacemos con el Ministerio de Planificación boliviano. O también en los temas de igualdad de género tal como hacemos con el Ministerio de Justicia, a través del Viceministerio de Igualdad, prestando una atención muy especial al tema de violencia contra las mujeres.

    Por otro lado, también es importante el tema financiero, porque hay mucha infraestructura que requiere un trabajo muy intenso en temas de agua, saneamiento, etcétera.

    En tercer lugar, tenemos todo lo que sería cohesión social, salud y educación, pero con un énfasis, actualmente en el campo de la salud a pesar de que hemos trabajado, con anterioridad mucho en educación.

    Bolivia es un país de renta intermedia, estamos trabajando aún en atención primaria, pero nos hemos ido trasladando, cada vez más, a cubrir la necesidad, que tiene Bolivia, de formación de médicos especialistas para el segundo nivel de la atención médica. Y a tener, también, una atención en los hospitales de al menos cinco especialidades básicas para que los pacientes que son derivados desde el primer nivel de atención primaria puedan ser atendidos en el segundo nivel.

    Otro espacio muy importante, para nosotros, es el de patrimonio, cultura y desarrollo, pero siempre desde la visión del desarrollo y sobre todo de la mejora de las condiciones de vida. El objetivo es que la relación entre el patrimonio, su conservación y la memoria histórica del país, nos permita elaborar una estrategia, junto con el país, a nivel nacional y territorial, dirigida a fomentar el turismo y mejorar las condiciones y los ingresos económicos de sus ciudadanos en estas zonas.

    Y éstas serían, digamos, las cuatro áreas más importantes. Por otro lado, también realizamos mucho trabajo con las ONGs, siempre dentro de estos cuatro ejes, porque lo acordamos todo. Lo que queremos es concentrarnos en estos cuatro ámbitos y tanto las ONGs como nosotros, ir trabajando en esta línea y sumar esfuerzos, conjuntamente, con el país.

     

    ¿Y las prioridades de Bolivia, en lo relativo a la cooperación?

    Las de Bolivia son exactamente las mismas. Trabajamos con un análisis, con los documentos de planificación del país y en función de este diálogo que construimos a nivel social y a nivel institucional, lo que planteamos es una propuesta compartida en función de nuestras ventajas comparativas.

    A partir de estas ventajas, hemos establecido los cuatro ejes de trabajo, que mencionaba con anterioridad: gobernabilidad con una atención especial a la violencia de mujeres y la gestión de planificación. Salud, sobre todo en temas de especialización médica. En los temas relativos al agua y al saneamiento, en los que se han logrado muchos avances y donde el programa del fondo español de agua y saneamiento, junto con el gobierno de Bolivia, ha hecho un esfuerzo muy importante. Y, finalmente, en el área de patrimonio, cultura y desarrollo.

     

    ¿Qué importancia tiene la coordinación interinstitucional entre la AECID y la FIIAPP?

    Es esencial. Para lograr llevar a cabo, la cooperación, las relaciones interinstitucionales son imprescindibles. No se puede hacer ningún trabajo, especialmente en el tema de cooperación, si no hay una buena relación interinstitucional.

    El proyecto de “Apoyo europeo a las fuerzas especiales de lucha contra la droga en Bolivia” se financia, conjuntamente, entre la Unión Europea y España-AECID y ahora también contamos con presupuesto de la FIIAPP.

    Desde el primer momento, tanto en la elaboración de los primeros documentos de planificación como después ya en los siguientes pasos, ha habido una relación muy estrecha entre la AECID y la FIIAP. Nos han remitido, siempre, información periódica que llega a nuestras oficinas, y que siempre hemos agradecido a FIIAPP porque nos permite tener, claramente, un conocimiento del avance, así como detectar cuáles son las dificultades y hacer sugerencias, porque claro aquí, la responsabilidad final es de la FIIAPP, que es la implementadora.

    En este trabajo conjunto de relación interinstitucional, también hay que establecer y proponer sugerencias a los problemas que van saliendo, que son normales dentro de un proyecto. Yo creo que, esta relación interinstitucional, es muy importante.

     

    ¿Cómo ha sido el trabajo conjunto, entre ambas instituciones, para el desarrollo del proyecto de apoyo a la lucha contra las drogas y la trata de personas?

    La verdad es que como mencionaba, anteriormente, es un trabajo que se ha hecho conjunto desde el primer momento, desde la formulación. También hay que mencionar que aquí el trabajo de la delegación de la Unión Europea ha realizado un trabajo, muy bueno, de coordinación.

    Hemos trabajado en cada uno de los puntos prestando una especial atención al detalle. En todas las reuniones, que hemos tenido, hemos prestado atención específica, no solo a la evolución y al seguimiento, sino también al análisis del problema y, sobre todo, a la propuesta de sugerencias conjuntas, de una manera consensuada.

    Yo creo que esta es la palabra clave, encontrar una, un consenso en la dinámica de trabajo y sobre todo en la solución de los problemas.

     

    ¿Cuáles creen que son los principales logros obtenidos en el proyecto gracias a esta estrecha colaboración?

    El gran esfuerzo de este programa, que toca temas muy complejos, es realmente el tema de la lucha contra el narcotráfico y todos los delitos conexos.

    El panorama inicial era de muchas instituciones nacionales, cada una con sus competencias y con su propia ruta y había pocos encuentros. En esto se ha mejorado mucho. El programa de la FIIAPP, de la Unión Europea y nuestro ha sido la búsqueda de una coordinación y de un trabajo más conjunto entre las instituciones, que trabajan esta problemática, en el país. Yo creo que se han logrado, realmente, avances muy importantes.

    Otro logro que se puede destacar es la formación de recursos humanos. Esta formación es imprescindible, pero no solo porque se han hecho muchos cursos con especialistas que vienen de España y desde otros países, como Francia, a hacer esta formación sino porque se ha planteado una formación de formadores para que esta capacidad instalada pueda, sin la presencia, necesariamente, de apoyo externo, seguir produciéndose.

    Y, sobre todo, la necesidad, tal como hemos comentado muchas veces con la FIIAPP, de que esta formación se protocolice. Que la definición del puesto incorpore esa necesidad de formación porque, en muchos casos, garantiza un poco más la adecuación de la persona que la va a ocupar. Así, con los cambios institucionales y personales habituales en cualquier institución, se ofrecería a la persona que ocupe el puesto la posibilidad de formarse o, si ya ha recibido esa formación con anterioridad, que se tomase en cuenta.

    Y, por último, cuando hablamos de delitos conexos, especialmente para la cooperación española, el delito conexo que nosotros queremos abordar, con mayor insistencia, es el tráfico de personas. Especialmente, el tráfico de las mujeres relacionada, en muchos de los casos, con la explotación, casi de esclavitud, de sus servicios sexuales y también de muchos jóvenes.

    Esta línea nos parece muy importante y sensible porque tiene una incidencia muy grande en el país. En este sentido, la FIIAPP ha ido trabajando en la elaboración de una serie de documentos de planificación, a nivel territorial y a nivel clave de los departamentos. Es un trabajo que nosotros complementamos, con nuestro esfuerzo bilateral, junto con el Ministerio de Justicia boliviano y, evidentemente, con las ONGs.

    Todo es muy importante dentro del programa, pero para la cooperación española, esa línea de trabajo de los delitos conexos, en concreto del tráfico y trata de personas es el que nosotros hemos colaborado con mayor insistencia, dado que es una línea de trabajo que nosotros también tenemos en el país.

     

    ¿Destacaría otros ejemplos del trabajo conjunto entre la AECID y la FIIAPP?

    Las relaciones entre FIIAPP y la AECID son muy estrechas. Somos organizaciones hermanas, trabajamos conjuntamente y, evidentemente, lo hacemos en otros países.

    También se colabora en los programas regionales como EUROsociAL+ donde también hemos estado compartiendo experiencias para el tema de tráfico y trata.

    Aquí, el trabajo de FIIAPP y de la AECID es un trabajo permanente desde hace muchos años y en el que tenemos muchísimas conexiones y relaciones.